Fallece Luis Tavío, leyenda del Naútico subcampeón de la Copa de 1965

El histórico Náutico de principios de los años setenta forma durante una visita al Pineda con Moliné, Berto Cejas, Toñi Cejas, Ventura de la Rosa, Calero, Lolo Martos (de pie); Peri Quintero, Sánchez del Río, Tato Rodríguez, Paqui Sanz, Luis Tavío y Yusi Wehbe.

ACAN

Santa Cruz de Tenerife —

0

El ex jugador de la sección de baloncesto del Real Club Náutico de Tenerife Luis Tavío falleció este domingo, según informó la entidad en su perfil de redes sociales. Licenciado en Derecho por la Universidad de La Laguna y abogado de profesión, Tavío Peña fue uno de los jugadores decisivos en la eclosión del equipo chicharrero en el baloncesto de élite español en la segunda mitad de los años sesenta del siglo pasado.

De hecho, contribuyó con 18 puntos en el hito más importante conseguido nunca por un equipo canario de baloncesto, el subcampeonato de la Copa del Generalísimo (hoy Copa del Rey) el 2 de mayo de 1965 en el pabellón Otero Aenlle de Salamanca. El RC Náutico cayó ese día (107-82, 54-37 al descanso) ante el todopoderoso Real Madrid (con Lolo Sáinz, Carlos Sevillano o Moncho Monsalve, entre sus figuras). Tavío era titular seguro en aquel equipo, que completó su cinco de salida aquel domingo con Antonio Alfambra (4 puntos), Alejandro Plasencia (22), Pancho Monje (20) y Toñi Cejas (16).

Dirigido por Pepe Cabrera, otro mito del baloncesto insular, el Náutico acabaría por conseguir el ascenso a División de Honor en 1966, abriendo una historia de pequeñas hazañas en la máxima categoría que explican la generalización posterior de la práctica del baloncesto en las islas. Tres promociones por la permanencia, salvadas con éxito, en sus primeras tres temporadas en la actual Liga ACB acrecentaron la épica de un equipo que contaba por llenos sus partidos como local y consiguió dar el relevo —con Tavío y el mayor de los Cejas como líderes— a la generación de los nacidos en los años cincuenta, con Paqui Sanz y Peri Quintero a la cabeza.  

“Aquel Náutico [de los primeros sesenta] ya tenía cinco jugadas de ataque, no es que jugásemos a lo loco. Es cierto que algunos partidos salían al tun tun, sobre todo si le dabas el balón a Luis Tavío, aunque al final las metía”, recordaba en 2016 el propio Cejas —en una charla junto a los hermanos Jerónimo y Pancho Monje y José Luis El Chino Sánchez del Río recogida en el Anuario del RCNT— para ponderar la valía de su compañero.

Hermano de otro recordado integrante del Náutico (Ricardo) y tío de otra figura de segunda generación de la factoría de la avenida de Anaga (José María Pérez Tavío), Luis Tavío unió la bonhomía a su condición de gran jugador como miembro de la promoción del timplillo, en alusión al instrumento musical canario que viajaba entre el equipaje del equipo. “Lo llevó Luis Tavio. Cuando [José Tomás] Sansegundo [entrenador] me vio con el timple en la mano me tiró una bronca... Me tenía manía [risas]. Yo no sabía tocarlo, me lo habían pasado”, rememoraba Sánchez del Río en la citada entrevista.

Fue, asimismo, pionero en la introducción de la música rock en las Islas, como cofundador de uno de los primeros conjuntos canarios de rock and roll, Los Rocking Boys, en el que formó junto a Miguel López Croissier, Falo Temes, Argeo Vilar y Antonio Molano.

Etiquetas
Publicado el
13 de diciembre de 2020 - 18:01 h

Descubre nuestras apps

stats