El mercado inmobiliario apuesta por la vivienda vacacional en Lanzarote

El mercado inmobiliario apuesta por la vivienda vacacional.

Saúl García

Las Palmas de Gran Canaria —

Se vende pero no se alquila. Y lo que se vende, se compra para alquilar. No es un galimatías. Es la situación del mercado inmobiliario en la Isla, y principalmente en Arrecife. Apenas hay oferta de casas de alquiler y los pocos inmuebles que están en el mercado han subido mucho de precio. Los motivos son variados pero hay uno por encima de todos: la vivienda vacacional. Ante la situación de plena ocupación turística en la Isla la oferta se está orientando al mercado de alquiler vacacional: es más rentable y permite mantener el control sobre la vivienda.

El abuelo de Alfredo González tenía un edificio entero en el centro de Arrecife, con nueve viviendas, y cerrado a cal y canto. Ni se alquilaba ni se vendía. Hace un año y medio la familia decidió arreglarlo y sacar partido al inmueble. Alfredo era regatista, viajaba mucho y se alojaba en casas que se anunciaban en Internet, así que vio claro el negocio. No sólo puso en el mercado el que es probablemente el primer edificio de la capital dedicado por entero al alquiler vacacional, New Arrecife center, sino que además se asoció con la empresa Villas a la carta, que comercializa otras casas. Las cosas no les van nada mal. Tiene a dos personas trabajando en la limpieza, a una más que controla las reservas, y da trabajo a los que se dedican al mantenimiento. Tiene durante todo el ano una ocupación media del 85 por ciento. El perfil de sus clientes es el de parejas jóvenes, con vocación urbana, de Polonia o de Italia, que pasan entre cinco y siete noches, en función de los vuelos. Suelen alquilar coche y bicicletas, comen fuera o piden comida - “no tocan la cocina”, dice Alfredo- y demandan actividades culturales. “Salen muy contentos de quedarse en Arrecife”, asegura.

Los pisos de Alfredo están reconocidos como vivienda vacacional y él cree que se debería regular mejor porque hay gente que no declara los ingresos “y hace competencia desleal”. “Si se regula habrá más profesionalidad y daremos mejor imagen”. Destaca que “con las grandes cadenas hoteleras el dinero no se queda en Lanzarote, y esto es un fenómeno en aumento”.

Reconoce que hay una parte negativa para los residentes: que el alquiler está subiendo de precio porque muchos se están yendo al mercado vacacional, pero señala que el hecho de que el mercado de alquiler de larga temporada haya subido de precio, “no es sólo es por el emergente alquiler vacacional, sino por una mayor demanda de gente que viene a trabajar en pequeños comercios que se surten de nuestro perfil de turismo en muchos comercios de Arrecife y porque en la crisis se perdieron muchas viviendas por embargos bancarios, y esa es otra de las mayores demandas que hay, de gente que se quedó sin su casa”.

La parte negativa la ha sufrido Andrés. Él y su pareja tardaron seis meses en encontrar casa. “No había y lo que había no bajaba de 500 euros o estaba en muy malas condiciones, eran muy flojos o muy viejos, no merecían la pena”. Buscaba en el centro de Arrecife, donde ha vivido los últimos siete años. Entonces le fue mucho más fácil encontrar una casa. Ahora no hay. Estuvo buscando de marzo a septiembre y no había manera. Asegura que encontró un edifico entero en la Avenida que se estaba alquilando sólo para turistas y un ático nuevo en el centro “que el propietario nunca lo había alquilado por miedo a que se lo rompieran o a no cobrar y que al final lo iba a poner como alquiler vacacional”.

Sigue leyendo en este enlace.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats