La portada de mañana
Acceder
La tensión sobre Ucrania se desboca y alimenta una escalada militar
Cuando Hitler y Franco fracasaron en su intento de cazar al primer lehendakari
Opinión - 'La grandilocuencia en política', por Esther Palomera

Propuestas para una nueva política agraria más sostenible

Los partidos políticos que concurren a las Elecciones Europeas del próximo domingo coinciden en que es necesario llevar a cabo diversas reformas en el sector primario. Un reparto equitativo de las ayudas, un modelo más sostenible y que genere empleo y acuerdos que garanticen el acceso de los barcos canarios a los caladeros tradicionales son algunas de las propuestas que hacen en sus programas electorales.

Líneas generales sobre un REF que equipare a canarios con ‘europeos’

Agricultura y Ganadería

Desde el Partido Popular (PP) abogan por que la Unión Europea garantice en el tiempo la sostenibilidad del sector agrario de Canarias prestando especial atención a los principales cultivos de exportación como el tomate, las flores y plantas y plátanos "por su carácter estratégico". Consideran que las producciones agrícolas y ganaderas cumplen un papel fundamental para "la diversificación y competitividad de la economía canaria". Sus propuestas van encaminadas a reducir la dependencia del exterior y mejorar el autoabastecimiento. En su programa electoral aseguran que exigirán a la UE una menor financiación para los productos de importación, así como un plan de inversiones y modernización para reducir costes de producción.

Abogan por la reforma de los Programas de Opciones Específicas por la lejanía y la Insularidad (POSEI) que garantice una adecuada protección de las producciones locales y un equilibrio entre las mismas. A su vez, respaldan el mantenimiento de un trato específico para las Islas dentro de la nueva Política Agraria Común (PAC) en el periodo 2014- 2020, aunque son el único partido que no cree que necesite una revisión.

Por su parte, el PSOE está a favor del buen funcionamiento del sector platanero pero cree necesario compensar las ayudas a las que reciben la ganadería y el sector tomatero. Los socialistas ven fundamental que se haga una promoción específica, ya que consideran que Europa ha ido perdiendo el foco de los (POSEI) al hacerse más compleja y extensa.

En relación al POSEI, se muestran partidarios a que se adapte a la realidad y al futuro de los sectores primario e industrial eficazmente balanceado entre ambos de manera que cubra suficientemente sus demandas, y que sirva, definitivamente, como elemento de reducción del coste de la cesta de la compra de productos básicos para los ciudadanos.

Desde Coalición Canaria optan por una mayor protección de la agricultura de exportación de Canarias. Abogan por fomentar la agricultura y la ganadería destinada al autoabastecimiento local, "creando un sello de calidad identificativo de aquellos que contribuyan al mantenimiento del agro canario y, por consiguiente, del tradicional paisaje agrícola canario". Consideran que el sector agrario se ve limitado por los altos costes de producción y adversas condiciones de comercialización como "la fragmentación del mercado interior, la reducida dimensión física y económica de las explotaciones agrarias y la insuficiencia de las infraestructuras de transporte y comunicaciones".

En su programa electoral, los nacionalistas enumeran una serie de amenazas al sector, como la competencia por el territorio y por otros recursos naturales derivada del excesivo crecimiento del sector turístico, que produce un impacto negativo en el desarrollo del sector agrario.

Para CC la agricultura debe ser generador de empleo, en especial para los jóvenes, en las zonas rurales.

Ante futuras reformas de la PAC (Política Agraria Común), CC opta por adaptar las especificidades canarias como "flexibilizar" la aplicación en Canarias de las Directrices Comunitarias y permitir la participación de los productos agrarios, "a fin de paliar el déficit de accesibilidad, en la dotación presupuestaria adicional del FEDER (Fondo Europeo de Desarrollo Rural) para las regiones ultraperiféricas".

Por su parte IU, hace especial hincapié en la defensa de la soberanía alimentaria. La necesidad de una PAC más justa, más equilibrada y comprometida ambientalmente, que dé respuesta a los problemas del sector agrícola y ganadero europeo. En referencia a los problemas del sector, IU destaca "la escasa legitimidad de las ayudas, la volatilidad de los precios, el problema de la renta agraria, el déficit ganadero de proteínas o el desacople de las ayudas".

Muestran su rechazo del recorte del 15% en la PAC 2014-2020, y solicitan una nueva reforma agraria que "ponga la tierra, el agua y las semillas al servicio de las comunidades que vivan y trabajen en el medio rural". Para ello, consideran que la PAC debe incluir instrumentos de regulación de mercado que "pongan fin a la especulación alimentaria y la volatilidad de los precios".

Encontramos propuestas similares en el programa electoral de Equo, que aboga también por una PAC orientada "hacia un modelo agrícola sostenible, justo y social donde predominen iniciativas diversas que hagan frente al Cambio Global". Consideran que debe revisar su forma de distribución de ayudas para apoyar de manera decidida a las pequeñas explotaciones para suministro local e introduciendo criterios ambientales. Se muestran a favor de eliminar las subvenciones a la exportación.

Por su parte, Upyd propone cambios significativos en la reglamentación comunitaria para que se cumpla el objetivo de "garantizar una producción viable de alimentos de un modo sostenible y adoptando medidas para hacer frente al cambio climático". Abogan por una revisión intermedia de la PAC en 2017, con los ajustes necesarios para asegurar el abastecimiento.

Desde Podemos piden políticas orientadas al logro de la soberanía alimentaria, sustentabilidad agropecuaria, protección de la agro-biodiversidad y cooperativismo agrícola, "generando un banco público de terrenos agrícolas actualmente en desuso y de los procedentes de la expropiación de las grandes fincas que deberán pasar a gestión comunal".

Solicitan una reconversión de la PAC a través de un plan de choque que favorezca a las pequeñas explotaciones, ayude a los agricultores profesionales activos y elimine las subvenciones a la gran propiedad.

En VOX creen que la PAC debe ser gestionada de manera que se realice una distribución más equitativa de los pagos directos entre los Estados miembros de la UE, entre las regiones y los agricultores. Y que las ayudas de la UE a la renta de los agricultores apoyen "sólo a los agricultores activos".

El programa electoral del Partido X apenas lleva propuestas para el sector y se limita a apuntar que "cabe revisar los modelos de adjudicación de fondos".

Pesca

En el sector pesquero, el PP opta por que se inviertan en su totalidad de las ayudas contempladas en el Fondo Europeo de la Pesca (FEP), cuya financiación consideran prioritaria, incluso reforzada con el incremento de los fondos del POSEI en el sector.

Solicitan un seguimiento permanente de los acuerdos con terceros países, muy especialmente respecto a los Tratados de Pesca Marruecos –UE y Mauritania- UE.

Por su parte, CC aboga por la defensa de un tratamiento específico en la política pesquera comunitaria para asegurar el mantenimiento y la modernización del sector pesquero canario, así como, "la necesidad de concluir acuerdos que garanticen el acceso de los barcos canarios a los caladeros tradicionales". En particular, destacan que debe dar una solución urgente a la cuota canaria para la pesca de Atún rojo, "que debe pasar de las 50 toneladas actuales a por lo menos 500".

El programa electoral de IU se centra en la sostenibilidad ambiental, social y económica del sector. Consideran que la gestión pesquera debe concentrarse en proteger y promover la pesca artesanal y familiar asegurando empleo de calidad, rentas dignas y niveles adecuados de protección social. También hacen mención al papel de la mujer en el sector pesquero y acuícola e instan a "impulsar su protagonismo en la gestión y toma de decisiones".

Rechazan la pretensión de la CE de tratar de igual a la gran pesca industrial. Debe avanzarse en el proceso de regionalización de la gestión pesquera, adecuando el grado de regionalización a la distribución geográfica de los recursos a gestionar. En relación a las subvenciones, creen que deben mantenerse para aquellas actuaciones "que reduzcan el impacto ambiental de la actividad".

En cuando a los acuerdos con terceros países, IU considera que deben contemplar los objetivos descritos.

Algo similar propone Equo, un modelo pesquero sostenible y la optimización de los recursos desde una perspectiva socialmente justa. Consideran que el sistema agropecuario en la UE debe dirigirse con urgencia hacia un modelo sostenible "que acabe con la sobreexplotación de todos los caladeros"

Upyd apuesta por el desarrollo de los principios de la nueva Política Pesquera Común, "fomentando la recuperación de ecosistemas marinos y la gestión sostenible". Proponen nuevos criterios para el reparto de fondos europeos que fomenten la reconversión al sector de ocio turístico, cultivos marinos y transporte, potenciando, de esta manera, las prácticas selectivas y de bajo impacto y extendiendo el plan de acción estratégica marítima de la región atlántica al Mediterráneo y regiones ultraperiféricas.

Por su parte, Vox es mucho más escueto y se limita a apuntar que los esfuerzos deben concentrarse en trabajar junto a "nuestros socios de terceros países para combatir la pesca ilegal y reducir el exceso de capacidad".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats