La brecha de género en la creación de startups en Canarias, políticas de igualdad, madrinazgo y mentorización

El techo de cristal y la brecha de género son muy difíciles de superar para las mujeres emprendedoras

Por su relevancia para la brecha de género es una de las cuatro brechas que la Estrategia España Nación Emprendedora del Gobierno de España pretende salvar: “Impulsar el emprendimiento femenino significa avanzar en materia de género, pero también es la oportunidad de crear empresas que aprovechan las capacidades de todos. Un modelo empresarial que abrace la diversidad generará entornos más propicios a la innovación, se beneficiará de visiones complementarias y alternativas más coherentes con la realidad de nuestro entorno, incrementando su competitividad y proyectando mayores posibilidades de éxito. Todo ello redundará en el aumento de la productividad laboral y su contribución al crecimiento económico del país”.

“Asegurar que hombres y mujeres poseen Ios mismos derechos y pueden acceder a las mismas oportunidades -tanto en el ámbito público como en el privado- es una cuestión de principios”, destaca el documento de Estrategia España Nación Emprendedora. “Una presencia igualitaria en todos los ámbitos de la sociedad será un reflejo de la diversidad y de la distribución real del país; significará la incorporación equilibrada de diversas perspectivas, experiencias e intereses y el aprovechamiento de las capacidades de todos, asegurando un modelo de crecimiento inclusivo y sostenible -según Naciones Unidas, el desarrollo sostenibles no será posible sin igualdad de género”.

Al analizar la distribución por perfiles profesionales las tendencias observadas en España son similares a las del resto de los países: las brechas son más acusadas en profesiones STEAM, mientras que se van reduciendo en ventas y marketing. De hecho, al atender al porcentaje de profesionales del sector TIC a nivel europeo, en España las mujeres representan el 1% del total mientras que la media europea está en un 1,7%, según recoge uno de los indicadores del Índice de la Economía y la Sociedad Digitales 2020 (DESI).

La brecha de género A través del Global Entrepreneurship Monitor-el observatorio de emprendimiento a nivel mundial que estudia el comportamiento de la dinámica emprendedora en 50 países- se obtiene que solo seis países del mundo presentan tasas de emprendimiento similares entre hombres y mujeres (2019-2020). En el entorno europeo, España es el país mejor posicionado: encabeza la paridad por sexto año consecutivo, con 9 mujeres emprendedoras por cada 10 hombres; la media europea solo cuenta con 6 mujeres por cada 10 hombres emprendedores. 

El informe también determina que la creación de riqueza individual no es el único motor para las emprendedoras: las mujeres que inician un negocio aspiran a cambiar el mundo, frente a los hombres, cuya principal motivación es el lucro o el autoempleo.

Bajo la perspectiva del capital riesgo, las mujeres están infra representadas tanto en el lado de las fundadoras, como en el de las inversoras. All Raise es una organización americana que trabaja en reducirla brecha de género incentivando que mujeres inversoras participen en fondos de capital riesgo que inviertan en proyectos empresariales liderados por mujeres. Según recogen en su informe AlIl In Women in the VC Ecosystem en los últimos años se han realizado algunos progresos. 

Según datos de Pitchbook, la actividad de las startups fundadas por mujeres se ha cuadruplicado en diez años en el mundo y también se han multiplicado por cuatro las inversiones realizadas por mujeres entre 2010 y 2018. Además, las startups fundadas al menos por una mujer consiguen realizar un exit en menos tiempo (6,4 años frente a 74 años para el resto de las compañías), lo que sin duda resulta una métrica clave de su éxito. Además, según publicó South Summit en 2018, las startups lideradas por mujeres tienen menor índice de fracaso que los proyectos liderados por hombres, un 22% frente a un 51% respectivamente. 

Madrinazgo y mentorización para mujeres

A pesar del progreso y los logros conseguidos, aún queda mucho camino por recorrer para que la representación de la mujer sea paritaria en los puestos directivos y de responsabilidad de las empresas. Aunque según un estudio de McKinsey & Company en 2019 un 87% de las compañías están altamente comprometidas con la diversidad de género en sus equipos -lo que supone un aumento desde el 56% en 2012-, el número de mujeres en puestos directivos sigue siendo marcadamente inferior al de hombres: por cada 100 hombres que fueron promocionados a puestos de liderazgo, solo 72 mujeres lo lograron.

Para continuar revirtiendo esta tendencia es esencial que las mujeres jóvenes tengan referentes, que cuenten con apoyo en la construcción de confianza en sus capacidades, que generen conexiones que les ayuden a crear su red profesional, que tengan mentoras que hayan vivido las mismas situaciones a las que ellas comienzan a enfrentarse y que les orienten a la hora de detectar oportunidades y vías de desarrollo personal y profesional.

Para dirigir este esfuerzo, la Administración pública pondrá en marcha un programa que conecte mujeres lideres en los campos de la gran empresa, del emprendimiento y la innovación con jóvenes mujeres con alto potencial y capacidades que estén estudiando o empezando sus carreras profesionales en estos ámbitos. Este programa consistirá en actividades de madrinazgo y mentorización para que las mujeres con experiencia puedan inspirar y apoyar al talento femenino joven.

Para ello será esencial identificar mujeres referentes, darles visibilidad como modelos a seguir y generar espacios de conexión para que las profesionales de éxito puedan compartir conocimiento, experiencias y recomendaciones con otras mujeres y así superar las barreras sociales y culturales del entorno laboral y emprendedor. Además, las Administraciones publicas apoyarán y promoverán otros programas privados o publico-privados que desarrollen el liderazgo emprendedor femenino.

La Estrategia España Nación Emprendedora se propone fomentar la actividad de mujeres inversoras y el interés de las mujeres en la inversión, así como que un porcentaje mayor de mujeres funden o se sumen a grupos de inversión profesional. El Gobierno de España quiere proponer acciones de formación y servicios de asesoramiento y apoyo en el proceso de inversión. El objetivo será aportar diversificación al proceso de inversión en cuanto a perspectivas, aproximaciones e intereses para así complementar la aportación de valor a los proyectos invertidos.

El caso de Canarias

En Canarias, las iniciativas de mujeres emprendedoras de innovación siguen creciendo, y cuentan con el soporte de una red pública de apoyo a la innovación y al emprendimiento innovador. Los datos registrados por la Red de Centros de Innovación y Desarrollo Empresarial del Gobierno de Canarias destacan que el 25 por ciento de los casos de éxito asesorados en 2020 por la Red CIDE son proyectos liderados por mujeres.

El Gobierno de Canarias promueve la incorporación de la perspectiva de género de forma transversal en las iniciativas que desarrolla en el ámbito autonómico, e impulsa el talento femenino poniendo recursos, oportunidades y todos los medios al alcance para este fin, como son líneas de ayudas y subvenciones, con el asesoramiento y apoyo en materia de financiación, con el impulso de programas de visibilización y mediante estrategias de acceso al conocimiento para las nuevas emprendedoras.

Es necesario establecer políticas en Canarias para impulsar el crecimiento de las startups con liderazgo de mujeres. El estudio “El emprendimiento digital femenino en España situación y prospección”, editado por el Instituto de la Mujeres, se sugieren incentivos para la mujer en su emprendimiento digital mediante becas, formación, ventajas fiscales, programas de financiación específicos; los business angels se comprometan a financiar, al menos, un 30% de empresas creadas por mujeres.

El documento sugiere también crear programas específicos de formación de emprendimiento dirigidos a las mujeres; hacer más visible en los eventos, ferias y medios de comunicación a las empresas formadas por mujeres, llegando también al menos a un 30%; la creación o mejora de programas en las universidades para el emprendimiento femenino; la creación de más redes potentes de mujeres emprendedoras y apoyo a asociaciones de emprendimiento femenino.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats