El Cabildo imparte cursos de ‘Marinero Pescador’ y ‘Formación Básica en Seguridad’ para el sector pesquero

El consejero insular de Pesca (centro), se dirige a los participantes de uno de los cursos

El Cabildo de La Palma, a través de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca, en colaboración con la Viceconsejería de Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias, la Sociedad de Promoción y Desarrollo Económico de La Palma y las Cofradías de Pescadores de la Isla, organiza los cursos de ‘Marinero Pescador y Formación Básica en Seguridad’, señala en un comunicado.

Ambas acciones formativas –indispensables para quienes quieran dedicarse profesionalmente al sector pesquero- se están desarrollando desde el pasado día 6 y se prolongarán hasta el de 31 de julio. Las clases teóricas se están impartiendo en una sala anexa al Museo del Plátano de Tazacorte, mientras que las prácticas formativas se realizarán en aguas del Puerto de Tazacorte y en el Campo de Fuego de Barlovento.

El consejero insular de Pesca, José Basilio Pérez, explica que en la tarea pública de acercar la formación náutica profesional obligatoria a la Isla, el Cabildo ha organizado estos cursos, “que tienen como beneficiarios principales a los pescadores profesionales y pretenden garantizar el relevo generacional de los trabajadores del mar”.

A este respecto, Pérez incide en que esta formación organizada por la institución insular “aporta destacados beneficios a los pescadores profesionales” cuya actividad elogia el consejero, ya que “garantizan el suministro de pescado diario a nuestra alimentación, ejercen su actividad bajo una amplia y exigente regulación normativa, satisfacen los preceptivos impuestos y tasas y ofrecen empleo en el mar a personas desempleadas”.

El curso que otorga el título de Marinero Pescador se exige a todo el personal que ejerce funciones de tripulante subalterno para cualquier servicio en los buques dedicados a la pesca o auxiliar de acuicultura. Asimismo, faculta para manejar con fines comerciales embarcaciones de menos de 10 metros de eslora dedicadas a la pesca o auxiliar de acuicultura, que operen exclusivamente dentro de aguas interiores de puertos y tengan una potencia adecuada a la embarcación, y siempre que no transporten pasajeros.

Por otro lado, la acción denominada Certificado de Formación Básica en Seguridad se exige a todo el personal que ejerza funciones profesionales marítimas en los buques civiles, así como a aquellos a los que se les confían tareas de seguridad o de prevención de la contaminación relacionadas con las operaciones del buque. Cualquier persona interesada en dedicarse a una actividad económica a bordo de una embarcación (pesca, acuicultura, tripulante de buques de pasaje, buceo profesional, excursiones marítimas…) tiene que realizar obligatoriamente esta acción formativa, en la que se transmiten a los alumnos los conocimientos necesarios para saber actuar ante cualquier circunstancia de siniestro que ocurra en el mar, lucha contra incendios a bordo, supervivencia en el mar ante naufragio, primeros auxilios, prevención de riesgos laborales, etcétera.

José Basilio Pérez asegura que el Cabildo seguirá apostando por garantizar esta formación mínima imprescindible y adelanta que ya se está trabajando para ampliar la oferta formativa, incluyendo la organización del curso de Patrón Local de Pesca en la Isla.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats