La portada de mañana
Acceder
'Sánchez sentencia a Ábalos para marcar la diferencia con el PP y evitar el desgaste'
Teresa Ribera: “Confío en que no habrá más sorpresas con Doñana”
OPINIÓN | 'La zona gris', por Enric González

El suicidio como primera causa de muerte externa

0

El Instituto Nacional de Estadística publica el Informe de Defunciones según la Causa de Muerte con los datos definitivos del pasado año,2022. El suicidio es la primera causa de muerte externa, con 4.227 fallecimientos, un 5,6% más si lo comparamos con 2021.

El suicidio es mayor en hombres. De las 4.227 personas que se quitaron la vida, 3126 fueron varones. Aunque la cifra de mujeres es igual de preocupante, pues la cifra de mujeres fallecidas por esta causa asciende un 7,1% respecto a 2021.

Cuarto año consecutivo en el que los suicidios aumentan. 2022 fue el año en el que se alcanzó la cifra más alta de las que se tienen registros. “La conducta suicida constituye un grave problema de salud pública en España, es la principal causa de muerte externa. Además, en promedio, un suicidio individual afecta íntimamente al menos a otras seis personas, por lo que constituye un drama humano y social para las personas directamente afectadas y su entorno”, explica NelA. González Zapico, presidente de la Confederación Salud Mental España.

Si nos remitimos a los jóvenes, la situación empeora. Entre los 15 y los 19 años han fallecido por suicidio 75 personas, un 41% más que en 2021. Así los datos, la primera causa de muerte absoluta(sea natural o externa) en jóvenes menores de 30 años es el suicidio.

Pero, ¿qué está pasando? Es difícil saberlo. Detrás de cada suicidio hay múltiples factores de riesgo y cada caso es diferente. España se resintió en los últimos años debido a la pandemia del COVID-19 y el confinamiento. Las restricciones al contacto social afectan considerablemente a la salud mental de las personas. El aislamiento social, consecuente paradoja del mundo “hiperconectado” en el que vivimos es otro factor de riesgo. La soledad mata. Lo he dicho ya anteriormente y lo quiero seguir diciendo.

El catedrático emérito de Psicología Clínica en la Universidad del País Vasco, Enrique Echeburúa, en una entrevista recogida por El País, es rotundo: “Quien se suicida quiere dejar de sufrir, no dejar de vivir”. Aliviar el sufrimiento de sus ciudadanos debería de ser prioridad de nuestra clase política, de nuestras instituciones. Recordemos, dada la situación, que todavía no hay un Plan Nacional de Prevención contra el Suicidio. Mónica García, ministra de Sanidad, adelanta su intención de aprobar un Pacto de Estado por la Salud Mental.

Espero, esperamos, que no se quede en palabras sino en acciones. Desestigmatizar la salud mental. Acudir a un profesional. Pedir ayuda. 024, número disponible las 24 horas del día, los 7 días de la semana y todos los días del año. Un año nuevo, 2024, lleno de salud, física y mental, para todos, para todas. Eso pido.

Etiquetas
stats