Más de 5.000 páginas de antiguas publicaciones palmeras han sido digitalizadas por la Universidad de La Laguna

Portada de El Zurriago del 24 marzo de 1898.

Más de 5.000 páginas de antiguas publicaciones palmeras han sido digitalizadas por la Universidad de La Laguna (ULL) en virtud del convenio firmado con el Cabildo de La Palma a finales de 2020, indica la ULL en una nota de prensa. Esta acción, añade, acometida por el Servicio de Biblioteca del centro académico, da acceso público a los contenidos e imágenes de los documentos, a la vez que preserva de nuevas manipulaciones a los originales. 

En concreto, detalla, los rotativos digitalizados son todos del inicio del siglo XX o finales del XIX, y llama la atención la gran profusión de cabeceras en esos momentos: Tazacorte (1911), La Juventud (1904), Anales de la Sociedad Económica de Amigos del País de Santa Cruz de La Palma (Santa Cruz de La Palma, 1903), La Defensa (Santa Cruz de La Palma, 1899), Diario de Avisos (Santa Cruz de La Palma, 1890), El Eco (Santa Cruz de La Palma, 1884), El Fiscal (Santa Cruz de La Palma, 1900), Germinal (Santa Cruz de La Palma, 1904), La Justicia: Periódico independiente defensor de los intereses públicos (Santa Cruz de La Palma, 1898), El País (Santa Cruz de la Palma, 1896), El Pueblo (Santa Cruz de La Palma, 1910) y El Zurriago (Santa Cruz de La Palma, 1898). 

En este trabajo la Biblioteca de la Universidad de La Laguna, señala, se ha encontrado muchos documentos de gran interés. “Entre ellos destaca por su extrema rareza el ejemplar de La Juventud (1904)”, subraya, “una casi desconocida publicación que parece no haberse conservado en ninguna hemeroteca o archivo, salvo quizá en la del ilustre erudito, filólogo y añorado profesor de esta universidad, Juan Régulo”. El investigador palmero, apunta, la consideraba por su "contenido y el aspecto" una publicación no autorizada, de carácter satírico, que habría circulado desde el 16 de marzo de 1903 hasta el 21 de mayo de 1904. La Juventud se publicaba en la imprenta “Búscala", presuntamente cuatro veces al mes, en Santa Cruz de La Palma. 

“Difícil de encontrar”, agrega, “es también el primer periódico que se imprimió en Tazacorte, cuando este municipio formaba aún parte de Los Llanos de Aridane. Dirigido por Francisco Brito Lorenzo, el periódico Tazacorte se editó entre 1910 y 1913. Al igual que el anterior, este título se encuentra en la hemeroteca universitaria gracias a la donación de la asociación Alumni ULL". 

Nueve títulos históricos más, señala, se encuentran ya disponibles en la citada Biblioteca digital, y alguno de ellos presenta alguna de las colecciones más completas que se conocen de la publicación. Un ejemplo es El Zurriago (1898), con sus diecisiete ejemplares”. Este semanario “de intereses generales, satírico y literario”, anunciaba en enero de 1899 “su agonía, antes de cumplir el año”, publicando en portada: ‘Por atender a sus quehaceres se ha dado de baja por este número el director de este periódico’. 

La importancia de ser el primero

Como El Zurriago, añade, “muchos de los títulos seleccionados para su difusión en internet incluyen el primer número editado, aquel en el que las publicaciones suelen definir sus objetivos, lo que da mayor interés a la colección. Es el caso también de El Eco (14-07-1884), La Defensa (20-09-1899), El Fiscal (15-01-1900), Germinal (11-02-1904) y El Pueblo (23-07-1910)”. 

La relación con “una ideología o con determinado personaje político puede quedar también explícita desde la cabecera. Este es el caso de El Eco: Periódico político liberal o de Germinal: Órgano del Partido Republicano, aunque a menudo los periódicos diluían su vinculación política real calificándose como hace el periódico conservador La Defensa: Periódico político y de intereses materiales o El Fiscal: Periódico político independiente y de intereses generales”. 

Al igual que los rotativos de “las islas mayores y con un entorno similar en muchos aspectos, la mayoría de las cabeceras palmeras de estos años tenían una vida corta, con dificultad mantenían la frecuencia anunciada, generalmente semanal, y solo alcanzaban las cuatro páginas en casos extraordinarios. También eran frecuentes los errores en la datación y numeración de los ejemplares. Esta circunstancia se suma a la limitada difusión pública de las colecciones existentes en bibliotecas y archivos de Canarias, dificultando el trabajo de los investigadores para determinar la verdadera duración y alcance de las cabeceras, explica el personal del Servicio de Biblioteca”. 

Entre los más de “cinco millares de páginas se encuentra, con 520 páginas de 131 ejemplares, El País: Periódico político y de intereses generales, dirigido por José Tabares Sosa en Santa Cruz de La Palma. Le siguen en número creciente Germinal (716 págs.) y La Defensa (1.344 págs.), hasta llegar a las 1.782 páginas digitalizadas del Diario de Avisos de La Palma. Son más de 800 números del decano de la prensa en Canarias, que se fundó en 1890 y es la cabecera más antigua que sigue en activo”. 

Entre las publicaciones “reproducidas se ha incluido por su interés un ejemplar de los Anales de la Sociedad Económica de Amigos del País de Santa Cruz de La Palma, publicado en 1907 y firmado por el secretario de la entidad Pedro J. de las Casas Pestana”. 

La prensa histórica requiere “unas medidas de conservación especiales que obligan a restringir su manipulación. Así, todos los ejemplares digitalizados están ya retirados del uso público para su preservación, y se pueden consultar en Prensa Canaria Digitalizada. Solo están limitadas a la Universidad de La Laguna las publicaciones posteriores a 1939 y las que no han pasado a dominio público”.       

Etiquetas

Descubre nuestras apps