Agua para La Palma solicita la obligación de cierres hidráulicos en galerías privadas

El presidente y la portavoz de la asociación Agua para La Palma, Pedro Monzón y Mónica Riverol, han presentado 19 alegaciones al Plan Hidrológico Insular para solventar principalmente los problemas de aprovechamiento y pérdidas de este recurso. EFE / Luis G Morera

Efe

0

La asociación Agua para La Palma ha presentado 19 alegaciones al Plan Hidrológico Insular para solventar principalmente los problemas de aprovechamiento y pérdidas de este recurso, entre los que destacan la necesidad de “obligar a las galerías privadas la creación de cierres hidráulicos o tranques”.

Desde esta asociación aseguran que La Palma cuenta con “cuatro veces más agua de la que consume”, aunque advierten de los elevados niveles de pérdidas tanto en las galerías y embalses como en los canales que transportan el agua a lo largo de la isla.

La portavoz de Agua para La Palma, Mónica Riverol, ha expresado que el Plan Hidrológico Insular contempla la instalación de una desaladora en el municipio de Fuencaliente, ante la que discrepan frontalmente ya que consideran que “hay soluciones económica y medioambientalmente más sostenibles a partir del agua subterránea de la isla”.

Según Riverol, “la ley no ampara el mal uso, o el abuso del agua” por lo que han reiterado que los propietarios de las galerías deben de realizar cierres hidráulicos para evitar pérdidas innecesarias de agua y fomentar la acumulación de este recurso en el acuífero subterráneo.

La portavoz ha explicado que desde la Asociación han solicitado un informe para conocer si la administración puede obligar a la implantación de tranques en las galerías ya que según defienden “la ley exige que se cuide el recurso, porque es vital y es escaso, y es lo que no se hace”.

Este informe apunta a varios artículos de la Ley 12/1990 de Aguas de Canarias, en los que se establece “el deber de no desperdiciar las aguas ni deteriorar su calidad” y “no ampara el abuso del derecho en su utilización ni el mal uso de las mismas, cualquiera que sea el título que se alegue”.

El presidente de la Asociación, Pedro Monzón, ha solicitado “que no se apruebe el Plan Hidrológico Insular y se redacte de nuevo” ya que en caso contrario “tendremos que dar parte a donde proceda”.

Monzón ha afirmado que “es tiempo de afrontar problemas concretos que conocemos con soluciones técnicas sostenibles” y ha defendido que la situación actual de escasez de agua “es el resultado de jugar con fuego, una historia de mala gestión en la que son responsables todos los que han gobernado, ya sea en el Cabildo o en el Consejo Insular de Aguas”.

El presidente de Agua para La Palma ha cuestionado si la situación actual de La Palma se debe únicamente a condiciones climatológicas, y ha preguntado si “las pérdidas de agua del principal embalse de la isla, la Laguna de Barlovento o del canal LP-1 entre Barlovento y Fuencaliente, son también culpa del cambio climático”.

Desde esta asociación aseguran que “hay un interés tácito y cada vez menos disimulado para que el agua en La Palma se mantenga cara”, y han afirmado que para ello “se tira el agua donde nadie la ve, y se está perdiendo cada vez más agua por nuestras galerías y canales que están conduciendo la isla a esta crisis hídrica”.

La asociación Agua para La Palma ha advertido que “se aproxima un verano en el que previsiblemente se van a imponer restricciones con el agua”, y ha recordado que ya el Ayuntamiento de Barlovento ha anunciado que revisará las ordenanzas de precios de este suministro básico, “una tendencia que podrían continuar otros consistorios”.

Etiquetas
stats