Medio Ambiente actualiza el censo de las grajas después de una década del último recuento

Ejemplares de grajas en un arbusto.

La Consejería de Medio Ambiente del Cabildo de La Palma actualizará el censo de la población de la chova piquirroja o graja (Pyrrhocorax pyrrhocorax). Para realizar este censo, que se actualizará una década después del anterior trabajo de esta naturaleza que se realizó en la Isla también encargado por la Corporación Insular, ha contratado a la Asociación Grupo Tagonius, se informa en nota de prensa.

La consejera de Medio Ambiente, María Rodríguez, ha destacado la importancia de este trabajo sobre un ave que es todo un icono de la isla de La Palma y que permitirá no solo conocerla en más profundidad, sino también contribuir a su conservación.

Y es que el proyecto, además de la realización de un censo exhaustivo en toda la isla para conocer el tamaño de la población de esta especie emblemática, incluye también la evaluación de la tendencia poblacional comparándola con los resultados de censos previos. Asimismo, se obtendrán datos sobre la distribución de los dormideros comunes de la graja.

La detección de los problemas de conservación que pesan sobre la especie en la actualidad y proponer medidas de manejo, obteniendo además datos básicos sobre su ecología, son otros frentes del trabajo que se ejecutará próximamente. El programa incluye, por último, la detección de individuos marcados previamente para conocer sus movimientos y supervivencia a largo plazo.

El último censo de la población de la chova piquirroja fue realizado por el mismo equipo de investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid que va a participar en esta campaña, en un proyecto financiado por el Cabildo de La Palma y que arrojó una población estimada de 2.500 ejemplares.

Esta especie, cuya presencia en Canarias está restringida a La Palma, está ampliamente distribuida en la Isla, siendo fácilmente detectable en una gran variedad de ambientes, tanto forestales como el pinar, así como en zonas bajas cubiertas por formaciones de matorrales y arbustos. Sin embargo, no es frecuenta observarla en zonas de bosque cerrado como el de la laurisilva.

Etiquetas
Publicado el
29 de octubre de 2020 - 16:55 h

Descubre nuestras apps

stats