La portada de mañana
Acceder
Almeida adjudicó un contrato a la empresa donde trabaja el hermano de su concejal
Cuatro editoriales cobran 170 millones en cuatro años a las universidades por publicar
OPINIÓN | 'El buen demonizador', por Antón Losada

El ‘timo del asfalto’ llega al Valle de Aridane y un afectado presenta la primera denuncia

Imagen de archivo de una carretera con asfalto en mal estado.

La Palma Ahora

Los Llanos de Aridane —

0

Un vecino residente en el Valle de Aridane presentó la semana pasada una denuncia ante la Guardia Civil por el denominado ‘timo del asfalto’, según han confirmado a este periódico fuentes del Instituto Armado.

Esta banda se encuentra establecida en la Isla desde hace unas dos semanas y según explica la Guardia Civil en su página web se trata de “un timo de extorsión y amenazas, cometidas por grupo de personas, consistente en ofrecerse a empresas, o particulares, para asfaltar algún tramo de entrada a fincas o naves, etc. Posteriormente, realizan el trabajo; en el caso de asfaltado con poca calidad y densidad del material y exigen el pago de unas cantidades superiores al precio normal por dicho trabajo. En el caso de no querer pagar la suma exigida amenazan gravemente a las víctimas, llegando hasta la extorsión”.

El afectado detalla que “en nuestro caso, hace dos semanas apareció el cabecilla de dicha banda, un hombre de mediana edad y nacionalidad irlandesa, vestido con ropa de trabajo (chaleco reflectante, pantalón de trabajo, botas), ofreciéndonos la oportunidad de asfaltar nuestra pista privada a un buen precio, dado que están realizando un trabajo en otro lugar (nunca te dicen dónde) y les queda un remanente de asfalto que tienen que deshacerse en caso de no usarlo en la supuesta obra que están realizando”. “Nosotros accedimos y una semana más tarde aparecieron con coches de alquiler (un coche para el comercial y cabecilla de la banda y una furgoneta en la cual traían la maquinaria, incluido una miniapisonadora)”, añade. “Después de realizar el trabajo y llegado el momento de medir los metros (dado que el pago se basará en el número de metros cuadrados que hayan asfaltado), las mediciones se hacen en base a lo que el cabecilla mide con su propio metro. Y con inmediatez exige el pago. Dichas mediciones están muy por encima de los metros reales de la obra. En nuestro caso se nos exigió el pago por 180 metros cuadrados, cuando en realidad se asfaltó poco más de 130”, afirma.

“Tanto nosotros como otros vecinos, hemos pagado la suma que se nos ha solicitado (la cual ha podido triplicar o incluso cuadruplicar la cantidad que a priori te da como precio orientativo); en nuestro caso pasó de un precio sobre los 1.000 euros a unos 3.500 euros. Todo ello mediante trucos y engaños, además de una rapidez a la hora de comunicar que no da tiempo a pensar en lo que está sucediendo y por ende descubrir el timo”, señala.

“También en nuestro caso hemos podido comprobar que la calidad del asfalto es muy baja, además de que el grosor de la pista no alcanza los dos centímetros, por lo que tenemos serias dudas de que la integridad del camino aguante más de unas semanas o meses sin comenzar a desintegrarse”, se lamenta.

“Hasta el momento ya han sido confirmados una decena de trabajos en el Valle de Aridane y sus intenciones es proseguir en la comarca este de la isla a partir de la próxima semana”, advierte el afectado.

Estas personas operan en distintos puntos y cambian de residencia cuando se descubre el timo.

Etiquetas
stats