La Delegación del Gobierno en Canarias refuerza la seguridad en las calles del sur de Gran Canaria

Imagen de la Policía Nacional pidiendo la documentación a un joven marroquí en Canarias

El delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, ha anunciado este martes que se reforzará la seguridad en las calles del sur de Gran Canaria después de una reunión con la alcaldesa de Mogán. De este modo, 40 efectivos de la Policía Nacional comenzarán a vigilar las zonas próximas a los complejos hoteleros en los que se alojan personas migrantes ante las reivindicaciones de los vecinos de la zona. Este equipo colaborará con la Policía Local y la Guardia Civil. Otra de las razones que han motivado esta decisión es la difusión en redes sociales y también en medios locales y nacionales de un vídeo en el que se observa a tres jóvenes protagonizando una pelea en un parking. A pesar de ello, Pestana ha reconocido que esa percepción de inseguridad ciudadana "no se corresponde con los datos". "Como hay un foco importante sobre ellos, creo que también tenemos que responder a las reivindicaciones de la ciudadanía", apuntó el delegado.

Anselmo Pestana ha destacado que el flujo migratorio que está experimentando el Archipiélago estas semanas es menor a la que vivió en 2020. Además, confía en que el número de personas que residen hasta el momento en los complejos turísticos del sur de la Isla serán pronto derivados a los campamentos que el Ministerio de Migraciones está instalando en distintos puntos de Canarias. Esta semana han comenzado los traslados al centro de emergencia levantado en el regimiento Canarias 50, en Las Palmas de Gran Canaria. Además, otro de los recursos que ya está en funcionamiento es el CEIP León, ubicado también en la capital.

El delegado del Gobierno también ha señalado que la apertura de fronteras con países como Marruecos o Mauritania favorecerá y agilizará las deportaciones de quienes no cumplan con un perfil de vulnerabilidad.

Este martes también ha tenido lugar una junta local de seguridad en San Bartolomé de Tirajana a la que han asistido el delegado del Gobierno, la alcadesa, Conchi Narváez; el concejal de Seguridad, Samuel Henríquez, el Jefe Superior de Policía de Canarias, Rafael Martínez López, el comisario de la Policía Nacional de San Bartolomé de Tirajana, Eduardo Manuel Caudet, y el comisario de la Policía Local de San Bartolomé de Tirajana, Isidro Armas.

El motivo de este junta de seguridad ha sido abordar y aportar las medidas necesarias ante los últimos altercados vividos en el municipio que han provocado inseguridad entre la ciudadanía.

Al respecto, la alcaldesa ha reclamado una mayor coordinación entre las administraciones y que se proceda con la expulsión preferente de aquellas personas que habiendo llegado de forma irregular y estando de acogida alteren el orden público amparándose en el artículo 234 de la Ley de Extranjería.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats