El líder del sector crítico de Vox encabezará en Canarias un nuevo partido político nacional

El licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Barcelona Carmelo González

El que fuera líder del sector crítico de Vox, Carmelo González, será la cabeza visible en Canarias de España Suma, un nuevo proyecto político conformado por miembros escindidos de Vox que se alejaron de la formación de Santiago Abascal por su “deriva antidemocrática”.

Vox, un partido marginal en Canarias que intenta aprovechar la resonancia de la crisis migratoria para crecer

Vox, un partido marginal en Canarias que intenta aprovechar la resonancia de la crisis migratoria para crecer

Según fuentes de la dirección, la presentación oficial de España Suma llegará después del verano. Se describen como una agrupación “liberal, fundamentalmente democrática y transparente” que espera “romper el molde y no hacer sentir vergüenza ajena de sus políticos a los españoles”.

España Suma es el nombre que registró el ex concejal por Vox de Sanlúcar de Barrameda Martínez Ayala, quien en medio de un debate entre Ciudadanos y PP sobre si debían patentar la marca para fusionarse en varias comunidades, como hicieron en Navarra con Navarra Suma, se adelantó y robó el título.

Este nuevo partido también contará con representantes de España Habla, la asociación cívica derivada de Vox Habla que intentó “democratizar” desde dentro la formación de extrema derecha. Al frente de esa corriente se encontraba Carmelo González, médico canario que intentó quitarle la presidencia a Abascal presentándose como candidato alternativo en las últimas primarias celebradas el pasado mes de marzo de 2020.

Sin embargo, su candidatura fue excluida por no reunir el número mínimo de avales, aunque se desconoce cuántos había logrado. Poco después, González denunció irregularidades en el proceso. “¿Por qué, entonces, tanta manipulación? ¿Por qué tanto desprecio a unos afiliados que aman Vox y a España casi tanto como tú?”, escribió en su carta de despedida hace algo más de medio año.

González es uno más de los cientos de militantes de Vox que se han marchado del partido por la “falta de democracia interna” y la continua toma de decisiones arbitrarias desde la cúpula de Madrid. Vox ha pasado de abrir procesos electorales en cerca de 40 de las 52 circunscripciones (50 provincias y dos ciudades autónomas) hace seis años, a hacerlo solo en 19 en 2020. Y no porque Abascal haya decidido cortar lazos con estos comicios, sino porque solo se pueden celebrar en las regiones que cuenten con un mínimo de 500 afiliados, una realidad que se ha ido diluyendo con el paso de los años. 

"Allá donde no os ha gustado el resultado de las urnas, habéis reemplazado el voto por gestoras a vuestro gusto. Eso ha sucedido en la gran mayoría de España. (…) Presidente [Abascal], con tu conocimiento o sin él, has construido uno de los monstruos más abominables de la libertad: una dictadura intramuros, una apariencia de democracia y libertad que, en realidad, es el tan patrio palo y tente tieso. Y eso ni es Vox ni creo que seas tú", escribió González.

España Suma aterriza en el ya tensionado tablero político español. Fuentes internas aseguran que han tocado la puerta de miembros díscolos y descontentos del PP y Ciudadanos para engordar sus filas. Y admiten que el proceso se ha acelerado en los últimos meses tras la hecatombe de Cs en Murcia. “Nos gustaría volver a tener una opción de lo que fue Vox en su momento”, concluyen. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats