Vox se fragmenta: exdirigentes de la formación crean sus propios partidos ante la "deriva autoritaria" de Abascal

Carmen Gomis (en el centro), presidenta de TúPatria, junto a Ortega Smith y otros antiguos compañeros de Vox

A Vox le crece la competencia. En los últimos meses el partido de extrema derecha que preside Santiago Abascal ha visto el nacimiento de varios proyectos políticos nuevos impulsados por antiguos compañeros de militancia que pretenden hacerse con parte de su electorado. Aprovechan el descontento interno que, aseguran, aumenta cada vez más en la formación, tercera fuerza parlamentaria a día de hoy. Los promotores de estos nuevos proyectos coinciden en acusar a Vox de "falta de democracia interna" y a su cúpula directiva de "autoritarismo", un tic que han visto acentuado durante la celebración de las recientes elecciones primarias para elegir a las comités provinciales.

Muchos de estos procesos acabaron con la presentación de multitud de recursos y quejas de los candidatos no oficialistas. Algunos de esos aspirantes terminaron dándose de baja de Vox y ahora han decidido emprender su propia aventura política.

TúPatria, la apuesta "liberal en lo económico y conservadora en lo social"

El pasado 27 de julio hacía su presentación en sociedad en un hotel madrileño TúPatria, liderado por la exdirigente de Vox Alicante Carmen Gomis, quien definió el nuevo proyecto como un partido "liberal en lo económico y conservador en lo social". "Somos derecha moderada, nada que ver con el extremismo de Vox", afirmaba.

En su página Web informan de su ideario , que en muchas cosas coincide con el de Vox, como en "la derogación de la Ley de Memoria Histórica", o "la ilegalización de todos los movimientos que pretendan la independencia de una parte de su territorio, incluyendo especialmente a los partidos políticos que los defiendan".

Además, proponen "una reforma constitucional, con el procedimiento que esta prevé, que permita suprimir el fracasado estado autonómico en su actual concepción y, como paso previo, la devolución al Gobierno de la Nación de las competencias en Sanidad, Educación, Justicia y Seguridad, potenciando el Senado como autentica cámara de representación territorial".

En lo económico, defienden el libre mercado "con absoluto respeto y defensa de la propiedad privada", pero impulsando "el bienestar general con políticas sociales, culturales y espirituales que lo fortalezca y lo haga sostenible en el tiempo". TúPatria promete "potenciar y defender la tradición histórica judeo-cristiana desde una posición aconfesional". Y, como Vox, se muestran firmes partidarios de la "familia tradicional, compuesta por la madre, el padre y los hijos como forma natural y núcleo básico y fundamental de nuestro modelo de sociedad", rechazando el aborto con la excepción de que pueda ser un riesgo para la vida de la madre.

"Defenderemos la vida humana desde su comienzo en la concepción hasta su muerte natural", explican, además de anunciar "una profunda revisión de la Ley de Violencia de Género en la que se extienda la protección a los menores, ancianos y cónyuges varones ante posibles ilícitos violentos cometidos en el ámbito familiar y/o doméstico".

No obstante, la formación que preside Gomis hace hincapié en que su funcionamiento interno no tiene nada que ver con el de Vox, ya que ellos no vetarán nunca a ningún medio de comunicación. El partido de Abascal incluso tiene una lista negra con nombres de periodistas a los que niega la entrada en su sede o en los actos públicos que promueve. "Defenderemos el derecho a la libertad de expresión de las comunicaciones y a opinar libremente desde el respeto a España y a sus instituciones", afirman, mientras que por otro lado advierten de que "despolitizarán las cadenas de televisión y radio públicas poniendo en los puestos de dirección a técnicos cualificados" y "suprimirán las subvenciones y publicidad institucional en medios de comunicación privados".

Desde su lanzamiento TúPatria ha ido ganado afiliación y hasta han conseguido tener un concejal sin haberse presentado aún a ningunas elecciones. Se trata del edil de la localidad madrileña de Valdemoro Fernando José Martínez Albor, quien concurrió a las municipales como número dos de la lista de Vox. La semana pasada, la destitución de un antiguo compañero de partido, Antonio Corrales, propició que corriera la lista y ocupara su lugar Martínez, quien se ha integrado en el grupo de no adscritos.

Gomis no oculta que está encantada de tener el primer cargo público defendiendo las siglas de su partido. Cara al futuro, según adelantan a elDiario.es, TúPatria tiene decidido presentarse a las inminentes elecciones catalanas, al menos en algunas de las provincias donde creen tener posibilidades de arañar más votos, como Tarragona. La candidatura la encabezará el coordinador provincial, Jordi Ferré.

España Suma, la escisión de Vox en Andalucía que ha robado la marca al PP

Poco después, a finales de septiembre, un grupo de excargos y afiliados de la formación de extrema derecha de Andalucía tomó la decisión de fundar otro nuevo partido, España Suma, proyecto que se materializó el pasado 19 de noviembre cuando lo inscribieron en el Ministerio del Interior. Estos exdirigentes de Vox andaluces aprovecharon que el secretario general del PP, Teodoro García Egea, había solicitado su registro únicamente como marca, con idea de formar coaliciones electorales con Ciudadanos u otros partidos en toda España. Cuajó en Navarra, pero ahora el PP no se ha mostrado interesado en materializar este proyecto en Catalunya.

Según adelantó el Diario.es Andalucía, el nacimiento de la nueva formación, de vocación nacional, es fruto de las tensiones internas que Vox y está formado un "90% de personas" procedentes de esa formación. Sus dirigentes lo definen como un proyecto "transversal". Su presidente, el guardia civil retirado José Manuel Martínez Ayala, alega que huyen de "las etiquetas de siempre" porque creen "que son mentiras". Asegura que en su formación tienen cabida "todo tipo de ideologías, siempre que sean personas honradas".

España Suma, según sus promotores, ya cuentan en estas pocas semanas con cerca de medio millar de militantes, entre ellos -relata Ayala-, "gente procedente incluso de Izquierda Unida". La medida estrella que plantean es ofrecer listas abiertas para la elección de cargos de representación institucional.

Martínez Ayala también ha explicado que la decisión de crear España Suma "se tomó en una cafetería en una charla entre amigos". En aquella reunión, según pudo saber elDiario.es Andalucía, se encontraba el juez Francisco Serrano, exparlamentario y portavoz de Vox en el Parlamento de Andalucía. Serrano, que está siendo investigado por un presunto fraude a Hacienda de 2,5 millones de euros, se encuentra en el germen del partido, pero no participará del mismo hasta que sus problemas judiciales se resuelvan.

España Suma, que tiene su sede muy cerca del Paseo de la Castellana de Madrid, tiene en su hoja de ruta definir su estructura completamente en los dos próximos meses. "Ahora soy presidente por las circunstancias, pero no seré yo el que gestione el partido", aseguró Ayala. El dirigente de España Suma aclara que la presidencia y los vicepresidentes (cuatro) se conocerán a finales de enero, fecha para la que está previsto que se hayan anunciado todas las estructuras territoriales. La nueva formación está trabajando para cerrar incorporaciones "muy conocidas" por la sociedad. "Si dentro de ocho años este partido ya no sirve para nada, se disolverá, porque los que estamos aquí no necesitamos vivir de la política, lo que pretendemos es cambiar las cosas", avisa su presidente.

Valores, una formación que nace en Murcia de la mano del expresidente del Foro de la Familia

El último proyecto que ha aparecido en la arena política se llama Valores y está impulsado por Alfonso Galdón, expresidente del Foro de la Familia de Murcia, quien el pasado mes de septiembre se presentó a las primarias para presidir Vox en la Región y terminó dando un portazo a la formación de extrema derecha a la que acusó de "falta de democracia interna".

Su candidatura impugnó el pasado 19 de septiembre ante el Comité Electoral de Vox la del oficialista Jose Ángel Antelo por considerar que el proceso electoral estuvo "viciado desde el principio, con múltiples irregularidades". Vox desestimó su recurso, lo que desembocó en la baja como afiliado tanto de Galdón como de todos los miembros de su equipo, que entonces adelantaron sus intenciones de impulsar un "nuevo proyecto político".

Pese a sus discrepancias por motivos internos con Vox, el nuevo presidente de Valores comparte con la formación de Santiago Abascal muchos de sus principios ideológicos. De hecho, el propio Galdón se define en su cuenta de Twitter como "defensor de la Vida", proclama su "no al aborto ni a la eutanasia" -"las políticas familiares son nulas y la cultura de la muerte se abre paso", denuncia. También se declara "católico".

El pasado 11 de diciembre Valores quedó registrado en el Ministerio del Interior con el objetivo "de contribuir a la construcción de una sociedad basada en los valores que son cimientos y pilares de nuestra civilización", y con una "inequívoca vocación de servicio a una sociedad que se autodisuelve y que camina sin rumbo cierto", según explica Galdón a elDiario.es. Aunque sus promotores han centralizado su trabajo en Murcia, Valores se ha registrado como un partido "de ámbito nacional".

Como defensor del modelo "tradicional de familia", el partido también se muestra contrario al matrimonio homosexual. No obstante, el presidente de Valores asegura que de Vox les diferencian "muchas cosas, entre ellas, las formas y la democracia interna". "Somos un partido muy joven, con la ilusión de un niño que va a poder jugar en primera división". También coincide con Vox en criticar al Gobierno de Sánchez e Iglesias: "Asistimos a la imposición ideológica de un Gobierno que está más preocupado en sacar adelante sus proyectos personales que en la unidad de España", dice.

Sobre el espacio político que ocupará su formación, Galdón aseguró a este medio en octubre -cuando se dio de baja de Vox- que la extrema derecha se dividirá en dos: "Una más moderada, en la que nos encontramos nosotros, y los militaristas". En la misma línea, el expresidente del Foro de la Familia aseguró que su discurso se diferenciará muy poco de otras agrupaciones conservadoras: "Nuestro ideario es un centro derecha que cree en la propiedad privada, en la sanidad y la enseñanza pública".

En Valores se han integrado algunas caras conocidas que provienen de Vox y de Avanza, el partido ultraconservador que impulsó hace algo más de dos años el expresidente del Foro Español de la Familia y exsecretario de Estado con José María Aznar, Benigno Blanco, pese a que él no se ha integrado en el nuevo partido.

Además, según adelanta Galdón, "también hay miembros de la sociedad civil, así como una importante representación del sector latino que conviven con nosotros en España desde hace más de 20 años y que ya es hora de darles voz y visibilidad". A su juicio, estos inmigrantes deben participar en la vida política: "Sus hijos han nacido aquí, compartimos una misma cultura y creencias". "Ya está bien de que dejen de ser una cuota para los partidos de cara a la confección de listas, que es lo que han estado haciendo todos hasta hoy", señala.

El dirigente afirma que se suman al nuevo proyecto "un número importante de cargos que jamás han estado en ningún partido político y que representan a ese gran sector abstencionista que han estado huérfanos, hasta hoy, de partidos políticos a los que depositar su confianza".

Etiquetas
Publicado el
29 de diciembre de 2020 - 22:17 h

Descubre nuestras apps

stats