Sensi Gourmet, una experiencia sensorial llevada a la cocina de tu casa

Caja de envío de Sensi Gourmet

Gran Canaria y Lanzarote están ahora mismo en esa temida fase 3 en la que los interiores de los locales están cerrados durante al menos 14 días, con las terrazas y la comida a domicilio como únicas vías de oxígeno de un sector ya de por sí bastante tocado tiempo atrás. Y hoy vengo a hablarles de una propuesta que se puede catalogar como única en la isla de Gran Canaria, que sinceramente me ha dejado sorprendido y diría que hasta emocionado por el arrojo, valentía y ejecución final de la misma, cuyo resultado gastronómico es de notable alto y la experiencia que uno tiene en su casa yo la denominaría de “matrícula de honor”. Su nombre es ya de por sí toda una declaración de intenciones, Sensi Gourmet.

La primera de las sorpresas que me llegó de Sensi fue la manera de conocernos. Contactó de manera privada por Instagram su responsable de redes sociales, Diana, quien amablemente me ofreció una degustación de sus productos sin ningún fin comercial ni publicitario. No querían que publicara nada al respecto ni que subiera fotos de ningún tipo, simplemente querían que probara su propuesta y que internamente les diera mis sensaciones, ya que según me confesó, llevaban poco más de un mes con este proyecto de cocina para llevar y querían tener mi opinión al respecto. Ante eso, por supuesto que accedí no sin antes recalcarle que no habría ningún compromiso alguno, que por mi parte encantado de poder probar su propuesta y agradecido por su deferencia hacia mí para ello, pero que mi línea de trabajo seguiría siendo exactamente la misma, si me gusta se los diría y si no, también, pero todo de puertas adentro. Y así llegó el día de la degustación, un jueves noche concretamente, el fin de semana víspera de la entrada en Gran Canaria a la fase 3 que vivimos hoy.

La primera de las sorpresas la recibí al abrir la puerta y encontrarme con Paolo, uno de los cocineros/propietarios de Sensi. Nos conocíamos de redes sociales ya que antes de la pandemia estuvo haciendo unas cenas clandestinas que estaban siendo muy comentadas por amantes de la gastronomía gracias a la alta calidad de su propuesta. La segunda de las sorpresas ya la han visto ustedes en forma de fotos, cada uno de los platos viene en su caja personalizada, por lo que para un menú degustación de 5 platos para dos personas, el volumen del embalaje era bastante grande. El tercer imput de buenas señales me lo llevé con la apertura de cada una de las cajas, con los platos preelaborados con una gran calidad y un envasado al vacío impecable, todos ellos acompañados con una carta personalizada del plato en sí y las instrucciones para darle el último toque en casa. Porque esa es la gran sorpresa de Sensi Gourmet, invita y exige del comensal la complicidad para terminar en tu cocina lo que ellos han empezado en la suya, por lo que aquí no se trata de pedir, abrir y comer, se trata de ir un paso más allá y poder sentir en casa la sensación de terminar unos platos que de otra manera llevaría horas y quizás hasta sería imposible preparar.

Y ahora vamos a la valoración de los platos, tal y como haría en un restaurante: impecable la focaccia de pulpo estofado, coronada por una burrata artesanal que se elabora en el sureste grancanario por Quesería Mansueto, donde se nota la mano italiana de los cocineros a la hora de elaborarla (yo la compraría sola para comérmela directamente entera sin nada que la acompañara) y sorprende los matices dulces y picantes a la vez del pulpo.

Dos pases marinos, uno a base de cebiche de lubina con leche de tigre de maracuyá, canchas peruanas, camarones y aguacates, que tras montar y después saborear su exquisito resultado deja en el comensal la feliz sensación de “haber podido terminar bien” un cebiche en casa. Continuando por un salmón macerado en ginebra y frutos rojos con nata agria, galletas de lima y pico tropical con salsa ponzu. Este plato, sabroso y divertido, tenía el pequeño hándicap del corte del salmón, quizás demasiado grueso a la hora de degustarlo, pero son pequeños matices que no empañan el delicioso resultado final del mismo.

El plato cárnico consistía en una carrillera de ternera sobre puré de papas y una especie de mole mexicano con toques de cacao. Este es el plato que más trabajo exige al comensal ya que para regenerarlo bien hay que darle un toque de baño maría durante 15 minutos a la hora de ablandar y regenerar el punto de cocción de la carrillera, sin cocinarla más ni secarla en exceso. El puré de papas, cremoso y untuoso sirve de base perfecta a un plato que resulta enriquecedor y diferente gracias a su salsa, que le otorga matices únicos al trabajo final.

Tras este despliegue en casa no pude más que ponerme en contacto directo con ellos. Les dije que si bien acepté, agradecido y gustoso, la invitación en su momento, ni por asomo me podía imaginar el resultado final. Sin palabras y no les miento, hasta emocionado interiormente por comprobar como en momentos tan duros como estos, aún hay gente que saca lo mejor de sí mismo y crea su propio camino con decisión, firmeza, creatividad y valentía. Las 6 manos que trabajan el proyecto son los chefs y propietarios Polo D’Orazio y Darío Patacchiola, apoyados por su creative manager y responsable de redes sociales, Dania Vega. Qué importante es realizar una buena gestión de las redes sociales, pero por poner también un punto en el que tienen que trabajar e invertir es en el desarrollo más profesional de su comunicación online, no puede ser que se base principalmente en Instagram (@sensigourmet), una propuesta como esta necesita “hablar” más idiomas virtuales como es el de Twitter, Facebook, Web y App. Este es el gran hándicap ahora mismo de la hostelería en las Islas Canarias, no terminan en su gran mayoría por dar el paso al siglo XXI en el aspecto de la comunicación online, que va mucho más allá de la foto en Instagram. Les dejo su menú, que me pasaron días después de la prueba ya que aún estaban dándole los últimos retoques.

Al habla telefónicamente con Paolo, chef y propietario, nos contaba su historia: “El proyecto Sensi nace en la azotea de mi casa donde en su momento antes de esta pandemia organizamos entre un amigo y yo esas “cenas clandestinas” donde los comensales no conocían la dirección del encuentro y las personas con que compartirían mesa. Era curioso observar como al principio de la noche el ambiente era titubeante, pero al final de la misma esa mesa única había ejercido de hilo conductor y comunicador entre la gente que terminaba la velada hablando y riendo todos juntos. De ahí nació el nombre Sensi, estimular los sentidos.” Paolo continuaba explicando como se ha adaptado tras la pandemia: “Mi socio y yo hemos nacido en Roma, cada uno por su parte ha sido profesional de los fogones en países por todo el mundo y el destino nos llevó a que nos conociéramos en Gran Canaria. Juntos empezó la aventura de Sensi en esa azotea de La Isleta donde los comensales miraban al mar, pero hemos querido ir un paso más allá y especializarnos en el segmento de cocina a domicilio, bien yendo nosotros a cocinar a casa del cliente, cosa ahora muy complicada por los momentos COVID19 que se están viviendo en todo el mundo, o bien elaborando un estilo de comida para llevar completamente diferente a lo que vemos en las propuestas de la restauración tradicional. Por ello hemos invertido en la compra de un obrador profesional, en el sector solemos llamarlas ghost kitchen, donde en un entorno completamente seguro, profesional y con todas las medidas de seguridad, elaboramos nuestra carta, muy flexible y cambiante mensualmente ya que trabajamos el producto local y la temporalidad como base de la misma, pero dándole después nuestra visión de la cocina, viajera y canalla, muy internacional. A su vez, también estamos asesorando, elaborando y trabajando de la mano con algunos restaurantes de la ciudad a la hora de ayudarles a crear las cartas y también producirles algunas recetas personalizadas en forma de quinta gama, así ellos lo único que tienen que hacer es regenerarla en su pase final hacia el cliente.”

Mucha suerte a Sensi Gourmet, seguiré indagando en su carta para probar más platos y seguir divirtiéndome en casa con los trabajos finales de los mismos. Ojalá les sirva este artículo y su propuesta a muchos restauradores de las Islas que no se atreven a dar el último paso necesario para llevar su propuesta de comida a domicilio. A día de hoy no se trata sólo de comer en casa, el comensal está dispuesto a ir un poquito más allá, pero al otro lado se necesita de profesionales capaces de saberlo leer y poderlo ejecutar, les animo a ello.

Si les apetece, pueden seguirnos en Facebook, Twitter e Instagram bajo los nicks de @porfogones y @alahoradecomer.

Etiquetas
Publicado el
19 de enero de 2021 - 14:09 h

Descubre nuestras apps

stats