Amenazan con un martillo y un rastrillo de hierro a unos guardias civiles en Mogán

Un agente de la Guardia Civil.

Efe

0

La Guardia Civil ha detenido en los últimos días en el municipio grancanario de Mogán a dos personas que amenazaron con un martillo y un rastrillo de hierro a unos agentes que les conminaban a regresar a sus casas tras sorprenderlos en la calle sin justificación alguna.

El instituto armado ha informado este domingo en un comunicado de que los dos detenidos, este lunes, han sido identificados como A.P.G., de 41 años, y K.W.A., de 31 años, y se les acusa de supuestos delitos de resistencia y desobediencia grave y de atentado a agente de la autoridad.

Junto a ellos, ha sido denunciada administrativamente una tercera persona por incumplir las limitaciones que establece el vigente estado de alarma.

Según el relato policial, los hechos ocurrieron a las 18.30 horas de este lunes en la calle Las Burrillas de la localidad de Mogán, cuando la Guardia Civil observó a un grupo de cuatro personas en la vía pública hablando entre ellos.

Con el objetivo de hacer cumplir las medidas establecidas para la gestión de esta crisis sanitaria, los agentes se interesaron por el motivo de la estancia de estas personas en la vía pública, procediendo con ello a identificar a tres de ellas, al comprobar que su permanencia injustificada en la calle constituía una infracción administrativa a la Ley de Seguridad Ciudadana.

Además, los agentes verificaron que una cuarta persona se desplazaba con un ciclomotor a realizar una actividad permitida por el estado de alarma.

Al ser identificado, A.P.G reaccionó de una forma violenta hacia los agentes y se dirigió a su domicilio, situado a escasos metros del lugar, para refugiarse en él, haciendo caso omiso a las indicaciones realizadas por los guardias civiles.

Tras apoderarse de un martillo, A.P.G. comenzó a proferir amenazas de muerte a los agentes haciendo el ademán de golpearles.

Para evitar que su amigo fuera detenido, K.W.A se interpuso entre él y los agentes con un rastrillo de hierro con el que trató de intimidar y hacer alejar a los guardias civiles.

Finalmente, K.W.A. huyó corriendo del lugar mientras su amigo era detenido por un delito de desobediencia grave y atentado a los agentes de la autoridad, agrega la nota.

Dos horas después, la Guardia Civil detuvo a K.W.A., que se había presentado voluntariamente en las dependencias de Puerto Rico en relación con este incidente.

Una tercera persona del grupo también fue identificada y denunciada administrativamente por vulnerar la Ley Orgánica sobre Protección de la Seguridad Ciudadana, por lo que será sancionada.

Los dos detenidos fueron puestos a disposición del juzgado de guardia de San Bartolomé de Tirajana.

Etiquetas
Publicado el
19 de abril de 2020 - 12:21 h

Descubre nuestras apps

stats