Canarias, la comunidad en la que menos crecen las hospitalizaciones por COVID-19

Presión hospitalaria por COVID en la última semana en Canarias (círculos naranjas)

Desde que comenzó el año, Canarias ha registrado menos de 200 contagios diarios únicamente cuatro veces. Esta tercera ola de la pandemia, palpable en el Archipiélago desde comienzos de la Navidad, ha provocado que la curva de contagios se dispare, sobre todo, en Gran Canaria y en Lanzarote. Sin embargo, los datos de presión hospitalaria de las Islas se mantienen estables tanto en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) como en el resto de plantas.

Tanto es así que se sitúa como la comunidad autónoma en la que menos crecen los ingresos hospitalarios, con un 2,01% (del 15 al 22 de enero). En este sentido, la región más afectada es Melilla, con un 186.67% de ingresos. Sin embargo, en este caso, también es importante atender a otras características, como su demografía, por lo que, en el momento en el que hay un par de casos más, su tendencia en las gráficas se dispara, como se observa en la siguiente tabla, en la que se ve de manera más clara el número de ingresos y su aumento.

En el aumento de presión hospitalaria le sigue Castilla y León (74.87%), Galicia (64.56%), La Rioja (62.89%), Andalucía (59.98%) y Murcia (58.86%).

En cuanto a la situación hospitalaria en Canarias, la tendencia ascendente comenzó el pasado diciembre, mes en el que se sobrepasaron las 300 hospitalizaciones diarias, cifra que no ha bajado hasta el momento. Sin embargo y a pesar de haber subido tímidamente, esa tendencia se ha mantenido estable durante los últimos días pese al aumento de contagios. La presión en UCI, por su parte, también ha notado un ligero ascenso en el mes de enero.

En la siguiente gráfica se advierte la evolución ascendente de la pandemia en el Archipiélago desde diciembre, alcanzando máximas bastante similares a las de la primera ola.

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha notificado este lunes, 25 de enero, 250 nuevos contagios de coronavirus, hasta un acumulado de 33.750 casos desde el inicio de la pandemia. Además, este lunes han fallecido en las islas siete personas por COVID-19, lo que eleva el total a 450 decesos.

De los 8.418 registrados este lunes, 64 se encuentran en UCI (cuatro más que este domingo), 330 en planta (13 más que un día antes) y 8.024 en aislamiento domiciliario.

El grueso de los contagios diarios los copa Gran Canaria, con 140, y Lanzarote, 78 nuevos casos este lunes.

Alarmante ascenso en Lanzarote

El Hospital Dr. José Molina Orosa de Lanzarote figura entre los tres hospitales con más ingresos por COVID-19 y lo cierto es que ha registrado un alarmante ascenso desde comienzos de año, un reflejo de la situación epidemiológica de la isla, en nivel de alerta 4 desde el pasado sábado. En el centro hay casi 50 pacientes con COVID-19, 106 que no tienen la enfermedad y 134 camas libres. Lanzarote ha notificado una presión hospitalaria en esta tercera ola no vista durante toda la pandemia.

El 7 de enero el número de ingresados por coronavirus era de tres y, actualmente, se encuentra en 48, batiendo un récord sin precedentes si se tiene en cuenta que el mayor dato de ingresados hasta ahora era de 21, registrado el 28 de marzo de 2020.

La presión en UCI también ha incrementado notablemente desde comienzos de mes, superando también la cifra máxima de marzo con 13 ingresados el 23 y 24 de enero.

Tenerife mejora sus datos

Por su parte, la provincia de Santa Cruz de Tenerife, que incluye a las islas de La Palma, La Gomera, El Hierro y Tenerife, es la que mejor datos registra en toda España dentro de esta tercera ola de la pandemia. No solo se ha frenado la transmisión del virus, sino que el avance de la pandemia retrocede, haciendo que sea la única provincia que no se halla en nivel de riesgo extremo, si atendemos el semáforo de indicadores aprobado por el Ministerio de Sanidad.

Estos buenos datos también se reflejan en la presión de los complejos hospitalarios, sobre todo, de la isla de Tenerife, que vivió un repunte de contagios en los meses de noviembre y diciembre. Desde el pasado 12 de enero, el número de pacientes por COVID-19 en el Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria (el segundo hospital con más pacientes por COVID-19) ha descendido, al igual que la presión en UCI.

Por su parte, el Hospital Universitario de Canarias (HUC) refleja un descenso incluso más notable que el del otro centro tinerfeño. Desde mediados de diciembre comenzó a experimentar una bajada de ingresos, que ha pasado de registrar en ese mes 150 a solo 20 en los primeros días de 2021. La caída de esta curva ha producido que en enero la línea de ingresos casi se iguale a la de hospitalizados en UCI. Así, días como el 14 de enero se registraron 19 ingresos por COVID-19 y otras 18 en la planta de Cuidados Intensivos.

Gráficos: Toni Ferrera

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats