Canarias se encomienda a la vacunación y a que la Justicia aclare las restricciones tras desarmar la lucha contra la pandemia

Colas para vacunarse en el Recinto Ferial de Santa Cruz de Tenerife. .EFE/Ramón de la Rocha

Hasta en cuatro autos el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha tumbado las medidas del Gobierno de Canarias para controlar la pandemia. Una situación que coloca a la comunidad autónoma en la incertidumbre con una presión hospitalaria que llega ya al 30% o "riesgo extremo" en pleno mes de agosto, pese a que los contagios diarios empiezan a bajar. El primero de los autos del TSJC se produjo el pasado 29 de junio, tras una demanda de la Federación de Áreas Urbanas de Canarias. Entonces, el auto judicial suspendió los vetos a la hostelería en Tenerife. Según la Sala, el cierre de locales y la limitación en las terrazas "ni se han demostrado como las causas de la problemática de contagio ni se prevén como las soluciones”, por lo que no estimó  el cierre del interior de los locales de hostelería y la limitación al 50% del aforo en las terrazas. El varapalo supuso que el Ejecutivo acelerase una nueva negociación con la hostelería para consensuar medidas, ampliando el horario de cierre hasta la medianoche y fijando unos aforos. 

La Consejería de Sanidad anima a los canarios que no se han vacunado a obtener su cita y les facilita "evidencias científicas" para tomar la decisión

La Consejería de Sanidad anima a los canarios que no se han vacunado a obtener su cita y les facilita "evidencias científicas" para tomar la decisión

Unos días después, el Gobierno de Canarias anunció que solicitaría además el toque de queda entre la medianoche y las 06.00 de la mañana en las islas que se encuentren en mayor nivel de alerta sanitaria por la pandemia, que en ese momento era Tenerife. La medida fue denegada por el TSJC al estimar que "la Administración cuenta con otras normas no tan restrictivas de derechos fundamentales para evitar las aglomeraciones públicas nocturnas" y añadía que "no se ha acreditado que la situación en la que se encuentra la epidemia represente un peligro tan grave e inminente para la salud y la capacidad asistencial que justifique esta excepción". 

La decisión fue recurrida al Tribunal Supremo, que también desestimó el recurso del Gobierno de Canarias al considerar que el auto del TSJC concluía de forma razonada que no se justifica la limitación de la libertad de circulación propuesta a la vista de las circunstancias concurrentes en la isla de Tenerife, y que, por tanto, esa medida restrictiva no era "proporcional". El Supremo hacía referencia además al hecho de que avalara recientemente el confinamiento del municipio de Peal de Becerro (Jaén), pero remarcó que, en ese caso, la tasa de incidencia era más de diez veces superior. Asimismo, en cuanto a la posible contradicción entre el pronunciamiento del Tribunal canario y el realizado por los tribunales superiores de Valencia, Cataluña y Cantabria, el Supremo lo rechaza, ya que estima que el Gobierno canario no ha acreditado que las circunstancias de Tenerife sean coincidentes con las examinadas por esos otros tribunales.

Los dos últimos autos del TSJC se dictaron el pasado jueves tras las demandas presentadas por el círculo de empresarios y profesionales del sur de Tenerife y por la asociación Hostelera Unida Tenerife. Con ambas resoluciones judiciales se tumbó la medida del Ejecutivo regional de solicitar el certificado de vacunación contra la COVID o acreditar mediante una prueba negativa estar libre de la enfermedad para entrar en los establecimientos; una medida que sí que se ha exigido hasta ahora en los establecimientos hoteleros del Archipiélago. Los autos también anulan las limitaciones de horarios de la hostelería y otros establecimientos en nivel 4 entre la medianoche y las 06.00 de la mañana, pero no entran a pronunciarse sobre el ocio nocturno y su posible reapertura. 

El Ejecutivo regional celebrará previsiblemente un nuevo Consejo de Gobierno el próximo jueves, mientras espera la aclaración que ha solicitado al TSJC y sobre la que hasta día de hoy no se han producido novedades. Fuentes del Ejecutivo Regional apuntan a que, de momento, no se baraja pedir el estado de alarma al Estado, como ha indicado varias veces el presidente del Gobierno, Ángel Víctor Torres, que ha insistido en los últimos días en animar a las personas que no se han vacunado a hacerlo, ya que de aquellas que se encuentran en UCI en el Hospital Universitario de Candelaria, la mayoría no estaban vacunadas, según afirmó. Esta prioridad para el Gobierno ha llevado a que se abra la vacunación sin cita para mayores de 12 años así como una alerta por SMS que anima a acudir a estos puntos de vacunación masiva habilitados en las distintas islas. 

Discrepancias entre las patronales

Las discrepancias con una parte del sector hostelero de Tenerife se han ido incrementando a tal punto que la Federación de Hostelería y Turismo de la provincia de Las Palmas ha llegado a romper la unidad con las de la isla del Teide y ha alzado la voz para pedir medidas restrictivas por la pandemia, para que prime la salud pero también para salvar parte de la temporada turística de verano. Desde la Mesa Técnica de Hostelería y Sanidad, que se ha venido reuniendo para consensuar medidas durante los últimos meses, se levantó uno de los interlocutores, Javier Suárez, que asegura que no está de acuerdo con la postura de algunos representantes empresariales y que opta por buscar un término medio que permita la apertura de la hostelería pero respetando las restricciones horarias y de aforo para hacer frente a la crisis sanitaria. 

Los últimos autos del TSJC produjeron que este fin de semana en varios municipios de Tenerife se prolongase el cierre de la hostelería hasta las 2.00 de la mañana, pese a que la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias explicó el pasado viernes que "entiende que la regulación de la hostelería debe remitirse a la normativa específica que regula el sector, es decir, el acuerdo del Consejo de Gobierno del 23 de julio de 2021 y que establece que en los niveles 3 y 4 el cierre de los establecimientos es a las 24.00 horas". Además, recordó que "de acuerdo con la normativa en vigor, el ocio nocturno en el Archipiélago deberá continuar cerrado, salvo en las islas de nivel de alerta 1 ya que los dos últimos autos del TSJC no hacen referencia a la regulación de este sector". Por ello, esta actividad queda regulada por el acuerdo de medidas preventivas para hacer frente a la crisis sanitaria del 18 de marzo de 2021. La Consejería ha abierto expediente para aclarar por qué en algunos municipios locales de ocio y hostelería abrieron este fin de semana hasta las 2.00 de la madrugada.

Según el informe epidemiológico de este lunes del Servicio Canario de Salud, Canarias tiene una incidencia acumulada a 14 días de 498 casos por cada 100.000 habitantes y en una semana de 247 casos por cada 100.000 habitantes. La presión hospitalaria se encuentra en riesgo alto con una ocupación UCI del 19%. Sin embargo, los datos de Tenerife son más alarmantes con una IA a 14 días de 615,4 por cada 100.00 habitantes y a una semana de 302,5 por cada 100.000 habitantes. La ocupación UCI, además, es de un 30,22% en esa isla. 

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps