eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Owen Jones

Columnista en the Guardian. Autor de los libros Chavs, la demonización de la clase obrera y El Establishment.

Ahora, publica sus columnas traducidas por primera vez al español en la sección Internacional de eldiario.es.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 2574

La humanidad se enfrenta a una crisis existencial y Alexandria Ocasio-Cortez nos da esperanzas

Malas noticias: estamos en problemas. Un nuevo informe del Instituto de Investigación de Políticas Públicas sugiere que estamos amenazados por una serie de crisis que podrían desencadenarse simultáneamente: desde el calentamiento global hasta la pérdida de fertilidad de las tierras.

Las consecuencias podrían incluir desequilibrios gigantescos, no sólo en algunos países, sino a escala global. Y no estamos ni de lejos preparados para enfrentar los daños ocasionados a la salud ni los posibles desplomes en la economía que podrían producirse, por ejemplo, con un inédito aumento de las peticiones a los seguros por incendios o inundaciones en Estados Unidos.

Seguir leyendo »

El fiasco del Brexit no puede achacarse al laborismo

La votación celebrada este martes en el parlamento debería marcar el fin de una mentira. Es posible que esto suene un poco raro, teniendo en cuenta que ese fue el día en que los diputados votaron por una enmienda que exige buscar alternativas al 'backstop' [conjunto de restricciones previsto para evitar controles fronterizos entre las dos Irlandas], una posibilidad que la Unión Europea ha descartado una y otra vez.

El martes fue el día en que los diputados conservadores votaron por algo que saben imposible de conseguir. David Lidington, el número dos de Theresa May que hace tan solo tres semanas denunciaba las "fantasías de acuerdos alternativos y mágicos", votó el martes por algo que sabe imposible de conseguir. La primera ministra, que insistía en negar la posibilidad de alternativas a su acuerdo y vapuleaba a sus diputados hasta el ridículo para que se opusieran a otros acuerdos, votó el martes por algo que sabe imposible de conseguir. Y los diputados del norirlandés Partido Unionista Democrático [DUP, por sus siglas en inglés] votaron el martes por algo que saben imposible de conseguir, aunque al menos ellos tienen la excusa de haberse quedado varados en el siglo XVII.

Seguir leyendo »

El Partido Laborista debe buscar un mejor Brexit, no un segundo referéndum

Que el Gobierno haya superado la moción de censura es paradójicamente una señal de su debilidad y no de su fortaleza. Todo lo que une a un Partido Conservador extremadamente fracturado es el pánico a que un gobierno laborista liderado por Jeremy Corbyn llegue al poder tras unas elecciones generales, una posibilidad que, sorprendentemente, muchos reconocen. Si Theresa May tuviese confianza en las opciones de los tories ante unos comicios, se arriesgaría a tirar los dados.

Pero el Partido Laborista empezó la última campaña electoral con 24 puntos porcentuales por debajo de los tories en las encuestas y, seis semanas después, acabó a tan solo dos puntos. Hoy, los sondeos sitúan a los laboristas ligeramente por encima. Los conservadores temen que una administración liderada por Jeremy Corbyn no será como un gobierno laborista "normal" y pondrá fin a un consenso económico establecido por Margaret Thatcher. Y haría bien en hacerlo.

Seguir leyendo »

Noruega Plus: el modelo de Brexit 'menos malo' para el laborismo

El Partido Laborista no tiene ninguna opción buena con el asunto del Brexit. Aceptarlo es deprimente pero también liberador. Se supone que ser de izquierdas es tener un optimismo ilimitado y creer que la imaginación y el empeño hacen realidad lo materialmente irrealizable para los "adultos sensatos" de la política. Pero después de un tiempo buscando lo imposible, reconocer que no hay una píldora mágica para ponerle fin al debate del Brexit es todo un alivio. En este tema, los partidarios de cada postura deben reconocer los inconvenientes de sus respectivas estrategias.

La prioridad del Partido Laborista es, con razón, que haya elecciones generales. En abril de 2017, cuando Theresa May declaró desde su podio en Downing Street que quería disolver el parlamento, su objetivo era generar unas elecciones en torno al Brexit. Pero los laboristas no se lo permitieron. Llevaron el debate hacia asuntos domésticos en los que ellos pisaban fuerte: desde aumentarle los impuestos a los ricos hasta invertir en servicios públicos o pasar empresas a manos del Estado. Temas que unían a los votantes partidarios del Brexit con los votantes pro Unión Europea.

Seguir leyendo »

La inmigración es una fuerza para el bien y el laborismo debe dejarlo claro

Todos los focos están puestos sobre los supuestos problemas que crea la inmigración, pero de los inconvenientes generados por la oposición a la inmigración se habla sorprendentemente poco. Un rechazo que alimenta la intolerancia hacia cualquier persona que pueda ser considerada como "otro", desde el "vuélvete al lugar de dónde viniste" que se escucha en las calles hasta el rechazo que enfrentan cuando se postulan para un trabajo.

Como vimos durante el escándalo Windrush, este discurso es también el que hace que un país expulse de su hogar a sus propios ciudadanos, los deje sin atención médica y finalmente los deporte. Es el que culpa a las personas equivocadas de injusticias sociales causadas por los poderosos: la falta de empleos seguros y viviendas asequibles, el estancamiento del nivel de vida, y unos servicios públicos que luchan por su supervivencia. Es el que ha provocado una crisis de personal en servicios tan esenciales como el NHS [la seguridad social británica]. Es la fuerza detrás de fenómenos políticos como Donald Trump en Estados Unidos o Viktor Orbán en Hungría, presidentes que se valen de la xenofobia para sumar apoyos.

Seguir leyendo »

No podemos permitir que la extrema derecha intente aprovecharse del desenlace del Brexit, sea el que sea

La situación actual en Reino Unido es parecida a la de la última temporada de una serie de Netflix. La clásica pregunta que se formula el espectador es: "¿Cómo conseguirá salir airoso de esta?". Es el momento de máximo suspense, con todos los protagonistas enfrentados debido a sus respectivos némesis.

A pesar de la imprevisibilidad inherente a una de las crisis políticas más graves del Reino Unido en tiempos de paz, hay una línea argumental que está garantizada en el guion. En todos los escenarios posibles, la extrema derecha ascendente va a intentar sacar tajada.

Seguir leyendo »

No aclaméis a los conservadores que rechazan el Brexit, toda esta cruel austeridad es su culpa

Al menos una de cada 200 personas en Reino Unido –uno de los países más ricos que jamás haya existido– no tiene hogar. El año pasado, la pobreza infantil tuvo su mayor aumento en tres décadas. A muchas personas se les ha quitado las ayudas del Estado –les han "multado"– por ir a un funeral, por no asistir a una cita en una oficina de empleo tras ser atropellados por un coche, y –en el caso de un veterano del ejército de 60 años–, por vender flores para la Legión Real, ya que supuestamente eso demostraba que no estaba intentando de verdad encontrar empleo.

Una mujer que conocí tuvo que pagar una multa tras la muerte de su hija, ya que vivía en un piso social y consideraron que ahora tenía una habitación vacía. Estos son solo algunos ejemplos de la crueldad institucional de la austeridad en Reino Unido. Es imposible comprender la agitación política que sufrimos sin comprender estas injusticias. Esto no quiere decir que todos aquellos golpeados por la austeridad hayan votado a favor del Brexit –desde luego que no–, pero como concluyó un estudio académico este año, su impacto fue decisivo a la hora de captar votos a favor de abandonar la UE.

Seguir leyendo »

Gran Bretaña le ha vendido el alma a la Casa de Saúd. Debería darnos vergüenza

Al fin, un poco de escrutinio sobre la sórdida relación entre Gran Bretaña y una de las dictaduras más abominables del mundo. Es ridículo que para eso haya hecho falta el asesinato de un periodista y no alcanzase, por ejemplo, con la implacable guerra de Arabia Saudí en Yemen, la peor crisis humanitaria del mundo. Pero no esperen que esto dure demasiado tiempo. El establishment británico y la tiranía saudí están estrechamente relacionados: los lazos entre las élites británicas y un régimen que decapita a disidentes, mata a niños yemeníes y exporta el terror son demasiado lucrativos como para romperlos.

La élite política es un ejemplo. Como primer ministro, Tony Blair presionó al fiscal general británico para que pusiera fin a una investigación por un gigantesco escándalo de corrupción relacionado con un negocio de armas saudí. Desde que comenzó el ataque saudí contra Yemen, el Gobierno británico ha autorizado la exportación de armas por unos 5.300 millones de euros. Incluso ha habido asesores militares británicos trabajando en salas de guerra saudíes. Alemania ha detenido la exportación de armas al régimen saudí, pero no hay ninguna posibilidad de que el Gobierno conservador británico siga su ejemplo, aunque se repitan las bombas occidentales cayendo sobre los autobuses escolares de Yemen.

Seguir leyendo »

Las 'McHuelgas' de los jóvenes británicos están reescribiendo el capitalismo

El día en que los trabajadores de McDonalds se pusieron en huelga fue el mejor día en la vida de Shen Batmaz. Lleva la fecha tatuada en el brazo. "Estaba muy cansada y abrumada", cuenta mientras recuerda el piquete en Crawley (West Sussex, Inglaterra) en el que protestó frente a un restaurante de la cadena de comida rápida. "Estaba allí con gente a la que amaba y junto a la que trabajaba, luchando juntos para lograr algo, fue lo más poderoso que sentí en mi vida". La 'McHuelga' había empezado.

Esta semana, empleados de comercio y hostelería de las empresas JD Wetherspoon, McDonalds, Uber Eats y TGI Fridays marcharán unidos en una huelga coordinada. Su batalla podría determinar el futuro de una fuerza laboral cada vez más precaria y explotada.

Seguir leyendo »

Arabia Saudí e Israel están matando civiles con la complicidad de Reino Unido

¿Ni siquiera la matanza de niños en Yemen podrá terminar con el silencio en torno a la complicidad criminal del Gobierno del Reino Unido? Las víctimas eran niños que habían ido de picnic y volvían a sus casas en autobús. Sin duda, como ocurre con todos los grupos numerosos de menores, hacían ruido y se reían a carcajadas. Y entonces fueron quemados vivos. De las 43 víctimas de este ataque, al menos 29 eran niños, una atrocidad perpetrada por un avión militar de Arabia Saudí y sus aliados del Golfo.

Analicemos el papel que ha desempeñado el Reino Unido. Según Campaign Against Arms Trade (Campaña contra el comercio de armas), desde que empezó la guerra en Yemen, nuestro Gobierno ha proporcionado a la grotesca dictadura saudí armas por valor de 4.700 millones de libras esterlinas. Aviones militares, helicópteros, drones, bombas, misiles: todo suministrado por el Reino Unido Sociedad Anónima, y con potencial para atacar a niños que se lo pasaban bien en un autobús cuando volvían a sus casas después de un picnic.

Seguir leyendo »