eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Owen Jones

Columnista en the Guardian. Autor de los libros Chavs, la demonización de la clase obrera y El Establishment.

Ahora, publica sus columnas traducidas por primera vez al español en la sección Internacional de eldiario.es.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 2340

No te dejes engañar por Emmanuel Macron "el moderado"

El mundo se ha vuelto loco, no hay quien pare a los fanáticos de izquierdas y de derechas y la voz de la razón ha sido marginada. Esta es la visión que venden los autodenominados “moderados” o “centristas” del mundo político y de las tertulias. No parecen haber reflexionado mucho sobre por qué el modelo económico fallido que ellos defendieron ha terminado por desatar tanta ira y desilusión.

En vez de generar un debate y proponer políticas, prefieren mirar con nostalgia a hombres supuestamente carismáticos que podrían convertirse en los salvadores de la sociedad. David Miliband es el eterno príncipe azul. Sin embargo, su icono internacional, Emmanuel Macron, da una instructiva lección de cómo es la política "centrista" en la práctica.

Seguir leyendo »

Los misiles de Occidente en la carnicería de Siria no nos llevarán a ningún buen desenlace

He aquí lo que pasó cuando se preparaba el terreno para las calamitosas y criminales intervenciones en Irak y en Libia. "¡Tenemos que hacer algo!", gritaron los más belicosos. Los que se opusieron a estas guerras terminaron en el banquillo de los acusados y tuvieron que enfrentarse al desprecio de los fiscales: "¿Qué alternativa propones?".

Nos acusaron de permanecer impasibles ante las atrocidades más horribles y de ser los tontos útiles de Sadam Husein y Muamar Gaddafi, a los que nunca habíamos apoyado, a diferencia de muchos de los belicistas.

Seguir leyendo »

Lo que es un escándalo son los vínculos del Partido Conservador británico con Rusia y Arabia Saudí

Al Partido Conservador lo tienen en el bolsillo las grandes potencias que representan una amenaza hacia la seguridad nacional del Reino Unido. Es un escándalo nacional que ha tenido una repercusión grotescamente escasa y se ha perdido en medio de la campaña conservadora para deslegitimar al partido laborista con falsas acusaciones de traición.

Si el laborismo hubiera  recibido casi 925.000 euros de oligarcas y empresas vinculadas a Rusia en los últimos 20 meses -–y 3,4 millones de euros desde 2010–, los medios de comunicación estarían enloquecidos con el tema. Pero como se trata del Partido Conservador, nadie grita "¡Traición a la Patria!" ni los acusa de pactar con potencias extranjeras ni de amenazar la seguridad nacional.

Seguir leyendo »

Corbyn no es un traidor: la prensa conservadora está jugando con fuego

En ese agitado verano de 2015, cuando Jeremy Corbyn, un "diputado poco conocido y sin un cargo específico que tenía más posibilidades de ganar el concurso televisivo  X Factor que convertirse en el nuevo líder del Partido Laborista" se transformó en candidato, sus detractores difundieron una seria advertencia.

Se dijo que la dirección del Partido Conservador tenía en su poder un dosier del tamaño de Canadá que detallaba las conexiones de Corbyn con personas, grupos y regímenes cuestionables, terribles y enemigos del Reino Unido. Según esta teoría, en unas elecciones generales, el expediente "Corbyn odia el Reino Unido" sería puesto a disposición de los medios de comunicación y las ambiciones electorales del Partido Laborista quedarían hechas trizas.

Seguir leyendo »

Sólo los laboristas pueden resolver una crisis de vivienda que crearon los tories

El neoliberalismo es una estafa y un fraude y la crisis de vivienda que sufre el Reino Unido es el mejor ejemplo  de ello. La promesa populista del neoliberalismo siempre ha sido que los ciudadanos tengan más opciones. En una sociedad que funcionase bien, una que lamentablemente no tenemos, los jóvenes británicos podrían decidirse por una acogedora casa de protección oficial con arrendamiento protegido, o por una casa de alquiler estable y precio asequible, o por una vivienda en propiedad. Las tres alternativas han sido destruidas.

Cientos de miles de personas  languidecen en las listas de espera para las viviendas de protección oficial porque no hay nuevas en edificación. El sector privado de los alquileres desregulados implica rentas altísimas y falta de seguridad, lo que deja a los inquilinos sin capacidad de arraigo en las comunidades. Y como demuestra una nueva investigación del Instituto de Estudios Fiscales, en sólo dos décadas la tasa de  propiedad de viviendas para adultos jóvenes con ingresos medios se ha reducido a menos de la mitad

Seguir leyendo »

No me gusta el Brexit, pero dudo de que se pueda parar

Ojalá el Brexit se evaporase. Absorbe todo el oxígeno político que debería ir a otras cuestiones más relevantes, como por ejemplo, los salarios bajos, los trabajos precarios y la crisis de la vivienda. Es el grito de guerra de una alianza tóxica formada por demagogos anti-inmigración y partidarios de un libre mercado sin regulación.

El fanatismo, la xenofobia y el racismo auspiciado por la campaña a favor de la salida de la UE han inyectado una corriente negativa en el sistema político del Reino Unido que no se ha disipado, dejando un rastro de crímenes de odio.

Seguir leyendo »

Los niños yemeníes mueren de hambre por crímenes cometidos en nuestro nombre

Probablemente sea la casa más cara del mundo: el heredero al trono saudí ha comprado sin pensárselo dos veces una  mansión francesa con estatuas de mármol y “jardines de 23 hectáreas” valorada en más de 300 millones de dólares. El príncipe heredero, Mohamed bin Salmán, está de compras compulsivas: un yate de 500 millones de dólares por aquí, un cuadro de Leonardo da Vinci de 450 millones por allá. Mientras este déspota se rodea de lujos excesivos, los niños de Yemen mueren de hambre al tiempo que las bombas saudíes –muchas suministradas por cortesía del Gobierno británico– destruyen el país.

Es uno de los peores crímenes que se están produciendo ahora, por eso se agradece que 350 destacadas personalidades –premios Nobel de la Paz y personas famosas entre ellos– firmasen este martes una carta pidiendo a los líderes de Francia, Estados Unidos y Reino Unido que dejen de “avivar las llamas de la guerra”. Occidente está armando y apoyando al bárbaro régimen saudí mientras este aplasta Yemen.

Seguir leyendo »

Hay que acabar con el abuso en internet, pero quién decide dónde está el límite

Pocos negarían la importancia de abordar la incitación al odio en Internet o los contenidos de abusos infantiles. Después de todo, internet se ha convertido en un arma clave para aquellos que quieren expandir e incitar al odio y a la violencia contra las minorías. También lo es para aquellos que representan una amenaza horripilante para los niños.

Sin embargo, es complicado no sentir desasosiego al leer a los tres periódicos de derechas – the Sun, the Daily Mail y the Times– cuando se dedican a alertar sobre los peligros de las redes sociales.

Seguir leyendo »

Por qué todos deberíamos trabajar cuatro días a la semana

Imagina que hubiese una sola medida que pudiese disminuir drásticamente el desempleo y la precariedad, abordar problemas de salud, desde el cansancio mental a la hipertensión, aumentar la productividad, ayudar al medioambiente, mejorar la vida familiar, potenciar que los hombres contribuyan más a las tareas domésticas y hacer más feliz a la gente. Suena a fantasía, pero existe y está pendiente: la adopción de la semana de cuatro días.

La liberación de los trabajadores del trabajo excesivo era una de las demandas pioneras del movimiento laborista. Entre los escombros de la guerra civil, el sindicalismo estadounidense defendió la jornada de ocho horas, “la campaña por las ocho horas, que se extendió como una locomotora desde el Océano Atlántico hasta el Pacífico, de Nueva Inglaterra a California”, en palabras de Karl Marx. En 1890, cientos de miles se presentaron en Hyde Park en una histórica protesta pidiendo lo mismo. Es una causa que necesita ser recuperada con urgencia.

Seguir leyendo »

Los verdaderos saboteadores son los defensores del Brexit que están destrozando la sanidad

¿Quiénes son los verdaderos saboteadores? ¿Son aquellos que quieren que el parlamento vigile el Brexit para impedir un acuerdo desastroso que podría arruinar la economía y destrozar las prestaciones sociales? Esos eran  los saboteadores a los que había que machacar según the Daily Mail cuando Theresa May convocó sus desastrosas elecciones anticipadas. ¿O son los saboteadores aquellos que, a través de la intolerancia, el fanatismo ideológico retorcido y la completa estupidez, están dañando el tejido de servicios públicos del que todos dependemos?

El Servicio Nacional de Salud Británico está apoyado por 12.000 doctores de la Zona Económica Europea. Sin ellos, nuestra institución más preciada –que nos trae al mundo, nos cura cuando estamos enfermos o heridos y que nos cuida en nuestros últimos instantes de vida– se desmoronaría. Por tanto nos debería preocupar, por decirlo suavemente, que prácticamente la mitad de ellos esté considerando salir del país y una quinta parte ya haya hecho planes para hacerlo.

Seguir leyendo »