El Gobierno de Canarias prevé contratar unos 400 auxiliares de comedor y estudia otras reivindicaciones de la comunidad educativa

Reunión entre la consejera de Educación de Canarias y la comunidad educativa.

El nuevo curso escolar aún despierta numerosas dudas en un contexto en el que los brotes de coronavirus no han dejado de incrementar en las Islas. La consejera de Educación del Gobierno de Canarias, Manuela Armas, se ha reunido este jueves con la comunidad educativa y les ha trasladado que prevé contratar unos 400 auxiliares de comedor, una cantidad que se terminará de concretar a lo largo de este mes. Así mismo, se ampliará “bastante” la plantilla de docentes aunque no se precisó el número de profesores que finalmente se requerirán. En un principio se habían anunciado 3.000 nuevos docentes.

Educación ampliará las listas de empleo en unas 30 especialidades, pero no concreta cuántos docentes contratará

Educación ampliará las listas de empleo en unas 30 especialidades, pero no concreta cuántos docentes contratará

En declaraciones remitidas después de la reunión a los medios de comunicación, Armas ha señalado que ha tomado nota de las reivindicaciones de la comunidad educativa, que este mes irá contestando y recibiendo las propuestas que sindicatos, asociaciones de padres y madres y profesionales quieran hacer llegar para perfeccionar el protocolo presentado el pasado mes. De hecho, tal y como anunció en su presentación, este documento es “vivo” y se le añadirán las propuestas de mejora oportunas. La consejera explicó además que la reunión celebrada ha sido positiva. “Yo creo que cada vez que la comunidad educativa se encuentra, pues es una buena noticia, todos estamos batallando por lo mismo, que los niños vuelvan a clase y con la mayor seguridad posible”, subrayó. 

Los sindicatos y las asociaciones de madres y padres ya habían señalado varios aspectos que les siguen preocupando sobre la reanudación de las clases de manera presencial. En el caso de las Ampas, se muestras preocupadas por las actividades extraescolares, el transporte escolar, los comedores, el alumnado con necesidades especiales educativas… Además, son preocupantes los brotes de coronavirus en los últimos días que han llevado a Canarias a niveles de la segunda semana de confinamiento. Se trata de un asunto sobre el que se pronunció el presidente del Ejecutivo, Ángel Víctor Torres, en la rueda de prensa de este jueves después del Consejo de Gobierno, donde detalló que Educación baraja distintos escenarios pero sigue apostando por la enseñanza presencial. En esa intervención anunció la prohibición de fumar en las calles si no se pueden guardar las distancias, la obligatoriedad de las mascarillas o el cierre del ocio nocturno, entre otras medidas.

No obstante, el Gobierno sigue manteniendo que en los centros educativos no universitarios no sea obligatoria la mascarilla cuando se trate de los grupos de convivencia estable entre escolares y en el resto de grupos escolares, cuando estén sentados en sus pupitres a una distancia de al menos 1,5 metros. 

La reunión de este jueves se suma a la celebrada este miércoles con sindicatos, cuando se aclaró que se ampliarán las listas de empleo de una treintena de especialidades, en su mayoría en Secundaria y Formación Profesional, aunque en Primaria también se ampliarán estas listas en Francés, Inglés y Alemán. El director general de Personal, Fidel Trujillo, explicó que la convocatoria para solicitar la inscripción en dichas listas de empleo se realizará una vez se publique la adjudicación definitiva de destinos de Secundaria y otros cuerpos, que tendrá lugar la próxima semana. “Las personas interesadas en participar en este procedimiento dispondrán de una semana de plazo para la presentación de la documentación requerida”, explica la Consejería. 

Los sindicatos mayoritarios en la enseñanza pública canaria han instado a Educación a que concrete qué número de profesores se contratará para garantizar “una vuelta segura a las aulas” y han recordado que Canarias cuenta con las ratios más elevadas, por lo que solicitan que se disminuya el número de alumnado por aula. Gerardo Rodríguez, del sindicato STEC-IC, ha subrayado que también existe preocupación sobre las infraestructuras ya que hay centros que han cerrado en los últimos años y que podrían utilizarse para poder bajar las ratios. 

En la reunión de ayer, también se abordaron los planes de contingencia. En este sentido, Anpe volvió a sostener que los centros necesitan contar con instrucciones claras y adaptadas a la realidad de cada etapa educativa desde el 1 de septiembre. Y es que, aunque las clases empiezan el día 15, desde el primer día del mes acude el personal docente.

Etiquetas
Publicado el
13 de agosto de 2020 - 18:33 h

Descubre nuestras apps

stats