La portada de mañana
Acceder
Los juzgados infrautilizan las valoraciones forenses en casos de violencia machista
Las derechas se alinean para allanar la vuelta del emérito huido
Opinión - La genialidad de explotar, por Elisa Beni

El Ángeles Alvariño permanece en el puerto de Santa Cruz por una avería y es poco probable que prosiga la búsqueda este domingo

El buque Ángeles Alvariño, atracado en el puerto de Santa Cruz de Tenerife

Europa Press / Canarias Ahora

0

El buque oceanográfico Ángeles Alvariño permanece este domingo atracado en el puerto de Santa Cruz de Tenerife al sufrir este sábado una avería después de trece días consecutivos de rastreo en la zona donde el pasado jueves se encontró el cuerpo sin vida de Olivia y donde se busca a su hermana Anna y su padre Tomás Gimeno, a unas dos millas frente a la costa de la capital tinerfeña.

Tomás Gimeno se despidió de su pareja y de sus amigos y se cruzó con Beatriz con los cadáveres de las niñas en su coche

Tomás Gimeno se despidió de su pareja y de sus amigos y se cruzó con Beatriz con los cadáveres de las niñas en su coche

El barco del Instituto Español de Oceanografía (IEO), equipado con un radar de barrido lateral y un robot submarino, continuará con las labores de rastreo para tratar de encontrar a Anna y a Tomás una vez se solventen estos problemas técnicos, según fuentes consultadas por Europa Press.

La avería se produjo cuando el Ángeles Alvariño se encontraba realizando rastreos en una zona más próxima al Puerto Deportivo Marina Tenerife, donde Tomás Gimeno tenía atracada su lancha, la cual fue encontrada vacía y a la deriva el día después de que se produjera su desaparición junto a sus dos hijas.

En torno a las ocho y media del sábado, el buque oceanográfico se vio obligado a regresar a puerto tras la citada avería. El delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, informó el pasado viernes de que la búsqueda de Anna y Tomás seguiría, al menos, hasta este lunes y no descartó que se prolongase más días si fuera necesario.

La jueza que hasta ahora instruía la causa por el secuestro y muerte de Anna y Olivia ha levantado el secreto de las actuaciones y se ha inhibido en favor del juzgado de Violencia sobre la Mujer de Santa Cruz de Tenerife. Esto ha permitido saber que Tomás Gimeno dio muerte presuntamente a sus hijas en su finca de Igueste de Candelaria el mismo día 27 de abril, cuando había acordado con su expareja pasar con ellas la tarde. Por ello, ha emitido una orden de búsqueda por dos delitos de homicidio y uno de violencia de género.

El pasado viernes se confirmaba la peor de las hipótesis tras aparecer el cadáver de Olivia a unos 1.000 metros de profundidad, dentro de una bolsa deportiva que estaba atada a un ancla. Los esfuerzos se centran ahora en encontrar el cuerpo de Anna, de un año de edad, y de Tomás Gimeno.

Etiquetas

Descubre nuestras apps