La jueza pone en busca y captura al padre de las niñas por dos delitos de homicidio y otro de violencia de género

Cartel contra la violencia de género

La autoridad judicial ha dejado sin vigencia este sábado la orden internacional para la detención de Tomás Gimeno por un delito de sustracción de menores. En su lugar, acuerda otra orden internacional por la presunta comisión de dos delitos agravados de homicidio y uno contra la integridad moral en el ámbito de la violencia de género, como afirma el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) en un comunicado.

El TSJC ha comunicado este sábado que la autoridad judicial ha dejado sin vigencia la primera orden internacional dictada, después de que el pasado jueves fuese hallado el cuerpo sin vida de Olivia, de 6 años, secuestrada, junto a su hermana Anna, por su padre desde el pasado 27 de abril.

Igualmente, la juez instructora declara la pérdida de competencia del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 3 de Güímar en el caso a favor del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Santa Cruz de Tenerife, donde tiene domicilio la madre de las niñas.

Tomás Gimeno tiene antecedentes penales por amenazas y peleas. A finales de 2020 amenazó verbalmente a la madre de las niñas, como ella misma alertó pese a que no presentó denuncia. A pesar de ello, se puso en marcha el sistema Viogen y los agentes hicieron un seguimiento de oficio.

Etiquetas

Descubre nuestras apps