Vecinos de Jinámar anuncian movilizaciones para demandar mayor participación en las actuaciones de la localidad

Valle de Jinámar.

El Movimiento Vecinal de Jinámar, integrado por 12 asociaciones, ha anunciado este martes que convocará movilizaciones de protesta a partir de septiembre ante la falta de respuesta por parte de los ayuntamientos de Telde y Las Palmas de Gran Canaria a problemas que arrastran desde hace años.

En un comunicado, el colectivo demanda participar en la toma de decisiones que afectan a la localidad, ya que considera que las instituciones "nunca han consultado con la vecindad si las inversiones responden a lo que queremos, a lo que necesitamos y, a veces, ni se plantean para qué sirven".

"Especialmente desde el Ayuntamiento de Telde existen intentos de bloquear el movimiento vecinal; utilizan redes clientelares para justificar proyectos foráneos tutelados por las administraciones locales, que no responden a lo que quieren y necesitan las personas del lugar", denuncia el colectivo.

En concreto, expone el plan de movilidad "que se está ejecutando sin contar con los vecinos y que es contrario a las necesidades reales". Fruto de esta iniciativa, el movimiento vecinal expone que se dificulta la circulación; se reducen los espacios para aparcamientos; se crean medianas inservibles que entorpecen el tráfico; se fomentan dos carriles bicis, "cuando la movilidad en este vehículo es inexistente, ya que apenas hay, los vecinos no pueden subir las mismas a sus casas por normativa comunitaria y no hay seguridad si se dejan en la calle".

"Sin embargo, existe un deterioro muy grande del asfalto desde hace años. Son demasiados los socavones en los accesos a Jinámar y en sus calles más transitadas que hacen muy difícil y peligrosa la circulación rodada y genera un deterioro importante a los vehículos", añade el colectivo.

Por otro lado, el movimiento vecinal manifiesta que "los servicios sociales son insuficientes y desastrosos, por carencia de personal y falta de recursos", algo que considera que "debe ser prioridad absoluta de una institución sensible con sus ciudadanos". En este sentido, critica que las políticas sociales de las instituciones locales con las familias más vulnerables "se basan en la caridad, porque en vez de hacer frente al problema, derivan a las familias a establecimientos, desentendiéndose de ellas. Con estas dejaciones, están humillando a las persona y tan solo consiguen que la pobreza se enquiste y se perpetúe".

Además, el colectivo también denuncia "situaciones deficitarias en Sanidad, educación, medioambiente, mantenimiento de los servicios esenciales, ausencia de políticas juveniles, ausencia de ocio alternativo o atención a las adicciones mientras se derrochan inversiones, acompañadas de un gran aparato propagandístico".

"La situación de vulnerabilidad y marginación de Jinámar y sus barrios aledaños se agrava. La población lleva muchos años muy disgustada con las instituciones, ante la falta de sensibilidad con las necesidades reales y ante el derroche de recursos, que en su nombre y de manera maniquea", señala el colectivo. El movimiento vecinal explica que "son evidentes los síntomas de cansancio y malestar general" ante "el desprecio por lo que hacen las instituciones", que a su juicio "se manifiesta rompiendo, ensuciando, quemando, deteriorando las relaciones… Si nunca han contado con nosotras, porqué tenemos que prestarnos a colaborar con determinados proyectos, que ni tan siquiera nos han explicado”.

Por todo ello, el movimiento vecinal considera que la única vía que tienen al alcance para ser escuchados es la protesta. El objetivo, prosigue la nota, es "dignificar" Jinámar y "que las inversiones no se midan por la cantidad de dinero que las instituciones gastan en la localidad, sino por la satisfacción comunitaria de haber sido escuchada en sus demandas, de haber podido participar en las decisiones, en la ejecución y en el seguimiento de los acuerdos que repercuten en nuestro entorno y en la mejora de las condiciones de vida de nuestra gente, de los hombre y mujeres del lugar".

"Las organizaciones vecinales de JInámar vamos a pedir socorro, queremos ser escuchadas, queremos ser ciudadanos, queremos que nos tengan en cuenta, tenemos derechos y vamos a reclamarlos en septiembre, ante los dos ayuntamientos que nos niegan los mismos", concluye el comunicado.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps