La portada de mañana
Acceder
ENCUESTA | El PP agota el impulso de la amnistía y cae su ventaja sobre el PSOE
El Gobierno de Ayuso reclama 400.000 euros a familiares de fallecidos en residencias
OPINIÓN | Si el Supremo lo imputa, el fiscal general debería recordar a Oltra

El extravío de un pen drive destapa a cuatro pedófilos, dos de ellos en Canarias

Una agente de la Policía, frente a su ordenador.

Europa Press

0

Agentes de la Policía Nacional han detenido a cuatro personas en Madrid, Algeciras, Las Palmas de Gran Canaria y en la isla de Lanzarote por tenencia y difusión de contenido pornográfico infantil después de que un ciudadano encontrara un pen drive extraviado y con contenido material audiovisual de este tipo.

La investigación se inició en Madrid después de que una persona se encontrara unas llaves junto a un pen drive y para intentar identificar al propietario de las llaves optó por comprobar el contenido del dispositivo descubriendo entonces una carpeta que almacenaba varios archivos de pornografía infantil, motivo por el que hizo entrega del mismo a la Policía Nacional, según ha informado el cuerpo policial.

Posteriormente, tras solicitar los agentes una autorización judicial y fruto del visionado del contenido del pen drive, los investigadores acreditaron la existencia de numerosos archivos de pornografía infantil, pudiendo entonces identificar al propietario del mismo y realizar una entrada y registro en el domicilio del presunto autor de estos hechos, donde se intervino un disco duro y otro pen drive que almacenaba abundante material audiovisual de explotación sexual de menores, por lo que se procedió al arresto de esta persona.

Además, gracias al ciberpatrullaje que realizan los agentes especializados de la Unidad Central de Ciberdelincuencia, se logró identificar a cuatro personas que, a través de diferentes programas diseñados para compartir archivos, estarían difundiendo gran cantidad de archivos de contenido pedófilo.

En concreto, al detenido en Las Palmas de Gran Canaria se le detectó que había compartido al menos 100 archivos de explotación sexual infantil, así como el arrestado en Algeciras, que reconoció que ocasionalmente se descargaba esa clase de archivos ilícitos aunque luego los borraba.

Sobre lo confesado por este último, la Policía Nacional señala que “es un comportamiento habitual” en estos delincuentes porque piensan que si este tipo de archivos no están en sus dispositivos no les podrán acusar de ningún delito.

En cuanto al detenido en Lanzarote habría descargado y distribuido al menos 100 de esos archivos de fotos y vídeo. Además los agentes localizaron a un cuarto individuo que se encuentra como investigado.

Esta investigación permitió llevar a cabo registros domiciliarios en los que se intervinieron un total de cuatro ordenadores, una tablet, cuatro teléfonos móviles, cinco discos duros, así como diez tarjetas de memoria y una memoria USB.

Etiquetas
stats