eldiario.es

9

Un juzgado investiga si TITSA cumplió con sus obligaciones al repetir una prueba para la selección de conductores

Una providencia dictada el 28 de enero da cinco días de plazo a la compañía de guaguas del Cabildo tinerfeño para exponer cómo ejecutó la sentencia por la que tuvo que repetir la convocatoria para crear una bolsa de trabajo

La Justicia quiere saber qué criterio usó la empresa pública para la nota de corte en el examen repetido y si respetó o no a los opositores la calificación obtenida en el primer proceso, anulado por el supuesto trato de favor a un participante

Intersindical Canaria resta importancia a ese nuevo trámite judicial y confía en que el litigio se dé pronto por resuelto; reconoce que hay preocupación entre los trabajadores de la compañía que ya se han incorporado a la plantilla

Guaguas de Titsa en el intercambiador de La Laguna.

Guaguas de TITSA en el intercambiador de La Laguna

El litigio judicial por el que TITSA ha tenido que repetir parcialmente unas pruebas para crear una bolsa de empleo a través de la que ya ha contratado a 150 conductores todavía no está cerrado. El juzgado que lleva este caso ahora ha pedido a la compañía de guaguas dependiente del Cabildo de Teneife que verifique si esta ha cumplido de forma correcta la sentencia, firme desde junio de 2018, que obligaba a reiniciar el proceso selectivo desde la prueba del test psicotécnico. Esta repetición tuvo lugar a finales de julio del año pasado en el Aulario de Guajara de la Universidad de La Laguna.

El recurso contencioso lo plantearon más de un centenar de opositores -de los más de mil presentados en la primera convocatoria-, que tumbaron ante los tribunales las pruebas realizadas el año pasado y que ahora, con la repetición, también han vuelto a la carga.

Ya el año pasado habían interpuesto un incidente de ejecución de sentencia en la que discrepaban de la forma en que TITSA iba a llevar a cabo esta nueva evaluación, pues respetaba la puntuación a quienes ya fueron calificados como aptos en marzo de 2017 y se les daba la opción de volver a presentarse o no a la repetición del examen, en cuyo caso el resultado obtenido en esta segunda ocasión sería el válido para esos aspirantes. Los recurrentes pedían que la prueba inicial se diera por anulada y todos los opositores la volvieran a hacer.

Ahora, en una providencia dictada el pasado 28 de enero, el Juzgado de lo Social nº 5 de Santa Cruz de Tenerife ha dado cinco días para que TITSA indique "en qué orden colocó a los aspirantes que obtuvieron la calificación de apto en la primera prueba de la fase 2, declarada nula; es decir, si respetó la nota obtenida y ordenó el total de aptos en función de la calificación obtenida en cada proceso como si hubiera sido un único examen o por el contrario los ubicó al final del listado de aspirantes".

En segundo lugar, el juzgado quiere conocer el "criterio seguido para fijar la nota de corte, a los efectos de determinar si el número de aspirantes declarados aptos en el primer proceso influyó para determinar la nota de corte en el segundo examen".

Uno de los motivos centrales de la anulación judicial de la primera prueba es que uno de los aspirantes era sobrino político de la la psicóloga del test psicotécnico, una prueba que permitía obtener hasta 30 puntos, la máxima puntuación del proceso.

Intersindical lo da por bueno y confía en que quede zanjado

Desde Intersindical Canaria (sindicato mayoritario en el comité de empresa), Carlos Hernández, secretario del comité de intercentros de la compañía pública de transporte de viajeros, ha mostrado su convencimiento de que la sentencia se ha ejecutado de forma correcta, y lamentó, no obstante, la preocupación que se sigue generando en torno a este asunto entre los 150 conductores ya contratados por TITSA a través de la bolsa de empleo que se creó con este último proceso selectivo.

En todo caso, consideró que este nuevo trámite judicial solo implica que la jueza del caso quiere saber si la sentencia se ha cumplido bien. De cualquier modo, Hernández sostiene que en esta ejecución del fallo judicial existe la figura del opositor de buena fe, por lo que "quienes habían pasado todas las pruebas no tenían que repetir el examen, salvo que alguno lo quisiera hacer para subir nota". Tal interpretación, según subraya este sindicalista, viene avalada por la jurisprudencia, por lo que mostró su esperanza en que el litigio finalmente se dé por resuelto pronto.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha