Más visitantes y más gasto colocan a Canarias en la cima del negocio turístico español

Turistas llegados al archipiélago en una playa con dunas, en Maspalomas (Gran Canaria)

La ola del turismo extranjero en Canarias no deja de crecer, y así lleva unos años encadenados, desde el giro al alza en el número de visitantes con origen fuera de España observado en 2011. El comportamiento del mercado nacional ya es otro cantar.

La llegada de extranjeros creció el 13% en 2016, tres puntos más que la media española

La llegada de extranjeros creció el 13% en 2016, tres puntos más que la media española

En el primer trimestre de este año (enero-marzo), la pauta sigue siendo la misma y, en lo que concierne a la variable de gasto de los turistas internacionales (el 90% de los visitantes a las islas en 2016, con 13,3 millones), hay que decir que en ese periodo de análisis lo conseguido por el archipiélago representa casi el 32% de lo sumado en todo el país.

Así, en Canarias, según los últimos datos de la Encuesta de Gasto Turístico (Egatur) servidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el desembolso global de los visitantes extranjeros fue en marzo pasado de 1.511 millones de euros (con una subida del 10,4% respecto al mismo mes de 2016), mientras que la cifra nacional llegó a 5.098 millones.

En la etapa de enero a marzo de 2017, primer trimestre del año, las islas alcanzaron los 4.328 millones de euros en idéntica variable, lo que supuso nada más y nada menos que el 31,7% de los 13.655 millones logrados por todo el país (+10,9% en variación anual).

Fortaleza en temporada alta, la de otoño-invierno

Los datos de Egatur confirman la fortaleza de Canarias (dejando a un lado la aportación de la coyuntura internacional) en su temporada alta, otoño-invierno, y además dan a las islas el mayor peso dentro de esta actividad productiva en el país, con aquel 31,7% nacional frente a las participaciones relativas del 20% de Cataluña y del 14% de Andalucía, las regiones en segundo y tercer lugar según el acumulado de los tres primeros meses de 2017.

El excelente resultado de Canarias en el componente de gasto de los visitantes extranjeros se explica por varias razones. Una de ellas es que la tarifa media diaria de los hoteles isleños se ha encarecido en marzo el 5,8% respecto al mismo mes de 2016, que es lo que recoge el Indicador de Rentabilidad del Sector Hotelero (ADR) y el Índice de Precios Hoteleros. Este último sitúa a Canarias en los 123,2 puntos (con el promedio nacional en la base 100), el 6,8% por encima de la misma ratio contemplada en marzo del año anterior.

La subida de precios en la oferta hotelera de las islas también se apunta en el Índice de Precios al Consumo (IPC), con un incremento interanual en marzo pasado del 1,9% para el grupo restaurantes y hoteles, que, si se desglosa por subgrupos, se aprecia cómo el epígrafe servicios de alojamiento presenta una tasa de inflación anual del 6,7% en el archipiélago (últimos doce meses). En el de restauración y comedores, hay un avance bastante menor en marzo, con una tasa anual positiva de solo el 1,5%.

Tal y como se ha mencionado antes, el gasto turístico total en las islas, según la nueva metodología de la encuesta Egatur, fue en el primer trimestre del año el 10,9% superior al del mismo trimestre de 2016, en lo que contribuyó de forma directa el alza en el gasto medio y diario por turista, que creció en ese periodo el 4,4%. En marzo pasado, este se colocó como promedio en 141 euros por extranjero.

Generación de empleo y caída sectorial del paro

Si a esa mejora del 4,4% en el primer trimestre de 2017 en el gasto diario por turista extranjero recibido en Canarias se une que el número de foráneos entrados en el archipiélago durante el mismo periodo fue de 3.661.245 personas, con el 6,8% más respecto al mismo periodo de 2016, las razones esenciales de que aquella ola siga creciendo en las islas ya están expuestas, y ello pese a que esa alza anual en el capítulo de visitantes es inferior a la registrada a escala nacional, con el 9,3%.

En términos cuantitativos, que la calidad de los contratos y las condiciones de trabajo son otra cosa, tal bonanza turística también se ha trasladado a la generación de empleo, pues los registros de afiliados a la Seguridad Social en la actividad de hostelería, que engloba alojamiento y restauración, crecieron el 7,9% en su media trimestral respecto al año anterior (creación neta de empleo). Además, el paro registrado en hostelería continúa su tendencia a la baja. En el primer trimestre, este cayó el 3,1% respecto al mismo periodo de 2016, retroceso algo menor al nacional (en -3,6%).

Etiquetas
Publicado el
7 de mayo de 2017 - 14:16 h

Descubre nuestras apps

stats