Vecinos del barrio La Zamora, en Los Realejos, temen que la inacción del Ayuntamiento motive más accidentes graves en la escalera de La Ladera

Imagen facilitada por la familia del accidentado en la última caída en esa escalera, el viernes pasado

Los vecinos del caserío de La Ladera, en el barrio de La Zamora, dicen estar hartos, cansados, desmotivados y cabreados con el Ayuntamiento de Los Realejos. La razón de tal descontento es la que califican como inacción de la Concejalía de Obras Públicas de esa Corporación local a la hora de buscar una solución rápida a los problemas de seguridad que ofrece la escalera de subida desde ese caserío a la carretera general que conecta La Montaña con el Realejo Alto. Ya no saben cómo explicárselo al concejal responsable, José Andrés Pérez (del PP, con mayoría absoluta en el Gobierno local), ni qué hacer, pues hasta ahora las gestiones cursadas a través de ese edil siguen sin dar los resultados perseguidos por los vecinos.

Así lo ha expuesto una de las vecinas del caserío de La Ladera, que prefiere mantenerse en el anonimato y que vio cómo el viernes pasado (20 de enero de 2023), su padre, de 76 años, cayó escalera abajo y sufrió graves lesiones tras rodar sobre unos 11 peldaños. La situación, lejos de mejorar, empeora, subraya la misma fuente, y no debe ser porque la solución sea muy compleja o económicamente inviable.

Los residentes en esa zona de Los Realejos piden algo muy sencillo: que el Ayuntamiento actúe y atienda la petición popular de colocar en esa escalera una barandilla central. Solo esto demandan, pero no hay manera de lograrlo. Y así están hasta hoy, además con accidentes que han causado lesiones graves y además se pueden seguir repitiendo.

La misma vecina ha señalado a Tenerife Ahora que el último accidente en esa escalera se produjo el viernes pasado, con su padre, de 76 años, como principal afectado. Las lesiones fueron graves, tuvieron que llamar una ambulancia y además hubo un ingreso en el hospital Bellevue de Puerto de la Cruz.

Pese a los eventos que se han registrado en esa zona de tránsito, muy utilizada por los vecinos, en su mayor proporción mayores, el Ayuntamiento de Los Realejos parece que no reacciona y, como dice la fuente ya señalada, no será por avisarlos.

El último contacto con el concejal de Obras Públicas tuvo lugar el 12 de enero pasado, jueves, pero en él no se aportaron soluciones urgentes, rápidas. Una semana y algo después, ocurrió lo que podía pasar: otro caída de un mayor.

Los vecinos están cansados de tantas excusas e inoperatividad del Ayuntamiento; entre tanto, los problemas de tránsito en esa zona para los mayores se mantienen, con la peligrosidad ya narrada. La solución pasa, recalca esa vecina, por colocar una barandilla central en la escalera, de manera que los viandantes puedan subir y bajar con ese apoyo, algo que evitará tantas caídas. Según los vecinos, la escalera de la discordia tiene más de 35 años y hasta hoy, ya con muchos lugareños mayores, nada se ha hecho por dar solución a tan sencilla demanda.

Los residentes en el caserío de La Ladera, en La Zamora, siguen esperando mientras el listado de accidentados aumenta poco a poco. El Ayuntamiento de Los Realejos, entre tanto, sigue sin aportar soluciones.

Etiquetas
stats