La portada de mañana
Acceder
La derrota en el Eurogrupo anticipa problemas para lograr un fondo anticrisis ambicioso
El Gobierno redobla la presión sobre Juan Carlos I para salvar la imagen de Felipe VI
OPINIÓN - Nadia Calviño y la cuota masculina, por Ana Requena

Ofra, el barrio de Santa Cruz donde también vive la basura

Solar convertido en lugar de acumulación de basuras, en plena avenida Príncipes de España

La gestión de la recogida de residuos urbanos genera en muchas ciudades de España un conflicto entre ciudadanos y ayuntamientos, en las que los barrios periféricos son los grandes olvidados. Una de las críticas generalizadas que se le hace al Ayuntamiento de Santa Cruz es la falta de limpieza y de mantenimiento de la ciudad.

Galería de fotos: suciedad y basura en calles y solares del barrio de Ofra / Autor: Álex Rosa

Suciedad y basura en calles y solares del barrio de Ofra

En el barrio de Ofra, los restos de comida y colillas y la falta de limpieza, en algunas zonas, representan una molestia y un problema para los vecinos. A pesar del trabajo realizado por el servicio de limpieza, que lleva Urbaser, la basura se acumula en diversas zonas como parques o calles asiduas al tránsito. Esta es una queja reiterada de la que tanto los vecinos como diversos medios de comunicación ya se han hecho eco. Los vecinos de calles cercanas al Centro Comercial Los Príncipes o al hospital de la Candelaria se despiertan, cada día, con desperdicios, bolsas de plástico y latas a su alrededor.

Desde el Ayuntamiento de Santa Cruz se especifica que existen dos acciones de limpieza relacionadas con los barrios: por una lado, la operación Barrios, que desarrolla los zafarranchos y las labores de mantenimiento, y por otro, las actuaciones de limpieza especiales de todos los jueves. Además, para cuestiones concretas, se contacta y gestiona directamente con Urbaser, por ejemplo, en época de carnavales.

Sobre esto mismo se pronunció el propio alcalde en una entrevista con este medio del mes de enero: “Se están adoptando medidas excepcionales para mejorar la limpieza, como los zafarranchos, donde no solo se limpia sino que se pinta y se actúa en determinados barrios. Me da la impresión de que solo vamos a conseguir buenos resultados si, aparte de insistir en limpiar más, somos capaces de ensuciar menos”. Solo en el año 2016, el Ayuntamiento de Santa Cruz gastó 15,8 millones en la recogida de residuos sólidos urbanos.

Aunque las administraciones suelen concentrar los esfuerzos de limpieza en las zonas céntricas, ya que son las más visitadas por los turistas, la falta de limpieza en la periferia de las ciudades también proporciona una mala imagen a las islas, pues ello puede percibirse como una falta de atención o incluso como una mala distribución de los recursos públicos

La falta de civismo de algunos 

Otro aspecto importante respecto a la limpieza y la recogida de basura en los barrios es la concienciación en materia de gestión personal de los residuos domésticos. Por parte del Ayuntamiento de Santa Cruz, se han creado talleres que pretenden concienciar a los más pequeños de la importancia de cuidar el entorno. En la clausura de uno de ellos, en el colegio Echeyde I de Ofra, el alcalde expresó la necesidad de cuidar la ciudad: “Si entre todos tenemos la actitud necesaria ante el consumo de energía, el reciclado de los residuos o el hecho de tirar los papeles en la papelera y no en la vía pública, ustedes y las generaciones venideras, que son el presente y el futuro de nuestros barrios y de nuestra ciudad, si esto lo tienen en cuenta, contribuirán a tener un Santa Cruz mejor”. 

No obstante, la preocupación existente por enseñar a los más pequeños a cuidar la ciudad se contrapone a la escenificada en las calles de los barrios del Distrito Ofra-Costa Sur.

Etiquetas
Publicado el
3 de junio de 2017 - 12:04 h

Descubre nuestras apps

stats