La portada de mañana
Acceder
España afronta la paradoja de tener el récord europeo de vacunación y el de contagios
El sector ultra que quiere reactivar el recurso contra el aborto en el Constitucional
Análisis - El trabalenguas de Casado, por Neus Tomàs

Dos detenidos y denuncias por la carga policial tras una protesta de estudiantes en la Universidad de La Laguna por una exhibición militar

Protestas y carga policial en La Laguna este martes.

El campus de la Universidad de La Laguna (ULL) vivió en la tarde de este martes un enfrentamiento entre estudiantes y policía. Según adelanta Diario de Avisos, al menos dos personas fueron detenidas tras las concentraciones convocadas en señal de protesta por la exhibición que se llevó a cabo en el aparcamiento de Bellas Artes por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

El alumnado presente denuncia "una carga policial violenta" después de que un agente sacara a un asistente fuera de la manifestación y empezaran los abucheos. Según explica la Asamblea de Estudiantes en un comunicado, la concentración "fue pacífica y se respetaron las distancias de seguridad". Por ello, en señal de protesta por las detenciones que se llevaron a cabo este mismo jueves se concentran en la en la Plaza del Adelantado a las 9.30 horas.

Según explicaba anoche la ULL en su cuenta de Twitter oficial, prestó su aparcamiento de la Facultad de Bellas Artes al Ayuntamiento de La Laguna para llevar a cabo un simulacro del derrumbe de un edificio, dentro del Congreso de Seguridad y Turismo que está llevando a cabo el Ayuntamiento de La Laguna.

"Un colectivo de jóvenes convocó por redes una manifestación de repulsa en el exterior de ese espacio, que ha acabado al parecer en detenciones y una actuación policial desmedida y no comunicada ni coordinada con la universidad" y "La Universidad de La Laguna quiere mostrar su repulsa ante cualquier acto violento en sus campus".

Por parte del gobierno municipal, hasta el momento se ha pronunciado Unidas se Puede, que asegura que "ninguna de nuestras áreas de gobierno en La Laguna ha participado con recursos, económicos o de otro tipo, en el Congreso de Seguridad y Turismo, y no hemos apoyado su celebración". Así mismo, añade que el partido propuso que no se desarrollara en el municipio. "Los valores de nuestro programa electoral y las políticas públicas que desarrollamos, se posicionan claramente en la no violencia y rechazan cualquier forma de exaltación del militarismo", apunta.

La muerte de Javier Quesada, aún muy viva

El alumnado de esta universidad es especialmente sensible a la presencia de cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado por los hechos que ocurrieron en el año 1977, cuando ya había finalizado la dictadura. Entonces, el estudiante Javier Quesada murió asesinado al ser herido por una bala tras una carga policial. El estudiante murió por impactos de bala de la Guardia Civil en la Universidad de La Laguna, en plena transición española. Sin embargo, nadie pagó nunca por el crimen. a versión oficial de la época recogía que su muerte se produjo en un escenario de alteración del orden público.

El caso de Javier Quesada es singular porque nunca quedó recogido como víctima de la represión franquista. Fue asesinado el 12 de diciembre de 1977 y la Ley de memoria histórica reconoce a las víctimas represaliadas hasta octubre de ese mismo año. Por sólo dos meses no está reconocido como tal, a pesar de que en su momento hubo movilizaciones para ello.

Personalidades políticas han apoyado a los estudiantes y denunciado la actuación policial, entre ellos el diputado de Podemos, Alberto Rodríguez: "Condena sin paliativos de la desproporcionada actuación policial de hace unas horas y exigencia de puesta en libertad inmediata de los estudiantes detenidos", señaló en su Twitter.

Etiquetas

Descubre nuestras apps