eldiario.es

9

Viajar Ahora Viajar Ahora

Guía básica para un viaje a Belice, el destino caribeño de moda

La segunda barrera de coral más grande del mundo, playas caribeñas, antiguas ciudades maya y unos atractivos naturales imponentes son las cartas de presentación del pequeño país situado en el extremo sur de Yucatán

Cayo Ingés, uno de los muchos atolones de la costa de Belice. Miguel Octavio

Cayo Inglés, uno de los muchos atolones de la costa de Belice. Miguel Octavio

Belice se ha convertido en los últimos tiempos en uno de los destinos estrella del Caribe. Este pequeño país encajado entre México y Guatemala lo tiene todo para triunfar: playas alucinantes aún sin explotar (a dos pasos de la Riviera Maya); enormes atractivos naturales (entre los que destaca la mayor reserva de jaguares); imponentes puntos de inmersión para los amantes del buceo; un tesoro arqueológico y colonial que rivaliza con sus vecinos; la posibilidad de recorrer el lugar a precios ajustados a presupuestos bajos y un grado de seguridad superior a Guatemala y México. Hasta hace poco tiempo, el país sólo era una escala de paso para visitar Tikal, la imponente ciudad maya guatemalteca. Pero, cada vez más, Tikal se ha incorporado como una excursión fuera de ruta para los que visitan el país.

DATOS BÁSICOS: Belice es un pequeño país de 22.900 kilómetros cuadrados. Hasta 1981 fue colonia británica (por una cesión de México en el siglo XIX), pero la gran mayoría de los habitantes habla español. Como país caribeño, disfruta de un clima tropical con temperaturas mínimas de 21 grados en enero y máximas que rara vez superan los 32 en julio y agosto. La temporada ‘seca’ se produce entre enero y abril y la temporada húmeda se extiende de finales de mayo a noviembre, coincidiendo con la temporada de huracanes. La moneda oficial es el dólar beliceño y está anclada al dólar en una proporción de dos a uno a favor de la divisa estadounidense (ver cambio oficial). Aunque la principal fuente de ingresos del país es la exportación de azúcar, el turismo se está convirtiendo en una importante baza para una economía aún pequeña y débil.

Uno de los atolones de la barrera de coral que protege a la costa de Belice. Anoldent

Uno de los atolones de la barrera de coral que protege a la costa de Belice. Anoldent

VIAJAR A Y POR BELICE : Por avión, la principal puerta de entrada al país es el Aeropuerto Internacional Philip Goldson al que vuelan las siguientes compañías: American Airlines (Miami, Dallas y Charlotte); Avianca (El Salvador); Copa Airlines (Panama); Delta Airlines (Atlanta); Southwest (Houston, Fort Lauderdale y Denver); Tropic Air (Cancún, Flores –Guatemala-y Roatan –Honduras-) y United (Houston). Las compañías Tropic Air y Maya Island cubren las rutas aéreas interiores. Los vuelos a los cayos cuestan unos 75 euros por trayecto. Por tierra hay conexiones directas con México y Guatemala. La mexicana ADO ofrece servicios desde Cancún y Mérida. Martín Espadas conecta Chetumal (en la frontera mexicano-beliceña) con Belice City y otras ciudades del país. Desde Guatemala las dos compañías que conectan con Belice son Línea Dorada y Fuente del Norte (ambas desde la ciudad de Flores). Hay tres grandes rutas internas que conectan la mayor parte de las poblaciones del país (Norte, Sur y Oeste). En esta página web puedes consultar los horarios y las líneas de los autobuses nacionales. Para moverse entre el continente y las islas existen servicios de watertaxi. Las principales rutas son: Ciudad de Belice-Cayo Caulker-San Pedro; Corozal-Sarteneja-San Pedro; Dangriga-Cayos centrales y Placencia-Independence.

Fondos cristalinos en Hol Chan. Suzanne Schroeter

Fondos cristalinos en Hol Chan. Suzanne Schroeter

PRESUPUESTO DIARIO : Hay para todos los gustos. Un viaje de gama media requiere de un presupuesto entre 40 y 60 euros por persona. El precio de los alojamientos varía mucho según la zona. En Cayo Caulker, uno de los destinos top del país, los alojamientos de gama media cuestan unos 40 euros por noche. Se pueden encontrar hoteles de gama alta por menos de 100 euros. Los alojamientos baratos rondan los 25-30 euros la noche. En otras zonas del país el rango de precios es más ajustado y se puede conseguir alojamiento barato por 20 euros la noche. Comer fuera es caro y también depende de la zona.

En Cayo Caulker, en los restaurantes más económicos, se puede comer por unos 8 euros y en los de gama media la cuenta se puede ir a los 18 euros por comensal. En otras zonas del país se puede comer por cinco euros en los restaurantes más económicos. Viajar por el interior del país es barato si se toman los buses locales. El trayecto entre Belice City y San Ignacio ronda los cuatro euros; de Belice City a Orange Walk, unos dos. Desde la antigua capital a Punta Gorda el precio ronda los diez euros. Los precios se calculan Dar el salto hasta Cayo Caulker en water taxi cuesta unos doce euros ida y vuelta. Una combi a San Ignacio cuesta 33 euros; hasta Placencia (en el sur) el precio sube hasta los 53 euros.

Mono aullador en Monkey River, una de las muchas reservas naturales de Belice. Javier de la Rosa

Mono aullador en Monkey River, una de las muchas reservas naturales de Belice. Javier de la Rosa

Las excursiones son caras. Una de las joyas de la corona es visitar el Gran Agujero Azul (Blue Hole), un imponente ‘sumidero’ de 300 metros de diámetro y más de 120 metros de profundidad que se encuentra en el atolón Lighthouse Reef. Una visita de buceo de profundidad cuesta unos 250 euros y pasarse por ahí para hacer snorkel unos 185; entrar al parque cuesta 35 euros y no está incluido el material. Un vuelo en avioneta sobre el agujero desde Cayo Caulker (como mejor se ve) ronda los 250 euros y si vas en helicóptero la cosa se va a los 400. Visitar la reserva marina de Hol Chan y Shark Ray Alley con varias inmersiones de snorkel sale unos 80 euros. Las excursiones al interior (cuevas, rutas y sitios arqueológicos) rondan los 80 euros por persona.

LA CULTURA GARÍFUNA : Esta parte del mundo es una verdadera encrucijada de culturas. Con la llegada de los europeos (siglo XVI) y la colonización europea, los restos de la antigua civilización maya se mezcló con varias etnias caribeñas y esclavos africanos dando lugar a una cultura singular conocida como Garífuna, los conocidos como caribes negros. En Belice, las zonas de mayor influencia se concentran en el sur del país con importantes núcleos de población en localidades como Hopkins, Dangriga o Punta Gorda. Una de las más brillantes expresiones de este magnífico ejemplo de sincretismo cultural es la música. El mejor lugar para conocer esta etnia caribeña y sus costumbres es Hopkins donde se encuentra el Centro percusionista Lebeha, que organiza ceremonias de música garífuna.

Cascadas en la reserva forestal de Mountain Pine Ridge. Rebecca Wilson

Cascadas en la reserva forestal de Mountain Pine Ridge. Rebecca Wilson

QUE VER, QUÉ HACER : El fuerte de Belice es la combinación de naturaleza y arqueología. Cuenta con un litoral privilegiado plagado de grandes playas, imponentes manglares e impresionantes arrecifes de coral que forma una verdadera barrera como sucede en Australia. Tierra adentro, el bosque lluvioso es el protagonista absoluto de un paisaje en el que abundan las cuevas, los ríos y los espejos de agua rebosantes de flora y fauna. La guinda del pastel son las ruinas mayas, con ejemplos notables.

Las mejores playas: En el continente, las playas más turísticas del país están en torno a las localidades de Hopkins y en la Península de Placencia. Si vas más al sur te vas a encontrar enormes arenales casi vírgenes a los que apenas van turistas. El acceso a estas playas se hace desde Monkey River Town. La otra opción es irse a las islas y cayos. Los más turísticos son Cayo Caulker y Ambergris, donde se encuentra la ciudad de San Pedro; otro lugar con playas dignas de verse es Turneffe Island, aunque los alojamientos son de lujo. El litoral está salpicado de pequeños cayos y arrecifes con playas brutales, aunque la mayor parte de ellos son privados.

Entrada a una de las cuevas del río Caves Branch. Suzanne Schroeter

Entrada a una de las cuevas del río Caves Branch. Suzanne Schroeter

Hacer buceo y snorkel: La zona más demandada por los turistas es la Reserva Marina de Hol Chan, situada al sur de Cayo Ambergris (también se accede desde Caulker), una pequeña abertura de la barrera de coral baliceña que rebosa vida y en la que es posible nadar junto a los manatíes. Uno de los puntos más importantes de inmersión de esta zona es Shark Ray Alley, dónde se puede nadar junto a tiburones y mantarrayas. Otro lugar imponente es Lighthouse Reef, famoso en el mundo entero por el Big Blue Hole –los precios para visitar este lugar son muy altos-. En Tunerffe Island y Glover’s Reef también hay multitud de lugares donde puedes hacer snorkel y se organizan excursiones a diversos lugares de la gran barrera dónde, a parte de la fauna habitual de la zona, puedes ver (si tienes suerte) al imponente tiburón ballena que nada por estas aguas entre abril y junio. Los mejores lugares para ver manatíes son Cayo Goff y Cayo Swallow, ambos muy cerca de Belice City.

Explorar las mejores reservas naturales: Monkey River se encuentra en el sur del país y alterna una pequeña travesía en barca por el río y caminatas guiadas por la selva. El lugar es famoso por la gran cantidad de monos aulladores que hay, pero la cantidad de bichos que se pueden ver es impresionante: en el agua manatíes y cocodrilos y en tierra miles de aves, iguanas, murciélagos, tarántulas… Y si tienes suerte la huella de algún jaguar. Monkey River es un apto para todos los públicos. Los amantes de experiencias algo más intensas tienen dónde elegir. La vista al Parque Nacional Mayflower Bocawina y al Santuario Natural de Cokscomb requiere dedicar varios días y ponerse las botas de montaña. Cokscom presume de tener la mayor oblación de jaguares de América. En Myflower Bocawina hay pequeñas joyas como Antelope Falls, una pequeña cascada con laguna de esas que salen en las películas cuando se habla del paraíso. Otro paraje natural que bien merece una visita es la Reserva Forestal de Mountain Pine Ridge un paraje cuajado de cascadas y piscinas naturales. El Santuario Natural de Crooked Tree es otro de los lugares interesantes con una gran cantidad de aves.

Una de las pirámides de la ciudad maya de Altun Ha. Steve Sutherland

Una de las pirámides de la ciudad maya de Altun Ha. Steve Sutherland

El Río Caves Branch : En todas las guías del país la travesía del Caves Branch se sitúa dentro del podio de actividades. Este río atraviesa una zona kárstica de las Montañas Mayas creando un complejo sistema de cuevas inundadas único en el mundo que puede ser fácilmente explorable en canoa o, incluso, a bordo de un gomón. El río excavó durante milenios nueve grandes agujeros en la roca caliza. Algunas no son más que grandes cornisas de antiguas cavidades ya derrumbadas y otras, como la espectacular Nohoch Che’en, una imponente cueva con multitud de salas laterales. La mejor forma de llegar al río Caves Branch es a través de la Hummingbird Highway (Autopista del Colibrí), una carretera de poco más de 80 kilómetros que conecta la Autopista de la Costa con la Autopista Oeste (San Ignacio) a través de uno de los paisajes de montaña más bonitos del país. Recorrer la Autopista del Colibrí es otra de las recomendaciones que no pueden faltar en un viaje a Belice.

Explorar las antiguas ciudades mayas y pasar a Tikal: Los restos de la cultura maya también están presentes en Belice a través de imponentes yacimientos que, pese a no contar con la espectacularidad de las grandes ciudades mexicanas y guatemaltecas, son dignas de verse. Las mejores ‘ruinas mayas’ del país son las de Xunantunich,Lamanai, Altun Ha o la espectacular ElCaracol, la más imponente de las antiguas ciudades maya en territorio beliceño (ver el mapa). Desde Belice también se puede acceder al Parque Arqueológico de Tikal (en Guatemala), uno de los centros urbanos más importantes de la antigua civilización maya. Hay agencias que organizan salidas hasta Tikal desde Belice de uno o dos días. Si vas por tu cuenta, la mejor opción es viajar en autobús hasta Flores y, desde ahí, contratar alguna excursión o taxi hasta Tikal.

Fotos bajo Licencia CC: anoldent; Steve Sutherland; Miguel Octavio; Javier de la Rosa; Suzanne Schroeter

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha