Revolut, N26, Wise, ¿qué ventajas y desventajas tienen los neobancos internacionales para el usuario?

Martín Frías

0

Hace apenas un par de décadas, los bancos tenían oficinas y cajeros automáticos, y la banca por Internet era casi una excentricidad. Todo funcionaba bien, excepto cuando había que salir de viaje a otros países u operar con ellos. Sacar dinero de un cajero automático obligaba a pagar comisiones extravagantes, así como hacer transferencias internacionales, además de tasas de cambio de divisas variables y arbitrarias.  

Las compañías de banca móvil o 'neobancos', como Revolut, N26 y Wise surgieron como parte de una ola de innovaciones en tecnología financiera, conocida como fintech, que busca simplificar y mejorar los servicios financieros mediante el uso de la tecnología. Cada una de estas empresas tiene una historia y evolución única, pero todas ellas ofrecen ventajas importantes respecto a los bancos tradicionales para aquellas personas que viajan frecuentemente o tienen su dinero en distintas divisas o países. Además, ofrecen tarjetas y operaciones sin comisiones, lo que las coloca con ventaja frente a muchos bancos tradicionales. 

En los últimos años, estos bancos rivales se han enzarzado en una contienda sin tregua, en la que estas empresas se han expandido agresivamente por Europa y han tratado de atraer a nuevos mercados hacia sus productos. El crecimiento de estas compañías ha sido muy rápido, impulsado por la demanda de servicios financieros más accesibles y económicos, y también por la explosión de las criptomonedas, que hizo que los inversores en estas nuevas divisas optaran por bancos con menores comisiones. 

Revolut

Fundada en 2015 por Nikolay Storonsky y Vlad Yatsenko en el Reino Unido, Revolut comenzó como una aplicación para el intercambio de divisas sin comisiones que ofrecía además una tarjeta de débito internacional. Rápidamente evolucionó para ofrecer una gama de servicios financieros, incluyendo cuentas bancarias, criptomonedas, seguros y productos de inversión. Opera en varios países de Europa, América, Asia y Oceanía.

El 13 de diciembre de 2018, el BCE aprobó la solicitud de Revolut para obtener una licencia bancaria europea, y ofrece a sus clientes una protección de depósitos de hasta 100.000 euros en el marco del SEDA (Sistema Europeo de Garantía de Depósitos). 

Las cuentas Revolut permiten a los clientes mantener y cambiar más de 28 divisas extranjeras y realizar transferencias internacionales de dinero por todo el mundo. También puede retirar dinero gratis en cajeros automáticos hasta un valor de 200 euros al mes con una cuenta estándar, y después cobra una comisión del 2%.

Sin embargo, hasta hace poco Revolut ofrecía una cuenta con un IBAN británico. Esto impedía ciertas operaciones, como el pago de impuestos, algunas domiciliaciones, como las nóminas. Su tarjeta es en realidad un monedero que había que recargar y que no funcionaba en algunos servicios, como las autopistas. 

Sin embargo, este año la empresa migró sus cuentas en España para ofrecer un IBAN español a sus clientes, con todas las ventajas. Para las cuentas de empresa, las tarjetas son Mastercard de débito, tanto físicas como virtuales, aunque las tarjetas personales siguen siendo tarjetas Mastercard de prepago.   

N26

Esta empresa alemana, fundada en 2013 por Valentin Stalf y Maximilian Tayenthal, se caracterizó por ser uno de los primeros bancos móviles en Europa. Ofrece servicios como cuentas bancarias, tarjetas de débito, crédito y funciones de ahorro e inversión. N26 ha ampliado su presencia en varios países europeos y entró en el mercado estadounidense en 2019, aunque dejó de operar en este país en 2022.

N26 obtuvo su licencia bancaria europea completa del BCE (Banco Central Europeo) el 18 de julio de 2018, por lo que la empresa tiene el estatus de ser un banco oficial. Con N26, sus depósitos en los Estados miembros de la Unión Europea están asegurados hasta un importe máximo de 100.000 euros en virtud de la Protección de Depósitos alemana. 

Las cuentas ofrecen una tarjeta N26 vinculada para realizar extracciones gratuitas ilimitadas en cajeros automáticos de más de 55.000 establecimientos en Estados Unidos, Canadá, Puerto Rico, Australia, México y el Reino Unido. Si va a realizar una retirada internacional fuera de la red, N26 tiene una comisión de dos euros más un 2%, más los cargos pertinentes añadidos por el operador del cajero automático. 

Con N26 se puede elegir entre un IBAN alemán u otro español. Las tarjetas de N26 son tarjetas bancarias, no tarjetas de prepago. 

Wise (anteriormente TransferWise)

Fundada en 2011 por Kristo Käärmann y Taavet Hinrikus en el Reino Unido, Wise comenzó como una plataforma de transferencia de dinero internacional más económica y transparente en comparación con las opciones bancarias tradicionales. A lo largo de los años, ha ampliado sus servicios para incluir cuentas multidivisa y una tarjeta de débito. Opera globalmente, ofreciendo servicios en múltiples países.

Wise no es un banco, ya que no presta el dinero de sus clientes a otros. Sin embargo, ofrece cuentas a través de Wise Account para que los clientes guarden su dinero mientras envían, reciben y gastan. Sus depósitos no están asegurados de la misma forma que los depósitos bancarios, aunque Wise está regulado como proveedor de servicios financieros y autorizado como transmisor de dinero en muchas regiones del mundo. Las cuentas de Wise ofrecen un IBAN europeo en Bélgica.

Las ventajas y desventajas de los neobancos

Las cuentas de N26 y Revolut pueden conectarse con entidades bancarias españolas para hacer traspasos de dinero sin coste, con lo que estarán funcionando como una cuenta secundaria en la que no hay comisiones en la mayoría de las operaciones. Wise, de nuevo, no es un banco, por lo que es imprescindible vincular el servicio con una cuenta existente. 

Sin embargo, en operaciones de retirada de efectivo o transferencias por encima de ciertas cantidades, estas entidades sí aplican comisiones, aunque siguen siendo más bajas que en otros bancos. En el caso de Wise, se puede transferir dinero a las cuentas asociadas sin comisiones, y a otras cuentas dentro del sistema SEPA con una comisión mínima de 44 céntimos, con comisiones adicionales fuera de la zona SEPA. En el caso de N26 y Revolut las transferencias fuera de la zona SEPA tienen una comisión un 0,5 y 1,5% dependiendo del país. 

Tanto Revolut como N26 ofrecen planes premium por una cuota mensual en los que se pueden evitar estas comisiones, y resultan convenientes en el caso de un elevado volumen de operaciones. Estas cuotas dan acceso a un seguro de viaje que según su nivel cubre gastos médicos, indemnización en caso de pérdida de equipaje, retraso de vuelo, atraco y extensión de garantía en tus compras.

Al tratarse de empresas puramente de Internet, sus clientes disfrutan de interfaces de usuario sencillas y procesos de registro y gestión completamente en línea, algo que muchos bancos tradicionales aún no dominan. Desde sus aplicaciones móviles o a través de un navegador es sencillo bloquear o congelar las tarjetas, establecer avisos y límites de gasto, operar desde el móvil usando la huella o el reconocimiento facial, al igual que pagar con el móvil. 

Los neobancos no disponen de oficinas físicas, todas las interacciones tienen que ser en línea, y en algunos casos en inglés. Esto hace que puedan mantener sus costes bajos, y su atención a través de la aplicación o su web es muy completa, pero puede resultar frustrante para algunas personas cuando se produce algún problema.