Los marineros anuncian una guerra contra Iberdrola y su plan para sembrar el mar gallego de molinos de viento

Proyecto de aerogenerador eólico de Iberdrola.

El creciente interés por la eólica marina se ha materializado en la presentación de los dos primeros proyectos en la costa gallega para su tramitación ambiental ante el Ministerio para la Transición Ecológica. Son dos parques de gran extensión que Iberdrola ha ideado para las aguas del norte de Galicia, entre el Atlántico y el Cantábrico. Identificados con los nombres de San Brandán y San Cibrao, el primero estaría a 12 kilómetros de tierra y el segundo, a 13,5. Ocuparían cada uno un área de unos 130 kilómetros cuadrados. Es decir, si la superficie tuviese forma de cuadrado, cada lado mediría más de 11 kilómetros. Pero los planes de instalar molinos de viento al este y al oeste de cabo Ortegal se han encontrado desde esta primera fase con la oposición de los pescadores gallegos, que anuncian que presentarán alegaciones y reclamarán al Gobierno central que rechace las aspiraciones de la eléctrica.

Guerra del viento en Galicia: el rural gallego se levanta contra un nuevo 'boom' de la industria eólica

Guerra del viento en Galicia: el rural gallego se levanta contra un nuevo 'boom' de la industria eólica

Torcuato Teixeira, secretario general de la asociación de armadores Pescagalicia y portavoz del sector pesquero en el Observatorio da Eólica Mariña –un órgano constituido con la Xunta–, considera que los proyectos traspasan las "líneas rojas": afectan al ecosistema y a varios caladeros. Dice que el sector está de acuerdo en establecer esos límites para dar su respaldo a este tipo de aprovechamientos energéticos. Critica la forma de actuar de Iberdrola porque se están elaborando planes de ordenación de los espacios marinos (POEM) en España que van a delimitar qué lugares son adecuados para la eólica. Los planteados por la empresa eléctrica, asegura, están fuera de las áreas propuestas por el Ministerio para la Transición Ecológica.

Con el telón de fondo de las protestas por la eclosión de planes para instalar aerogeneradores en el monte gallego, los molinos en el mar empiezan a toparse también con oposición.

El Gobierno ha enviado notificaciones a las cofradías de pescadores afectadas y les ha pedido que presenten sus opiniones sobre los planes de Iberdrola en un plazo de 20 días. Los pósitos han adelantado que será un aluvión de documentos contrarios a la instalación de molinos en estas dos zonas. "La propuesta está salida de madre", afirma Teixeira. En un comunicado firmado por las federaciones de cofradías, organizaciones de productores de Lugo y asociaciones de empresas armadoras, el sector concluye que entre Cedeira (A Coruña) y Burela (Lugo) se verían afectadas el 65% de las zonas de captura anual.

Los dos proyectos presentados por Iberdrola, separados entre sí por unos kilómetros, se encuentran todavía en fase de consultas previas, según consta en la página del Ministerio que reúne las iniciativas sometidas a evaluaciones ambientales. Preguntada por este periódico sobre las críticas, la empresa se ha remitido a los dos extensos informes, de más de 300 páginas, que ha entregado al Ministerio. En los documentos defiende que no invade las principales áreas naturales protegidas y que el cableado necesario bajo el mar y la conexión terrestre tienen "una afección mínima a espacios naturales y hábitats protegidos". En otro párrafo, idéntico en ambos textos, la compañía asegura que no hay "afecciones significativas" ni a la navegación aérea ni a la marítima y que el planteamiento "consigue también minimizar la afección a los principales caladeros".

Iberdrola expone que la intención es levantar 35 molinos de grandes dimensiones –253 metros sobre el nivel del mar– con una potencia instalada total de 490 megavatios (MW). Producirían entre 1.500 y 1.600 gigavatios hora (GWh) al año en cada parque. Las estructuras serían flotantes, dada la profundidad de las aguas en esas zonas, que es de entre 100 y 200 metros. La empresa prevé en sus informes medidas correctoras para los efectos negativos sobre la fauna marina y las aves: dispositivos "salvapájaros" si se detectan electrocuciones o choques, retirada de nidos terminada la época reproductiva y paralización de las obras si aparece una especie amenazada. También propone negociar con la Xunta compensaciones por el impacto negativo sobre la pesca.

Para Torcuato Teixeira, los informes "carecen de rigor" y avisa de que se trata de zonas de paso de aves migratorias y de que la fauna es sensible al ruido que provocan los aerogeneradores. Su petición es que estas dos propuestas "se archiven" y que no se presenten otras nuevas mientras no se delimiten los espacios para la eólica marina: "Crean intranquilidad".

El Gobierno central ha paralizado la presentación de nuevas peticiones de reservas de zonas. La decisión se incluye en el real decreto que establece una rebaja temporal del IVA de la luz y que se publicó el pasado viernes en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Ese mismo día se cerró el plazo para presentar alegaciones a los POEM. Cuando estos instrumentos estén listos, el Ministerio va a hacer una reforma del marco normativo para tramitar parques eólicos marinos y hasta ese momento no aceptará solicitudes.

Rechazo del BNG

También en la esfera política han empezado a surgir las críticas a los proyectos de instalaciones en el mar para aprovechar la energía del viento. El BNG defiende que la costa gallega debe ser declarada espacio no apto para el desarrollo de la eólica marina. La diputada en el Parlamento Rosana Pérez recordó en una rueda de prensa que Iberdrola anunció que presentaría sus proyectos en España a los fondos europeos Next Generation y criticó que la empresa busque financiación pública.

La formación nacionalista, que presentó alegaciones a los POEM porque considera que "no respetan las competencias" de Galicia en materia pesquera, avanza que se movilizará contra las instalaciones eólicas marinas por su impacto en los sectores productivos: "Rechazamos este modelo que se quiere llevar a cabo a cualquier precio. No responde a ninguna necesidad de Galicia, sino de las eléctricas".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats