El PP vota en contra de reclamar las competencias en meteorología para Galicia

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé para hoy, viernes, chubascos y tormentas localmente fuertes y acompañadas de granizo en el este de Castilla y León, Aragón y en el interior de Cataluña. EFE/ Jesús Diges

El PP no quiere las competencias en meteorología para Galicia. Lo evidencia el voto en contra con el que esta mañana ha despachado, en el Parlamento gallego, una propuesta del BNG con la que pretendía dar “validez jurídica” a las indicaciones de Meteogalicia. Pero la derecha se negó. En coherencia con los 12 años de gobiernos de Alberto Núñez Feijóo durante los que la comunidad -una de las tres nacionalidades históricas reconocidas en la Constitución- no ha obtenido un solo traspado, los populares no consideran la cuestión prioritaria.

La argumentación nacionalista centró el debate en la necesidad de que las predicciones del popular servicio de Meteogalicia tengan valor jurídico y puedan así avalar actuaciones en emergencias. Para ello, entiende, es necesario que la Xunta asuma su gestión. “El servicio de meteorología es esencial en su función predictiva, y su información es necesaria para el turismo, el sector pesquero, el agroganadero o la seguridad pública”, expuso Luís Bará, diputado del Bloque. En frente, el Partido Popular no atendió a esas razones.

Para Marisol Díaz, parlamentaria de la mayoría de gobierno, “Galicia tiene hoy otras prioridades, como la AP-9 y la gestión del dominio marítimo terrestre, esto es lo que apoya el grupo popular”. A su juicio, Meteogalicia “simplemente necesita que sus predicciones tengan validez jurídica” y el Gobierno gallego “sí está dispuesto a reclamar las competencia relativas a los avisos para los servicios de emergencia”. No explicó si lo va a hacer ni se comprometió a iniciativas de su partido en esa dirección.

Bará, cuya proposición sí recibió el apoyo de los escaños del Partido Socialista, recuperó para el debate la extraña marcha atrás del PP relativa a otro asunto de competencias, las de tráfico. Los populares habían respaldado su discusión en la cámara al votar a favor de una propuesta del BNG, pero tras recibir presiones de asociaciones de guardias civiles, rectificó. “No hace falta que lo disimulen declarando su amor a la Guardia Civil. La realidad es que no quieren el autogobierno. Quieren que Galicia sea una comunidad de segunda o tercera división”, concluyó el diputad nacionalista.

Etiquetas

Descubre nuestras apps