El TSXG pide no culpar a los jueces por las sentencias que desaniman a que las mujeres maltratadas denuncien

El jefe de los jueces gallegos discute las críticas del movimiento feminista hacia la existencia de una "justicia patriarcal" que desanima a las mujeres víctimas de violencia machista a buscar reparación en los tribunales. José María Gómez y Díaz-Castroverde, presidente del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, acaba de publicar un comunicado con motivo del Día contra la violencia machista en el que desliza una exoneración general a la profesión que representa: "No perdamos el tiempo buscando culpables entre los jueces y las juezas (...) quien ejerce la función judicial lo hace con imparcialidad, no es el enemigo de las víctimas", asegura.

El Supremo absuelve a dos condenados por abusos por su "simetría de edad y madurez" con la víctima de 13 años

Saber más

El escrito del presidente del alto tribunal gallego responde a las convocatorias que el movimiento feminista ha lanzado bajo el lema: "Combatir la justicia patriarcal para acabar con la violencia machista". En el comunicado lanzado con motivo del 25, las mujeres aseguran que "no se trata solo de que se emitan sentencias machistas, se trata de que todo el proceso judicial, lejos de proteger a las mujeres y a sus hijos, acaban por someterlos a más violencias".

En ese punto se centra parte de la reivindicación feminista este año: la dificultad de denunciar y el temor de muchas mujeres a iniciar un proceso judicial que acaba generando más heridas que reparaciones. Marta Borraz y Ana Requena lo cuentan en esta crónica.

A respecto de eso el presidente del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) asegura: "En nuestro ejercicio profesional, y en la aplicación de esa presunción de inocencia, sin la cual no tendríamos un Estado de Derecho, debemos admitir generar, en algún caso, decepción. Pero mayor sería la decepción si tomamos partido en esos casos y decidimos sin pruebas válidamente obtenidas y valoradas correctamente. Esto es algo sencillo de explicar, pero, tal vez, difícil de asumir. Es una de las grandezas de nuestra profesión: recibir críticas por cumplir con la Constitución y con la Ley".

Detrás del texto auto exculpatorio de Gómez y Díaz-Castroverde están las polémicas sentencias producidas en el caso de la manada o, la más reciente, del Tribunal Supremo que absolvía de violación a dos varones de 19 y 20 años al considerar que tenían simetría de edad con una joven de 13 con la que habían mantenido relaciones sexuales.

El jefe de los jueces gallegos discute las críticas del movimiento feminista hacia la existencia de una "justicia patriarcal" que desanima a las mujeres víctimas de violencia machista a buscar reparación en los tribunales. José María Gómez y Díaz-Castroverde, presidente del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, acaba de publicar un comunicado con motivo del Día contra la violencia machista en el que desliza una exoneración general a la profesión que representa: "No perdamos el tiempo buscando culpables entre los jueces y las juezas (...) quien ejerce la función judicial lo hace con imparcialidad, no es el enemigo de las víctimas", asegura.

El Supremo absuelve a dos condenados por abusos por su "simetría de edad y madurez" con la víctima de 13 años

Saber más

El escrito del presidente del alto tribunal gallego responde a las convocatorias que el movimiento feminista ha lanzado bajo el lema: "Combatir la justicia patriarcal para acabar con la violencia machista". En el comunicado lanzado con motivo del 25, las mujeres aseguran que "no se trata solo de que se emitan sentencias machistas, se trata de que todo el proceso judicial, lejos de proteger a las mujeres y a sus hijos, acaban por someterlos a más violencias".

En ese punto se centra parte de la reivindicación feminista este año: la dificultad de denunciar y el temor de muchas mujeres a iniciar un proceso judicial que acaba generando más heridas que reparaciones. Marta Borraz y Ana Requena lo cuentan en esta crónica.

A respecto de eso el presidente del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) asegura: "En nuestro ejercicio profesional, y en la aplicación de esa presunción de inocencia, sin la cual no tendríamos un Estado de Derecho, debemos admitir generar, en algún caso, decepción. Pero mayor sería la decepción si tomamos partido en esos casos y decidimos sin pruebas válidamente obtenidas y valoradas correctamente. Esto es algo sencillo de explicar, pero, tal vez, difícil de asumir. Es una de las grandezas de nuestra profesión: recibir críticas por cumplir con la Constitución y con la Ley".

Detrás del texto auto exculpatorio de Gómez y Díaz-Castroverde están las polémicas sentencias producidas en el caso de la manada o, la más reciente, del Tribunal Supremo que absolvía de violación a dos varones de 19 y 20 años al considerar que tenían simetría de edad con una joven de 13 con la que habían mantenido relaciones sexuales.

El jefe de los jueces gallegos discute las críticas del movimiento feminista hacia la existencia de una "justicia patriarcal" que desanima a las mujeres víctimas de violencia machista a buscar reparación en los tribunales. José María Gómez y Díaz-Castroverde, presidente del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, acaba de publicar un comunicado con motivo del Día contra la violencia machista en el que desliza una exoneración general a la profesión que representa: "No perdamos el tiempo buscando culpables entre los jueces y las juezas (...) quien ejerce la función judicial lo hace con imparcialidad, no es el enemigo de las víctimas", asegura.

El Supremo absuelve a dos condenados por abusos por su "simetría de edad y madurez" con la víctima de 13 años

Saber más

El escrito del presidente del alto tribunal gallego responde a las convocatorias que el movimiento feminista ha lanzado bajo el lema: "Combatir la justicia patriarcal para acabar con la violencia machista". En el comunicado lanzado con motivo del 25, las mujeres aseguran que "no se trata solo de que se emitan sentencias machistas, se trata de que todo el proceso judicial, lejos de proteger a las mujeres y a sus hijos, acaban por someterlos a más violencias".