Venecia se queda en menos de 50.000 habitantes mientras vuelve a estar “sofocada” por el turismo

Angela Giuffrida

Roma (Italia) —

0

Los habitantes que quedan en el centro histórico de Venecia dicen que temen convertirse en “reliquias de un museo al aire libre”, ahora que la población ha descendido por debajo de los 50.000 habitantes por primera vez. 

¿Nos sobran visitantes? El impacto del turismo en los territorios frágiles

Saber más

Venecia fue una vez el corazón de una poderosa república marítima, pero su isla principal ha perdido más de 120.000 residentes desde principios de los 50, ahuyentados por una variedad de motivos, pero en especial por el turismo en masa que ha causado que la población se vea eclipsada por los miles de visitantes que pueblan sus parques, puentes y estrechas aceras cada día.

Venessia.com, un grupo activista que durante años se esfuerza por preservar el legado de esta ciudad, mantiene un registro del declive de la población, y dice que la cantidad de habitantes ha bajado oficialmente a menos de 50.000 este viernes. 

“No tenemos una cifra exacta, pero según nuestros cálculos, y usando información del registro civil, son menos de 50.000”, dice Matteo Secchi, quien dirige Venessia.com. “Hace años que advertimos sobre esto… no queremos rendirnos, pero ninguna administración ha podido revertir la tendencia”, apunta. 

Sin tiendas de productos esenciales

Secci asegura que aquellos que aún viven en el centro histórico de Venecia se sienten “sofocados” por una “máquina económica” que puso su foco en el turismo. Dice que se ha dejado a los residentes a su suerte frente a altos costes de vida y falta de viviendas asequibles, y que se han reemplazado tiendas que venden productos esenciales por tiendas de souvenirs

“El turismo es un arma de doble filo porque por un lado, recibes dinero pero por el otro expulsas las actividades y los espacios para [los residentes]”, dice Secchi, quien describe a Venecia como “una máquina de efectivo”. “También están los que no son de aquí, pero poseen una propiedad, la arriendan y luego gastan el dinero en otra parte”, indica. 

Este año, las autoridades de Venecia anunciaron un plan para atraer personas que trabajen en remoto a la ciudad, pero parece haber tenido poco impacto. “Estas cosas están bien, pero necesitamos un cambio radical, y que el ayuntamiento tome medidas significativas, como ofrecer incentivos financieros a propietarios que, por ejemplo, solo arrienden a venecianos”, indica Secchi. “El peligro es que nos extingamos, que en poco tiempo seamos como reliquias de un museo al aire libre”, alerta. 

El Ayuntamiento de Venecia desestima las preocupaciones demográficas, y argumenta que la cantidad aumenta con estudiantes extranjeros y trabajadores que llegan a la ciudad desde la cercana Mestre, y que el registro civil no incluye a aquellos que quizás viven en la ciudad una parte importante del año, pero no están registrados como residentes. 

Un luminoso electrónico en el escaparate de la farmacia Morelli registra la población de la isla principal de Venecia desde 2008. “Hoy está en 50.011 y la semana pasada estaba en 50.022. Sin duda, bajará a menos de 50.000 en los próximos días”, dice el dueño de la farmacia, Andrea Morelli. “La caída es desmoralizante. Recuerdo Venecia cuando yo era niño, cuando la población local era la mayoría. Dabas un paseo por la Plaza de San Marcos y veías gente conocida. Ya no”, lamenta. 

El cálculo del viernes era de 49.997 habitantes.

Traducción de Patricio Orellana

Los habitantes que quedan en el centro histórico de Venecia dicen que temen convertirse en “reliquias de un museo al aire libre”, ahora que la población ha descendido por debajo de los 50.000 habitantes por primera vez. 

¿Nos sobran visitantes? El impacto del turismo en los territorios frágiles

Saber más

Venecia fue una vez el corazón de una poderosa república marítima, pero su isla principal ha perdido más de 120.000 residentes desde principios de los 50, ahuyentados por una variedad de motivos, pero en especial por el turismo en masa que ha causado que la población se vea eclipsada por los miles de visitantes que pueblan sus parques, puentes y estrechas aceras cada día.

Venessia.com, un grupo activista que durante años se esfuerza por preservar el legado de esta ciudad, mantiene un registro del declive de la población, y dice que la cantidad de habitantes ha bajado oficialmente a menos de 50.000 este viernes. 

“No tenemos una cifra exacta, pero según nuestros cálculos, y usando información del registro civil, son menos de 50.000”, dice Matteo Secchi, quien dirige Venessia.com. “Hace años que advertimos sobre esto… no queremos rendirnos, pero ninguna administración ha podido revertir la tendencia”, apunta. 

Sin tiendas de productos esenciales

Secci asegura que aquellos que aún viven en el centro histórico de Venecia se sienten “sofocados” por una “máquina económica” que puso su foco en el turismo. Dice que se ha dejado a los residentes a su suerte frente a altos costes de vida y falta de viviendas asequibles, y que se han reemplazado tiendas que venden productos esenciales por tiendas de souvenirs

“El turismo es un arma de doble filo porque por un lado, recibes dinero pero por el otro expulsas las actividades y los espacios para [los residentes]”, dice Secchi, quien describe a Venecia como “una máquina de efectivo”. “También están los que no son de aquí, pero poseen una propiedad, la arriendan y luego gastan el dinero en otra parte”, indica. 

Este año, las autoridades de Venecia anunciaron un plan para atraer personas que trabajen en remoto a la ciudad, pero parece haber tenido poco impacto. “Estas cosas están bien, pero necesitamos un cambio radical, y que el ayuntamiento tome medidas significativas, como ofrecer incentivos financieros a propietarios que, por ejemplo, solo arrienden a venecianos”, indica Secchi. “El peligro es que nos extingamos, que en poco tiempo seamos como reliquias de un museo al aire libre”, alerta. 

El Ayuntamiento de Venecia desestima las preocupaciones demográficas, y argumenta que la cantidad aumenta con estudiantes extranjeros y trabajadores que llegan a la ciudad desde la cercana Mestre, y que el registro civil no incluye a aquellos que quizás viven en la ciudad una parte importante del año, pero no están registrados como residentes. 

Un luminoso electrónico en el escaparate de la farmacia Morelli registra la población de la isla principal de Venecia desde 2008. “Hoy está en 50.011 y la semana pasada estaba en 50.022. Sin duda, bajará a menos de 50.000 en los próximos días”, dice el dueño de la farmacia, Andrea Morelli. “La caída es desmoralizante. Recuerdo Venecia cuando yo era niño, cuando la población local era la mayoría. Dabas un paseo por la Plaza de San Marcos y veías gente conocida. Ya no”, lamenta. 

El cálculo del viernes era de 49.997 habitantes.

Traducción de Patricio Orellana

Los habitantes que quedan en el centro histórico de Venecia dicen que temen convertirse en “reliquias de un museo al aire libre”, ahora que la población ha descendido por debajo de los 50.000 habitantes por primera vez. 

¿Nos sobran visitantes? El impacto del turismo en los territorios frágiles

Saber más

Venecia fue una vez el corazón de una poderosa república marítima, pero su isla principal ha perdido más de 120.000 residentes desde principios de los 50, ahuyentados por una variedad de motivos, pero en especial por el turismo en masa que ha causado que la población se vea eclipsada por los miles de visitantes que pueblan sus parques, puentes y estrechas aceras cada día.