eldiario.es

9
Menú

Leer y escribir

Ana Trujillo y Julieta Martín han sido capaces de idear un espacio donde soñar y jugar con los niños leyendo y escribiendo sus propios cuentos, con imaginación y creatividad para cambiar el mundo.

- PUBLICIDAD -

Peregrino en la rutina de los días, con las gotas de lluvia arañando los cristales, un libro –como casi siempre- me rescata de la monótona y gris indiferencia. No lo firma un gran autor, ni es un thriller cargado de suspense que me enganche con funestos sinsabores… No es eso. Con la llegada del otoño y las primeras escaramuzas del nuevo curso escolar, han caído en mis manos “Las super-historias de cuentos de la Breña Baja Mágica”. Les diré que ha sido el producto del I Taller Infantil de Fomento de la Lectura para toda la Familia, coordinado por la periodista y escritora Julieta Martín Fuentes, y maquetado por Beginbook Ediciones. Gracias al empuje de Ana Trujillo Hernández, concejala de Cultura de la villa de Breña Baja, se ha podido plasmar en un libro la esencia de un taller que aspira a tener continuidad en nuevos cursos escolares. Esta publicación es el faro encendido que muestra el camino a futuras experiencias, un mensaje supremo de cultura, en una simbiosis de asombro y de ternura.  Un trabajo desarrollado por niños y niñas, cuya concepción del mundo permanece todavía entre la candidez y la inocencia. Es decir, en esa sencillez donde radica lo sublime y su grandeza. Allí, donde la prosa musical, lejos de la tensión narrativa de los adultos, nos cuenta cosas, retrata personajes y refleja de pleno la curiosidad argumental de estos escolares con imágenes literarias que, en algunos casos, invitan a detenerse, a volver las páginas con lenta sorpresa. Algunos textos nos parecen caricias que nos ayudan a encontrar la paz exacta y nos hacen olvidar el peso existencial en el que nos movemos buscando una perfección inalcanzable. Ojeando los breves e ingenuos escritos de estas criaturas, quienes ya somos padres y abuelos sentimos vibrar los mecanismos subconscientes de la emoción y si, además, hemos nacido en Breña Baja, no podemos menos que ensalzar la tarea realizada por Ana y Julieta. No podemos menos que sentirnos orgullosos de pertenecer a un pueblo culto, que ha de valorar en su justa medida a los artífices de la idea.  Julieta Martín ha sabido ganarse a padres y madres despertando la naturaleza imaginativa de niños y niñas, hasta hacerla galopar potenciado la luz de sus mentes infantiles; criaturas, curiosas en su inocencia, que han evocado la frescura de sus sueños y los han descrito, negro sobre blanco, con un toque de serenidad y ternura en un parto de letras y colores. Ana Trujillo y Julieta Martín han sido capaces de idear un espacio donde soñar y jugar con los niños leyendo y escribiendo sus propios cuentos, con imaginación y creatividad para cambiar el mundo, han convertido en real lo que hace unos meses era sólo un deseo. Con este taller, el horizonte de los escolares de Breña Baja se ha alargado por campos de estrellas para una Navidad complicada, y por escenarios llenos de cenicientas, zapatos perdidos y lobos con alma. En este libreto sencillo y sin grandes pretensiones, hemos visto plasmada la ilusión y la dicha sempiterna de los pequeños escolares, quienes con ese mundo interior que nunca engaña, han encontrado en Julieta Martín, paralelamente a sus tareas educativas, una especial inclinación a la lectura y  la escritura: una llamarada de sol que esperamos que nunca se apague.    

Julio M. Marante

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha