La portada de mañana
Acceder
Inflación y ‘efecto Feijóo’: Sánchez encara el curso más endiablado para su Gobierno
La CNMV blinda el expediente de Borrell sobre las acciones de Abengoa
Cinco aclaraciones sobre la 'bajada' de impuestos de Alemania

El Gobierno revela que los teléfonos de Pedro Sánchez y Margarita Robles han sido infectados con Pegasus

Irene Castro

0

Los teléfonos de Pedro Sánchez y Margarita Robles fueron infectados con Pegasus en mayo y junio de 2021. Así lo ha revelado el ministro de Presidencia en una rueda de prensa convocada por Moncloa de urgencia en Moncloa este lunes. “Estamos ante infecciones ilícitas y externas”, ha afirmado Félix Bolaños sobre la infección a través de ese sistema que permite acceder a los terminales. Los dos “informes técnicos” del Centro Criptológico Nacional se han puesto en conocimiento de la justicia para que inicie una investigación. La denuncia se ha interpuesto esta misma mañana, a través de la Abogacía del Estado, ante el juzgado de instrucción número 4 de la Audiencia Nacional, que es el que está de guardia.

Qué pasaba en España cuando se espió con Pegasus a Sánchez y Robles: crisis con Marruecos y el camino hacia los indultos del procés

Saber más

La “verificación” puesta en marcha por el organismo dependiente del CNI (que a su vez cuelga del Ministerio de Defensa) se produjo a raíz de las informaciones sobre el espionaje con Pegasus que ha afectado a unas 66 personas vinculadas con el independentismo que reveló The Citizen Lab y que ha colocado a la coalición en su momento más delicado con los socios parlamentarios. No obstante, en julio de 2021 ya trascendió que varios presidentes eran objetivos de esa herramienta, entre ellos el francés, Emmanuel Macron.

El Gobierno descarta completamente que la intervención proceda de instituciones nacionales. “Tenemos la absoluta seguridad de que es un ataque externo. En una democracia plena como la nuestra solo están facultados para hacer intervenciones organismos oficiales y siempre con autorización judicial. No tenemos ninguna duda de que es una intervención externa”, ha respondido Bolaños, que ha explicado que las revelaciones se han producido “en el curso de esas verificaciones” que está llevando a cabo ese centro. Los terminales del resto de miembros del Gobierno están siendo analizados para determinar si también fueron infectados o si solo el presidente y la ministra de Defensa fueron los objetivos. La información que se recabe de esa investigación, que requiere que el Centro Criptológico Nacional se quede con los teléfonos entre 24 y 36 horas, se pondrá en conocimiento de la justicia.

La intromisión con Pegasus en el dispositivo de Sánchez se produjo en dos ocasiones. En la primera se produjo una extracción de 2,6 gigas de información y en la segunda, 130 megas. No obstante, el Gobierno desconoce de qué tipo de información se trata, aunque fuentes gubernamentales apuntan a que el presidente no tiene cuestiones confidenciales en el teléfono. A Robles le robaron nueve megas.

A la pregunta de si cree que las intrusiones se produjeron en el marco del conflicto catalán dadas las fechas en las que se llevó a cabo, Bolaños no ha querido hacer “conjeturas” de los motivos que estaban detrás de dicho espionaje. Tampoco ha aclarado si creen que el espionaje a Sánchez y Robles está relacionado con el hackeo al teléfono del entonces ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, el verano pasado.

El Gobierno ofrece ayuda a otras instituciones

Desde el Ejecutivo descartan que posteriormente se hayan producido nuevos ataques a esos terminales. Ni siquiera intentos fallidos. “Desde esas fechas no ha habido intervención posterior. No hay ninguna prueba de que se haya producido en esos dos terminales ninguna intrusión posterior”, ha dicho Bolaños, que ha recordado que existe constancia de que el software Pegasus se ha utilizado de manera ilícita en 20 países y que ha afectado a gobiernos, personalidades de la sociedad civil o informadores, entre otros. En el Ejecutivo niegan que haya habido una brecha de seguridad dada la tardanza en conocer el espionaje al presidente.

“El Gobierno ha implementado y seguirá implementando medidas para reforzar los protocolos de seguridad en las comunicaciones de todos los organismos oficiales que pondremos a disposición no solo de la administración central sino también de gobiernos autonómicos, parlamentos autonómicos, entidades locales y en general de las instituciones”, ha dicho Bolaños. La intención es que “este tipo de situaciones de intrusiones ilícitas y externas no se puedan producir en ningún terminal de ningún responsable público en este país”. 

“El Gobierno está actuando con todas las capacidades de las que dispone para esclarecer estos hechos, para proteger la seguridad de las comunicaciones y garantizar el derecho fundamental de las personas. Ese ha sido el compromiso inequívoco del Gobierno desde que se tuvieron las primeras informaciones en las que se daba cuenta de la utilización de Pegasus fuera de los controles legales. Ese ha sido el compromiso y esa será la norma que el Gobierno implementará a rajatabla”, ha sentenciado Bolaños.

Los teléfonos de Pedro Sánchez y Margarita Robles fueron infectados con Pegasus en mayo y junio de 2021. Así lo ha revelado el ministro de Presidencia en una rueda de prensa convocada por Moncloa de urgencia en Moncloa este lunes. “Estamos ante infecciones ilícitas y externas”, ha afirmado Félix Bolaños sobre la infección a través de ese sistema que permite acceder a los terminales. Los dos “informes técnicos” del Centro Criptológico Nacional se han puesto en conocimiento de la justicia para que inicie una investigación. La denuncia se ha interpuesto esta misma mañana, a través de la Abogacía del Estado, ante el juzgado de instrucción número 4 de la Audiencia Nacional, que es el que está de guardia.

Qué pasaba en España cuando se espió con Pegasus a Sánchez y Robles: crisis con Marruecos y el camino hacia los indultos del procés

Saber más

La “verificación” puesta en marcha por el organismo dependiente del CNI (que a su vez cuelga del Ministerio de Defensa) se produjo a raíz de las informaciones sobre el espionaje con Pegasus que ha afectado a unas 66 personas vinculadas con el independentismo que reveló The Citizen Lab y que ha colocado a la coalición en su momento más delicado con los socios parlamentarios. No obstante, en julio de 2021 ya trascendió que varios presidentes eran objetivos de esa herramienta, entre ellos el francés, Emmanuel Macron.

El Gobierno descarta completamente que la intervención proceda de instituciones nacionales. “Tenemos la absoluta seguridad de que es un ataque externo. En una democracia plena como la nuestra solo están facultados para hacer intervenciones organismos oficiales y siempre con autorización judicial. No tenemos ninguna duda de que es una intervención externa”, ha respondido Bolaños, que ha explicado que las revelaciones se han producido “en el curso de esas verificaciones” que está llevando a cabo ese centro. Los terminales del resto de miembros del Gobierno están siendo analizados para determinar si también fueron infectados o si solo el presidente y la ministra de Defensa fueron los objetivos. La información que se recabe de esa investigación, que requiere que el Centro Criptológico Nacional se quede con los teléfonos entre 24 y 36 horas, se pondrá en conocimiento de la justicia.

La intromisión con Pegasus en el dispositivo de Sánchez se produjo en dos ocasiones. En la primera se produjo una extracción de 2,6 gigas de información y en la segunda, 130 megas. No obstante, el Gobierno desconoce de qué tipo de información se trata, aunque fuentes gubernamentales apuntan a que el presidente no tiene cuestiones confidenciales en el teléfono. A Robles le robaron nueve megas.

A la pregunta de si cree que las intrusiones se produjeron en el marco del conflicto catalán dadas las fechas en las que se llevó a cabo, Bolaños no ha querido hacer “conjeturas” de los motivos que estaban detrás de dicho espionaje. Tampoco ha aclarado si creen que el espionaje a Sánchez y Robles está relacionado con el hackeo al teléfono del entonces ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, el verano pasado.

El Gobierno ofrece ayuda a otras instituciones

Desde el Ejecutivo descartan que posteriormente se hayan producido nuevos ataques a esos terminales. Ni siquiera intentos fallidos. “Desde esas fechas no ha habido intervención posterior. No hay ninguna prueba de que se haya producido en esos dos terminales ninguna intrusión posterior”, ha dicho Bolaños, que ha recordado que existe constancia de que el software Pegasus se ha utilizado de manera ilícita en 20 países y que ha afectado a gobiernos, personalidades de la sociedad civil o informadores, entre otros. En el Ejecutivo niegan que haya habido una brecha de seguridad dada la tardanza en conocer el espionaje al presidente.

“El Gobierno ha implementado y seguirá implementando medidas para reforzar los protocolos de seguridad en las comunicaciones de todos los organismos oficiales que pondremos a disposición no solo de la administración central sino también de gobiernos autonómicos, parlamentos autonómicos, entidades locales y en general de las instituciones”, ha dicho Bolaños. La intención es que “este tipo de situaciones de intrusiones ilícitas y externas no se puedan producir en ningún terminal de ningún responsable público en este país”. 

“El Gobierno está actuando con todas las capacidades de las que dispone para esclarecer estos hechos, para proteger la seguridad de las comunicaciones y garantizar el derecho fundamental de las personas. Ese ha sido el compromiso inequívoco del Gobierno desde que se tuvieron las primeras informaciones en las que se daba cuenta de la utilización de Pegasus fuera de los controles legales. Ese ha sido el compromiso y esa será la norma que el Gobierno implementará a rajatabla”, ha sentenciado Bolaños.

Los teléfonos de Pedro Sánchez y Margarita Robles fueron infectados con Pegasus en mayo y junio de 2021. Así lo ha revelado el ministro de Presidencia en una rueda de prensa convocada por Moncloa de urgencia en Moncloa este lunes. “Estamos ante infecciones ilícitas y externas”, ha afirmado Félix Bolaños sobre la infección a través de ese sistema que permite acceder a los terminales. Los dos “informes técnicos” del Centro Criptológico Nacional se han puesto en conocimiento de la justicia para que inicie una investigación. La denuncia se ha interpuesto esta misma mañana, a través de la Abogacía del Estado, ante el juzgado de instrucción número 4 de la Audiencia Nacional, que es el que está de guardia.

Qué pasaba en España cuando se espió con Pegasus a Sánchez y Robles: crisis con Marruecos y el camino hacia los indultos del procés

Saber más

La “verificación” puesta en marcha por el organismo dependiente del CNI (que a su vez cuelga del Ministerio de Defensa) se produjo a raíz de las informaciones sobre el espionaje con Pegasus que ha afectado a unas 66 personas vinculadas con el independentismo que reveló The Citizen Lab y que ha colocado a la coalición en su momento más delicado con los socios parlamentarios. No obstante, en julio de 2021 ya trascendió que varios presidentes eran objetivos de esa herramienta, entre ellos el francés, Emmanuel Macron.