Vox lleva a Irene Montero ante el Supremo por sus declaraciones manipuladas sobre la educación sexual

Alberto Pozas

0

El partido ultraderechista Vox ha decidido querellarse contra la ministra Irene Montero en el Tribunal Supremo por sus declaraciones sobre la educación sexual. La formación que dirige Santiago Abascal acusa a la titular de la cartera de Igualdad de incitar a cometer un delito de corrupción de menores por afirmar, en una comparecencia en el Congreso de los Diputados, por afirmar que los menores tienen “derecho” a saber que las relaciones sexuales se pueden tener “con quien les dé la gana” pero “basadas, eso sí, en el consentimiento”.

Cs pide la dimisión o la destitución de Irene Montero por sus "inadmisibles" declaraciones sobre los niños

Saber más

Son unas declaraciones que la ultraderecha ha manipulado para dar a entender que Irene Montero estaba incitando de alguna manera a los niños españoles a mantener relaciones sexuales cuando se refería tanto a su derecho a recibir una educación sexual como también, a partir de los 16 años, a interrumpir voluntariamente un embarazo sin permiso parental previo. Lo hizo a preguntas de una de las diputadas presentes en la comisión.

Sus palabras exactas fueron: “Porque todos los niños, niñas y niñes de este país tienen derecho a conocer su cuerpo, a saber que ningún adulto puede tocar su cuerpo si ellos no quieren y derecho a amar o tener relaciones sexuales con quien les dé la gana, basadas eso sí, en el consentimiento”.

Vox ha encabezado la estrategia para hacer pasar estas declaraciones como un aval institucional de Montero a la pederastia y ahora ha decidido llevar el caso hasta el Tribunal Supremo. La formación ultraderechista asegura en un comunicado que ha presentado una querella contra la ministra de Igualdad por un delito de corrupción de menores, según afirma en el cuerpo del comunicado, o por incitar a cometerlo, como reza el titular.

El partido ultraderechista que dirige Santiago Abascal asegura que sus palabras no están amparadas en la libertad de expresión y ahora será la sala de lo penal del Tribunal Supremo la que decida si admite o no a trámite la querella. Por el momento, tal y como ha informado elDiario.es, la sala segunda dirigida por Manuel Marchena no ha admitido a trámite ninguna de las querellas que Vox ha presentado contra políticos de izquierdas en los últimos años.

La acción judicial se enmarca en la fuerte oposición que Vox pretende encabezar contra las medidas que tengan que ver con la educación sexual impulsadas desde el ejecutivo central. Ya en 2019, por ejemplo, usaron la frase “quiten sus sucias manos de nuestros hijos” tanto para criticar medidas en esta dirección de la Unión Europea como también cuando Podemos propuso que el primer ciclo de educación infantil fuera gratuito. En este caso, Vox ha exigido la dimisión de Montero y también el cierre de su ministerio.

Esta no es la única querella presentada contra la ministra de Igualdad en términos similares en las últimas horas. Una asociación bautizada como 'Liberum', conocida por su oposición judicial a las vacunas del coronavirus y las medidas de contención en general, también ha anunciado la interposición de acciones judiciales. Vox también ha presentado un escrito ante el Defensor del Pueblo por los mismos hechos.

El partido ultraderechista Vox ha decidido querellarse contra la ministra Irene Montero en el Tribunal Supremo por sus declaraciones sobre la educación sexual. La formación que dirige Santiago Abascal acusa a la titular de la cartera de Igualdad de incitar a cometer un delito de corrupción de menores por afirmar, en una comparecencia en el Congreso de los Diputados, por afirmar que los menores tienen “derecho” a saber que las relaciones sexuales se pueden tener “con quien les dé la gana” pero “basadas, eso sí, en el consentimiento”.

Cs pide la dimisión o la destitución de Irene Montero por sus "inadmisibles" declaraciones sobre los niños

Saber más

Son unas declaraciones que la ultraderecha ha manipulado para dar a entender que Irene Montero estaba incitando de alguna manera a los niños españoles a mantener relaciones sexuales cuando se refería tanto a su derecho a recibir una educación sexual como también, a partir de los 16 años, a interrumpir voluntariamente un embarazo sin permiso parental previo. Lo hizo a preguntas de una de las diputadas presentes en la comisión.

Sus palabras exactas fueron: “Porque todos los niños, niñas y niñes de este país tienen derecho a conocer su cuerpo, a saber que ningún adulto puede tocar su cuerpo si ellos no quieren y derecho a amar o tener relaciones sexuales con quien les dé la gana, basadas eso sí, en el consentimiento”.

Vox ha encabezado la estrategia para hacer pasar estas declaraciones como un aval institucional de Montero a la pederastia y ahora ha decidido llevar el caso hasta el Tribunal Supremo. La formación ultraderechista asegura en un comunicado que ha presentado una querella contra la ministra de Igualdad por un delito de corrupción de menores, según afirma en el cuerpo del comunicado, o por incitar a cometerlo, como reza el titular.

El partido ultraderechista que dirige Santiago Abascal asegura que sus palabras no están amparadas en la libertad de expresión y ahora será la sala de lo penal del Tribunal Supremo la que decida si admite o no a trámite la querella. Por el momento, tal y como ha informado elDiario.es, la sala segunda dirigida por Manuel Marchena no ha admitido a trámite ninguna de las querellas que Vox ha presentado contra políticos de izquierdas en los últimos años.

La acción judicial se enmarca en la fuerte oposición que Vox pretende encabezar contra las medidas que tengan que ver con la educación sexual impulsadas desde el ejecutivo central. Ya en 2019, por ejemplo, usaron la frase “quiten sus sucias manos de nuestros hijos” tanto para criticar medidas en esta dirección de la Unión Europea como también cuando Podemos propuso que el primer ciclo de educación infantil fuera gratuito. En este caso, Vox ha exigido la dimisión de Montero y también el cierre de su ministerio.

Esta no es la única querella presentada contra la ministra de Igualdad en términos similares en las últimas horas. Una asociación bautizada como 'Liberum', conocida por su oposición judicial a las vacunas del coronavirus y las medidas de contención en general, también ha anunciado la interposición de acciones judiciales. Vox también ha presentado un escrito ante el Defensor del Pueblo por los mismos hechos.

El partido ultraderechista Vox ha decidido querellarse contra la ministra Irene Montero en el Tribunal Supremo por sus declaraciones sobre la educación sexual. La formación que dirige Santiago Abascal acusa a la titular de la cartera de Igualdad de incitar a cometer un delito de corrupción de menores por afirmar, en una comparecencia en el Congreso de los Diputados, por afirmar que los menores tienen “derecho” a saber que las relaciones sexuales se pueden tener “con quien les dé la gana” pero “basadas, eso sí, en el consentimiento”.

Cs pide la dimisión o la destitución de Irene Montero por sus "inadmisibles" declaraciones sobre los niños

Saber más

Son unas declaraciones que la ultraderecha ha manipulado para dar a entender que Irene Montero estaba incitando de alguna manera a los niños españoles a mantener relaciones sexuales cuando se refería tanto a su derecho a recibir una educación sexual como también, a partir de los 16 años, a interrumpir voluntariamente un embarazo sin permiso parental previo. Lo hizo a preguntas de una de las diputadas presentes en la comisión.