Cómo puedes acceder a la jubilación con 61 años de edad

En España, los trabajadores pueden acogerse a la modalidad de jubilación anticipada, también conocida popularmente como prejubilación. Esta modalidad permite a los ciudadanos poner fin a la vida laboral antes de alcanzar la edad ordinaria de jubilación fijada para cada momento.

Así, en 2022, la edad ordinaria de jubilación para aquellos con una cotización inferior a 37 años y seis meses durante la vida laboral es de 66 años y dos meses. Por su parte, la edad ordinaria es de 65 años para las personas con una cotización igual o superior a 37 años y seis meses durante la vida laboral.

Con todo ello, en España existen diferentes modalidades de jubilación anticipada, las cuales implican la aplicación de determinados coeficientes reductores en la cuantía de la pensión: Anticipada voluntaria, anticipada involuntaria, anticipada por motivo de discapacidad o anticipada por grupo de profesión.

Requisitos para solicitar la prejubilación

No todos los ciudadanos pueden acogerse a la jubilación anticipada o prejubilación en España. Para ello, resulta conveniente cumplir una serie de requisitos básicos, más allá de los años cotizados a la Seguridad Social, aunque éste sea un elemento esencial.

Así, estos son los requisitos claves para tener derecho a la prejubilación:

  1. Como mínimo, el trabajador debe acreditar ante la Seguridad Social una cotización de 33 años, de los que 15 de ellos deben integrarse en los 15 años previos a la realización de la solicitud.
  2. Si un ciudadano acceder desde una situación de desempleo, deberá acreditar haber estado dado de alta como demandante de empleo desde al menos seis meses desde el cese laboral no voluntario.

Además, el trabajador en cuestión debe acreditar que el cese laboral en la empresa se ha producido por despidos colectivos y objetivos por causas económicas, técnicas u organizativas; extinciones de contrato por resoluciones judiciales o existencia de causa de fuerza mayor; o extinciones de contrato por fallecimiento, incapacidad o jubilación del empresario en cuestión.

Normalmente, los coeficientes reductores más elevados se aplican en la modalidad de jubilación anticipada voluntaria. En el caso de la modalidad involuntaria, también se aplica una reducción a la pensión, pero no tan alta.

En España, los trabajadores pueden acogerse a la modalidad de jubilación anticipada, también conocida popularmente como prejubilación. Esta modalidad permite a los ciudadanos poner fin a la vida laboral antes de alcanzar la edad ordinaria de jubilación fijada para cada momento.

Así, en 2022, la edad ordinaria de jubilación para aquellos con una cotización inferior a 37 años y seis meses durante la vida laboral es de 66 años y dos meses. Por su parte, la edad ordinaria es de 65 años para las personas con una cotización igual o superior a 37 años y seis meses durante la vida laboral.

Con todo ello, en España existen diferentes modalidades de jubilación anticipada, las cuales implican la aplicación de determinados coeficientes reductores en la cuantía de la pensión: Anticipada voluntaria, anticipada involuntaria, anticipada por motivo de discapacidad o anticipada por grupo de profesión.

Requisitos para solicitar la prejubilación

No todos los ciudadanos pueden acogerse a la jubilación anticipada o prejubilación en España. Para ello, resulta conveniente cumplir una serie de requisitos básicos, más allá de los años cotizados a la Seguridad Social, aunque éste sea un elemento esencial.

Así, estos son los requisitos claves para tener derecho a la prejubilación:

  1. Como mínimo, el trabajador debe acreditar ante la Seguridad Social una cotización de 33 años, de los que 15 de ellos deben integrarse en los 15 años previos a la realización de la solicitud.
  2. Si un ciudadano acceder desde una situación de desempleo, deberá acreditar haber estado dado de alta como demandante de empleo desde al menos seis meses desde el cese laboral no voluntario.

Además, el trabajador en cuestión debe acreditar que el cese laboral en la empresa se ha producido por despidos colectivos y objetivos por causas económicas, técnicas u organizativas; extinciones de contrato por resoluciones judiciales o existencia de causa de fuerza mayor; o extinciones de contrato por fallecimiento, incapacidad o jubilación del empresario en cuestión.

Normalmente, los coeficientes reductores más elevados se aplican en la modalidad de jubilación anticipada voluntaria. En el caso de la modalidad involuntaria, también se aplica una reducción a la pensión, pero no tan alta.

En España, los trabajadores pueden acogerse a la modalidad de jubilación anticipada, también conocida popularmente como prejubilación. Esta modalidad permite a los ciudadanos poner fin a la vida laboral antes de alcanzar la edad ordinaria de jubilación fijada para cada momento.

Así, en 2022, la edad ordinaria de jubilación para aquellos con una cotización inferior a 37 años y seis meses durante la vida laboral es de 66 años y dos meses. Por su parte, la edad ordinaria es de 65 años para las personas con una cotización igual o superior a 37 años y seis meses durante la vida laboral.