eldiario.es

9
Menú

El BOE, Baltar y el caso Grúas

- PUBLICIDAD -

Dice Carlos Alonso que los ánimos en los partidos de la isla están algo tensos, que se nota el "nerviosismo" ante las próximas elecciones. Debe ser ese "nerviosismo" el que ha empujado a su compañero Barragán y al presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, a desesperarse por el caso Grúas.

Al "nerviosismo" preelectoral se han añadido dos acontecimientos. Por un lado, la publicación del nuevo Estatuto de Autonomía, que deja sin aforamiento a Clavijo, un paso más cerca de ser investigado. Por otro, la denuncia de la Defensora del Paciente a escala estatal contra el presidente del Gobierno de Canarias y el consejero de Sanidad, José Manuel Baltar, por presunto delito contra la salud pública. A esto se le llama tener una semana ligerita.

Los nervios empezaron a ser evidentes, cuando Barragán, en un ataque de sinceridad, criticó el retraso del informe que debe presentar la Fiscalía para que determine la investigación de Fernando Clavijo en el caso Grúas. El presidente y Barragán pusieron el acelerador con la finalidad de que se produjera algún cambio antes de que el Estatuto de Autonomía fuera publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Sin embargo, no solo se acabó publicando el martes, sino que, las Asociaciones de Jueces y Fiscales le acabaron tirando de las orejas a Barragán por las presiones.

El consejero José Manuel Baltar

En medio de la carrera de Coalición Canaria para frenar la investigación de Clavijo en el caso Grúas, se produjo un acontecimiento que nadie esperaba. El pasado lunes, Esaú Hernández adelantó en Mírame TV una de las noticias más importantes del mes. La Defensora del Paciente a escala estatal ha presentado una denuncia contra el presidente del Gobierno de Canarias y el consejero de Sanidad por un presunto delito contra la salud pública.

La Defensora del Paciente acusa al presidente y al consejero de "dejación de funciones y acción u omisión del deber de protección de la salud de los canarios". Una de las razones que argumenta son las dramáticas listas de espera que sufrimos los canarios y las canarias. Si el Gobierno tuviera un poco de sentido común, el consejero de Sanidad y Fernando Clavijo ya se habrían pronunciado públicamente sobre la denuncia, algo que no ha pasado, entre otras cosas, porque están a la carrera con el caso Grúas.

Si esta denuncia prospera, puede ocasionar más de un dolor de cabeza a Baltar y a Coalición Canaria, no solo por las posibles consecuencias judiciales, sino porque deja en evidencia la buena gestión del consejero de Sanidad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha