eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Primera vuelta

- PUBLICIDAD -
El PSOE cosecha su peor resultado histórico, pero aguanta como segunda fuerza

El PSOE cosecha su peor resultado histórico, pero aguanta como segunda fuerza

El resultado del PP no ha sido bueno. La mayoría absoluta ejercida sin concesiones durante esta legislatura agotada ha sido falsada por la ciudadanía, que a pesar de ello le ha dado la mayoría.

El PSOE, con los peores resultados de su historia reciente, no ha descompuesto totalmente la figura, eso creen, y los emergentes han dado la talla, aunque defraudado en sus expectativas .

La mayoría de los analistas se ha apresurado a afirmar que la situación es ingobernable, algo lógico, en un país acostumbrado al turnismo.

Ciertamente, el bipartito no ha sido totalmente derrotado. En todas las combinaciones posibles de gobierno, hay algún problema que las trufa de imposibilidad. No solo matemáticas, también programáticas o tácticas. En cierto sentido, la campaña y su narración, a veces grosera, inhabilita alguna de las combinaciones posibles. Eso no impide las tentaciones . La primera, gobernar en minoría. Otra, una hipotética Gran Coalición. Otra, la acariciada por Pedro Sánchez, formar gobierno a cualquier precio. Pero el precio es muy alto, suponiendo que Podemos , en su todo o en su parte, estuviera dispuesto a pactar.

Ha podido resistir algo el bipartito pero, si comparamos con lo acaecido hasta ahora en España, es un gran fracaso. Rajoy lo tiene difícil, no ha revalidado su mandato, a pesar de contar con todos los medios y todos los apoyos de sus mayores europeos. Sánchez aún más. Los peores resultados y las peores decisiones enturbian cualquier lectura benévola de sus cifras. En cuestión de pactos, las baronías periféricas le dejan poco margen de maniobra. Mucho tendría que ceder, que desandar lo andado para llegar a un acuerdo con Podemos. Entre otras, quizá, permitir un referéndum en Catalunya, línea roja del jacobinismo, algo que tiene prometido Pablo Iglesias y que explica su éxito catalán. Si prolonga la agónica, ese sería el error del socialismo.

No hay alegrías para el socialismo, ni siquiera en Andalucía. Los resultados de Susana Diaz no le permiten mostrarse como tan clara alternativa. Su advenimiento al poder requería, creo, derrotar en Andalucía al PP y de manera importante . No se ha producido tal hecho, aunque los resultados de Sánchez no podrían haber sido como han sido sin el concurso andaluz. En Andalucía se resiste.

El PP queda en mala situación, el PSOE también, aunque Sánchez quizá intente desesperadamente llegar a algún tipo de acuerdo , que no parece probable una vez oído a Iglesias en la noche electoral. Como el agua y el aceite. Solo Iglesias , creo entender, llegaría a un acuerdo que plantease un horizonte constituyente, cuyas condiciones y metas no parece que el socialismo, hoy por hoy, pueda aceptar. Veremos. Si todo va como el fatalismo parlamentario anuncia , no quedará otra opción , después de resistencias e intentos , que ir a unas nuevas elecciones . La situación derivada de los resultados ya preocupa en Alemania, que presiona y lo hará más si cabe. En esa tesitura, los prohombres del viejo régimen socialista empujarían hasta, incluso, una colación de las llamadas grandes. Un verdadero suicidio para el socialismo doliente. Habrá elecciones de nuevo, una segunda vuelta. Otra cosa serán las caras. Ahí quizá se experimentará el cambio que aún queda. Y con esas nuevas caras ¿quién no piensa ya que sería la oportunidad de Susana Díaz?.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha