eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Pokémon, Bob Esponja y figuras de Playmobil dan clases de Secundaria

Carlos Lobato se ha especializado en aplicar a la docencia su pasión por figuras como las de Playmobil, y la ha contagiado a sus alumnos de Secundaria

De niño era un apasionado de estas figuras aunque sus hijas han reavivado la afición, hasta el punto de que los tres tienen colecciones distintas

Sus alumnos ya se han acostumbrado a verle entrar en clase con camisetas alusivas a las materias que imparte o a mostrarles una película de dibujos animados para explicar en clase

- PUBLICIDAD -
Carlos Lobato posa en su casa ante algunas de las cientos de figuras de Playmobil de su colección.

Carlos Lobato posa en su casa ante algunas de las cientos de figuras de Playmobil de su colección. F.C.

A primera hora de la mañana, Carlos Lobato, profesor de Secundaria en el IES La Campiña de Arahal (Sevilla), llega a su clase con libros, carpetas y... figuras de playmobil, pokemon y un DVD de Bob Esponja, porque hoy toca estudiar las esponjas, pero estudiarlas a su forma.

Lo que hace se llama "gamificación de la enseñanza", y consiste, básicamente, en hacer que los alumnos tengan la sensación de que no están en clase, sino en una charla en la que, sin darse cuenta, reciben en su cerebro los conocimientos a los que están destinadas finalmente las clases.

Porque, si se trata, por ejemplo, de estudiar el sistema circulatorio de las esponjas y se tiene a mano un personaje como Bob Esponja, tirar del DVD lo hace todo más fácil, y todo ello dentro de "proyectos verdaderamente chulos, que yo uso en pequeñas pinceladas diversas que me funcionan muy bien desde que llevo en esto de la docencia", explica el profesor a eldiario.es/andalucia.

Con todo, Carlos Lobato, que le gusta que le llamen "maestroescuela", ha conseguido llevar a la docencia una de sus mayores pasiones, como son las figuras de Playmobil, ya que es mucho más que un fan de esta línea de juguetes de plástico fabricados por el grupo Brandstäter alemán, con una habilidad especial para convertirlos en un personaje de moda o histórico, para darle a sus alumnos una motivación especial a la hora de que sus materias entren en sus cerebros.

En la práctica, este profesor siempre mira el calendario antes de entrar en clase, y se prepara algo relacionado con la fecha, con el personaje que celebra su efemérides o con un acontecimiento relevante relacionado con la ciencia.

Así, "cuando toque hablar del ciclo de Krebs les mostraré la figura que le rememora, que viene conmigo a clase, que interactúa con los alumnos; cuando toque la evolución, me llevaré el de Darwin, entre otros, y se consigue, con un material cercano, atractivo y aparentemente poco didáctico, colarles a mis alumnos la ciencia".

Docencia también para los padres

Pero no sólo los alumnos lo aprecian, ya que entre sus seguidores de las redes sociales está la madre de uno de ellos, "ama de casa y sin estudios, y es raro que no comente mis publicaciones de 'playmocientíficos', hasta decirme que jamás se imaginaba que iba a aprender tantas cosas curiosas a través de mis muñequitos y frikadas".

Su motivación es muy simple: "Me lo paso muy bien con los Playmobil. Como niño que creció en los 80, jugué mucho con esos juguetes, después los olvidé un poco pero con mis dos peques se reactivó la afición". Una afición que hace que los tres tengan sus propias colecciones, "que a veces compartimos, aunque es verdad que yo los cuido mejor que ellas".

"Cuando voy a cualquier sitio me los llevo y les saco fotos en diferentes lugares que tengan algo que ver con ellos, los mezclo y les hago parecerse a amigos o personajes conocidos, y los uso para divulgar ciencia, haciendo personajes de científicos y escribiendo un poco sobre ellos", explica el profesor.

Con todo, admite que al principio sus alumnos se asombraban, aunque "ahora están acostumbrados a toda clase de frikadas, y en mis clases no faltan pokemones, dibujos animados o películas de ficción", además de no esconder una pasión desmedida por las camisetas "frikis", que luce con naturalidad delante de la pizarra de su aula.

Para rematar el trabajo, en ocasiones presenta exámenes con preguntas acompañadas de personajes de dibujos animados, con lo que incluso se soluciona la queja de algunos alumnos de que los enunciados son demasiado largos.
Entre sus últimas creaciones a la hora de mostrar la ciencia con un playmobil está la transfiguración de una figura en Charles Darwin, mientras que por sus manos han pasado figuras que se han terminado convirtiendo en Jane Godall, Gregor Mendel, Isaac Newton, Dimitri Mendeleiev o Marie Curie.

Todo parece poco a la hora de explotar la imaginación de este profesor,  y visto el resultado entre sus alumnos parece que es algo que se debería extender.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha