eldiario.es

Menú

ARAGÓN

La vivienda sigue encareciéndose en Aragón pese al ralentí del mercado

Los precios aumentan siete puntos desde el inicio de la recuperación, más en las casas de estreno que en las usadas aunque estas generan casi el 85% de las operaciones

La contratación de créditos hipotecarios se dispara hasta superar el medio centenar por día hábil con un valor conjunto de 5,6 millones de euros

La casa se utiliza como aval con el que obtener financiación para otras inversiones, mientras la ejecución de hipotecas se desploma un 70% en tres años

- PUBLICIDAD -
En Aragón se venden 280 viviendas al año

El precio de la vivienda continúa encareciéndose en Aragón a pesar del estancamiento del mercado, que, aunque las ventas se animan, sigue evolucionando al ralentí.

El  Índice de Precios de Vivienda del INE (Instituto Nacional de Estadística) señala que, entre enero de 2014, cuando comenzó la recuperación de las variables macroeconómicas, y el cierre del tercer trimestre de este año el valor de los inmuebles se ha elevado siete puntos.

El incremento, inferior en términos globales a la media estatal, donde ronda el 19%, ha tenido un especial reflejo en el caso de la vivienda nueva, subsector en el que el aumento supera el 11% (con un 5,3% en los dos últimos años) mientras en la de segunda mano se queda en el 6,1% pese a que es el que está registrando la mayor parte de las transacciones.

Casi seis millones en hipotecas por día hábil

Esa ligera animación del mercado ha ido paralela a un incremento de la contratación de hipotecas, cuyo importe lleva meses superando la barrera de los cien millones de euros mensuales y cuyo volumen comienza a situarse de manera habitual por encima del millar.

Entre enero y septiembre, los aragoneses han contratado 9.871 hipotecas por un valor conjunto de 1.108,3 millones de euros, lo que arroja un promedio de 253,1 contratos por 28,4 millones de euros cada semana, medio centenar y 5,6 por día hábil.

La cifra de viviendas vendidas es mayor en Aragón, según indica la Estadística de Transmisiones de Derechos de la Propiedad, que recoge un total de 10.064 transacciones, con un peso más de cinco veces superior en el caso de las usadas (8.551) sobre las de estreno (1.513) y en el que las operaciones de compraventa entre enero y septiembre se situó en 9.110.

Más hipotecas que ventas

Ese registro, inferior en 760 al volumen de hipotecas para adquirir viviendas señala dos cambios de tendencia.

Por una parte, indica que se han retirado del mercado los compradores que adquirían casas como inversión, por su mayor rentabilidad en el mercado del alquiler frente a los productos financieros que ofrece la banca, y que las pagan al contado, ya fuera destinando ahorros o, en el caso de los fondos de inversión, mediante operaciones de compra directa.

Y, por otra, revela que la vivienda sigue utilizándose como aval para obtener créditos con los que financiar otro tipo de actividades, ya que el descuadre entre el volumen de casas vendidas y compradas y el de los contratos hipotecarios es de 760 a favor de los segundos.

Desplome de las ejecuciones hipotecarias

Por otro lado, las ejecuciones hipotecarias, en las que los bancos inician el procedimiento para resolver los contratos de crédito por impago del cliente y quedarse con la casa que los avala, han experimentado un notable desplome que aventura que este año puede cerrarse por primera vez desde el inicio de la crisis por debajo del millar mientras la resolución de préstamos que afecta a residencias no llegaría a alcanzar las 500.

Así, los datos del Instituto Nacional de Estadística muestran cómo los 2.732 procedimientos de ejecución iniciados en 2014 cayeron ligeramente para reducirse a 2.317 al año siguiente antes de acelerar su descenso hasta las 1.434 el año pasado para sumar 780 entre enero y septiembre de 2017, registro que, de mantenerse esa tendencia decreciente, se situaría en el entorno del millar al cierre del ejercicio.

La reducción de las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas, consecuencia directa de la restricción del crédito en los últimos años, ha sido más acusada. Las 1.487 de 2014 caían un 13,5% al año siguiente para bajar a 1.287, antes de desplomarse un 28,2% y situarse en 924 el año pasado.

La proyección de 453 al cierre de este ejercicio que pronostican las 340 iniciadas entre enero y septiembre supondrían una caída del 51% en un año y de casi el 70% en tres.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha