eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Isabel Camacho

Corresponsal de Europa Press, redactora en Deia, El Mundo y El País. Directora de la edición vasca del gratuito 20minutos y de la vizcaína de DATO Económico.
Conoce los entresijos de la televisión, ya que ha trabajado como redactora jefe y guionista en varios programas de ETB. Asesora de comunicación y contertulia en radio y tele forman parte de su hasta ahora recorrido periodístico.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 208

Mi amigo y la prohibición de la mutilación genital femenina

Hace unos días un amigo me comentó su indignación por la poca repercusión que había tenido la reciente prohibición por ley en Nigeria de la ablación genital de las niñas y mujeres de ese país, donde una de cada cuatro es víctima de esta práctica cruel. ¿Por qué no escribes de ello? ¿Sabes que 30 millones pueden ser víctimas de la mutilación genital en los próximos 10 años en todo el mundo? ¿Es que a nadie le importa, ni a vosotras las mujeres?, me retó.

No le di muchas vueltas. En este infierno donde los derechos humanos suelen ser una frase escrita y rápidamente olvidada y en el que es más punible un exceso de humor negro en twitter que la propia vida, no sorprenden noticias como ésta. Pero, deberían. Y mucho.

Seguir leyendo »

Por los periodistas despedidos de la radio pública vasca y otros miles

El día 1 de Junio los 27 periodistas se despertaron sabiendo que por primera vez en décadas ese día no se escucharían sus voces en las tres emisoras de la radio pública vasca. Junto a ellos, dos técnicos. Fue de golpe, sin que importara la visibilidad de los micrófonos mudos y las sillas vacías ante tanta ausencia.

El abandono obligado ya había comenzado hace semanas. Como un goteo incesante. Imparable.  La dirección de EITB (PNV) con el respaldo de EH Bildu y el sindicato LAB aprobó en Consejo de Administración el despido de 79 trabajadores de Radio Euskadi, Euskadi Irratia y Radio Vitoria. Nada importó que algunos llevaran una veintena de años de trabajo y responsabilidad directa en los principales programas. Y que casi todos formaran parte de la historia de los medios de comunicación vascos. Ninguno había logrado el nivel de euskera exigido en las pruebas y eso era suficiente. La decisión estaba tomada.

Seguir leyendo »

Objetivo electoral: sacar a los bandidos de sus guaridas

La primera vez que votas en unas elecciones es como el primer amor: la ilusión cubre la realidad. Te encaminas emocionado a las urnas como al encuentro del deseo. Depositas la papeleta como si fueras a cambiar el mundo y cuando pasa el tiempo ves que nada es lo que imaginabas. Pero, en ambos casos, repites. Y confías que la próxima vez será mejor.

Hay personas que son tan leales a un partido que hacen suyo el compromiso de ‘hasta que la muerte nos separe’. Porque, más allá de análisis sociológicos, no hay quien entienda que lo que históricamente se conoce como ‘clase trabajadora’ vote a partidos de derechas: esos que comparten a modo de tatuaje “uno de los nuestros”.

Seguir leyendo »

Quién mató a Adrián Apaza

Hay tanta gente que desconoce quién es Adrián Apaza, que sus padres están decididos a iniciar una huelga de hambre para que todos sepan que el joven boliviano de 21 años fue asesinado de una puñalada una madrugada del 15 de mayo de hace cinco años. Si nadie lo remedia, la juez va a cerrar el caso y estos padres, que un día abandonaron su país en busca de un sueño, sienten ahora que no se les tiene en cuenta porque no son "de esta tierra".

Para muchos será solo la muerte de un chaval. Pero, cada muerto deja dolientes supervivientes en su ausencia. Emma Ferrufino, una madre coraje dulce y trabajadora, no ha cesado de buscar y luchar para que se ponga rostro al asesino de su hijo. Susurra que se lo debe a Adrián y a ese niño que nunca conocerá a su padre. Porque Adrián murió sin saber que su novia estaba embarazada de un mes y medio.

Seguir leyendo »

Los emigrantes muertos no importan a nadie

En la guerra de la emigración por la supervivencia parece imposible determinar cuántos son los caídos en ese campo de batalla que es el mar Mediterráneo. Esa gran fosa común en el que la mayoría de los cuerpos nunca serán identificados. Solo los familiares que un día les dijeron adiós conocen la identidad de los suyos. En este otro lado del mundo, estos muertos no tienen nombre. No importan a nadie.

La tragedia de los últimos días ha vuelto a remover la conciencia de la Unión Europea: puro cinismo porque Europa lleva dando la espalda desde hace décadas a quienes quizá sean los migrantes más vulnerables del mundo.

Seguir leyendo »

Mujeres maltratadas y la necesidad de derribar el falso mito del amor romántico

Ella solo tenía 29 años y ya era madre de tres hijos. A esa edad, seguramente no habría abandonado del todo sus sueños. Y, ello, a pesar de que su vida probablemente no era fácil. Porque antes de que su pareja la asesinara hace menos de una semana en Vitoria, es muy probable que esta mujer cuyo nombre no ha trascendido cuando escribo estas líneas ya arrastrara un cartel invisible donde se podía leer “víctima de malos tratos”.

Quizá nadie lo sabía. Pocas mujeres maltratadas comparten su agonía. Prefieren no gritar para que nadie les oiga, para evitar la vergüenza. Porque todavía existe la dramática creencia de que cuando una mujer es maltratada ella también es culpable.

Seguir leyendo »

¿Quién recuerda a las víctimas de la violencia policial?

Inquieta la imagen de Mariano Rajoy en Vitoria recibiendo los aplausos de Urkullu y de sus ministros Báñez, Alonso y Fernández Díaz tras deslizar la cortinilla y dejar al descubierto la placa colocada en el edificio que albergará dentro de un año el Memorial de las Víctimas del Terrorismo. Y, esa inquietud se transforma en perturbación cuando sabemos que este museo contra el olvido podría reproducir un zulo, un "agujero real y oscuro" y vomitar los estruendos de “ETA mátalos”, un tiroteo o la mortal explosión de una bomba.

Sobrecoge y asusta la pretensión de recrear las peores pesadillas de la historia de este país en un intento de obligar a recordar un pasado que la mayoría de los vascos anhela dejar atrás. Y, me atrevo, con toda la cautela del mundo, a sostener que también a la mayoría de las víctimas. ¿A quién beneficiaría esta macabra experiencia? ¿Serviría realmente para homenajear a las víctimas, para reparar su dolor y hacerles justicia? No en mi nombre.

Seguir leyendo »

Esas pequeñas y grandes cosas que perpetúan el machismo cotidiano

No quiero caer en la glorificación de las mujeres ni convertir estas líneas en un tratado maniqueo. Sería una patochada decir que todas las mujeres son listas y buenas y todos los hombres unos necios malvados. Sin embargo, la conmemoración del Día Internacional de la Mujer sirve para recordar que no solo queda un largo camino en la conquista de la igualdad sino que existe un riesgo de retroceso.

Y, me estoy refiriendo no ya a los grandes objetivos como el acceso al empleo, igualdad salarial o representación en los altos cargos -a poseer una mayor visibilidad y reconocimiento-, sino a esas actitudes machistas que están tan inmersas, forman parte del día a día de las relaciones sociales y personales y, desde luego, sexuales, que de tan 'normales' son incluso asumidas por las mujeres. Son esas pequeñas cosas que perpetúan la hegemonía masculina y la sumisión femenina.

Seguir leyendo »

800.000 euros de sueldo en tiempos de crisis

Ninguno de nosotros sabe lo que es ganar 800.000 euros al año ni fantaseando. Pero, también lo desconoce el poderoso Obama, que percibe unos 400.000, Angela Merkel, que se conforma con 240.000, o Mariano Rajoy que gana 78.0000. Incluso la eterna abogada de la austeridad, la presidenta del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, cobra 324.000 euros anuales, tras subirse el sueldo un 11% nada más llegar al cargo.

Tiene que ser asombroso mirar la nómina –aunque, dudo de que estos personajes comprueben impacientes si han recibido el ingreso– y comprobar que uno realiza trabajo de dioses.

Seguir leyendo »

Syriza y los cuatreros de la información

La derecha española, y no solo ella, anda revuelta. Y exhibe sus temores tras la victoria de Syriza en Grecia. Mientras, los medios de comunicación afines prefieran manipular que informar. Observamos estupefactos –aunque sean reincidentes- cómo no solo juegan a malinterpretar la verdad sino que intentan ridiculizarla.

Cuando el periodismo responde a los intereses del poder y de partido, la información se desvanece y pasa a convertirse en propaganda y mentira, que a veces es lo mismo. Lo que estamos viendo estos días sobre los resultados electorales en Grecia convierte a parte del periodismo español en un capítulo de esta historia de la ignominia que venimos padeciendo.

Seguir leyendo »