eldiario.es

Menú

“Antes se asumía que todos los canarios de todas las islas eran guanches”

El paleontólogo Francisco García-Talavera ha hecho una llamada a la unidad de las islas en su libro 'Guanches ayer, hoy canarios’, que hace un amplio recorrido por la historia del Archipiélago

- PUBLICIDAD -
Libro de Francisco García-Talavera, 'Guanches ayer, hoy canarios’.

Libro de Francisco García-Talavera, 'Guanches ayer, hoy canarios’. Alejandro Ramos

El paleontólogo Francisco García-Talavera ha hecho una llamada a la unidad de las islas en su libro Guanches ayer, hoy canarios, que hace un amplio recorrido por la historia del Archipiélago y, según relata, es producto de muchos años de investigación, por lo que recopila publicaciones tanto científicas, como de opinión del autor.

García-Talavera explica que el término “guanche” representa el pasado de los canarios. Sin embargo, a mediados del siglo pasado se dejó de utilizar en todas las islas y comenzaron a usarse palabras como “aborígenes” o “indígenas”, incluso a nivel científico. El paleontólogo hace hincapié en que se ha comprobado que el origen de los guanches es norte-africano, bereber y que se comunicaban entre las diferentes islas, con las que se emparentaron.

“Había ligeras diferencias dialectales en las distintas islas por el aislamiento, pero el tronco era común”, asevera. Por este motivo cuestiona que “si antes no había ningún problema en nombrar a todos los antiguos canarios como guanches y sabiendo, incluso, que se referían más que nada a los habitantes antiguos de Tenerife, por qué ahora nos llamamos todos canarios y no hay ningún problema, en base a la isla de Gran Canaria”.

A esto hay que añadir que más de la mitad de los canarios son portadores de genes guanches, que son transmitidos por vía “matrilineal”, según un estudio de la Universidad de la Laguna (ULL). Es decir, que “lo heredamos de nuestras madres”. “Eso es importante, porque los guanches no desaparecieron, al contrario. Después de la conquista quedaron en mayoría”, sostiene.

En ese sentido, relata que solo unos pocos conquistadores permanecieron en las islas y quienes se establecieron posteriormente fueron los colonos, como los portugueses y sus ingenios de azúcar. Una actividad que requería mucha mano de obra, por lo que “esclavizaron a los guanches y posteriormente fueron sustituyéndolos por otros esclavos africanos”.

“De ahí la fusión de los guanches con los portugueses, castellanos y, en menor medida, esclavos africanos, también de origen bereber. En Lanzarote y Fuerteventura hay mucha influencia de estos esclavos, porque había poca población”.

El autor hace referencia en el libro al carácter macaronésico del Archipiélago y la influencia portuguesa, a través del comercio y los ingenios azucareros. De hecho, asegura tener detectados más de 130 apellidos lusos enraizados en Canarias, muchos de los cuales están “castellanizados”, como Gómez, Mederos o Viera. “Hay más apellidos portugueses aquí que castellanos”, apostilla.

El paleontólogo Francisco García-Talavera durante la presentación del libro en Las Palmas de Gran Canaria.

El paleontólogo Francisco García-Talavera (i) durante la presentación del libro en Las Palmas de Gran Canaria. Alejandro Ramos

También hace referencia en sus páginas a la gran cantidad de topónimos guanches que mantenemos en la actualidad, como El Time, que está en todas las islas. De los 21 municipios de Gran Canaria, 14 que tienen nombre guanche, mientras que en Tenerife lo mantienen 17.

Sobre el desarrollo sostenible de las islas, lamenta que la superpoblación de Tenerife y Gran Canaria hace que “no se sostenga mucho”.

El libro también aborda la presencia de los canarios en América, donde fundaron diversos asentamientos, como la capital de Montevideo. Los guanches llegaron al nuevo continente semi-esclavizados para ayudar en una conquista que duró unos cuarenta años menos que la del propio Archipiélago (1402- 1496).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha