eldiario.es

Menú

Quieren la cabeza de Pedro Sánchez

El domingo, Mariano puede tener una victoria doble, en su tierra y en sus aspiraciones. Pero si Sánchez salva su cabeza, existe una mínima posibilidad de que sea la de Rajoy la que caiga.

32 Comentarios

- PUBLICIDAD -

Las autonómicas de este fin de semana pueden dar a Rajoy la presidencia que no ganó en las generales. Sin hacer nada, que es como él hace todo. Mariano esperará en la puerta de su casa a ver a su enemigo pasar y cabe la posibilidad de que pasen los barones rebeldes del PSOE con la cabeza de Pedro Sánchez atravesada en una picota.

Si como predicen los sondeos, los socialistas obtienen unos pésimos resultados (los peores de su historia e incluso el sorpasso de Podemos), el mismo domingo por la noche, podría ser la noche de los cuchillos largos contra el secretario general. Aunque las maniobras para derrocarle no son, por ahora, más que amenazas y filtraciones interesadas para desestabilizarle, un nuevo batacazo electoral es la excusa perfecta para que el sector crítico intente destituirle en el próximo comité federal y pida una gestora que permitiría al PP gobernar para que termine el bloqueo y esquivemos las terceras elecciones.

No hay que subestimar, no obstante, la capacidad de supervivencia de Sánchez que está demostrando ser ignífugo como Rajoy. Es digno de estudio cómo la inconsistencia de estos dos es directamente proporcional a su resistencia. Si el PSOE salva los muebles en las autonómicas, si sus resultados no son tan penosos como los pronósticos, si puede formar gobierno con En Marea en Galicia en el caso de que Feijóo no obtenga mayoría, si se convierte en llave de gobierno en Euskadi o alguna otra carambola que salve mínimamente la cara del partido, Sánchez podría evitar que le rompan la suya.

Estos días se respira la calma tensa previa al duelo. Aunque me consta que se está moviendo para explorar todas las fórmulas para llegar a la Moncloa, el secretario general de los socialistas está esperando al domingo para saber si la sonrisa del destino, que diría el otro, le vuelve a sonreír. El otro, o sea, Iglesias, es consciente de que Pedro Sánchez es la única vía para acabar con Rajoy y con una nueva convocatoria electoral que ahora es un escenario temible para Unidos Podemos después de perder un millón de votos en la anterior. Donde antes le echaba cal viva, ahora le echa los brazos.

Ambos se necesitan, por eso han pasado de mirarse con ojeriza a hacerse ojitos. Pero ya que Rivera les mira mal, necesitarían también el concurso favorable de los nacionalistas, tan peliagudo para el PSOE por la cuestión soberanista. Todo dependería de cómo se las ingeniasen para encontrar un punto de compromiso en el que se meta el pie en la puerta de la autodeterminación sin abrirla del todo. Tendrán toda la oposición de la vieja guardia socialista, que lo vería como una rendición a Podemos. Ellos son más de rendirse al PP.

El domingo, Mariano puede tener una victoria doble, en su tierra y en sus aspiraciones. Pero si Sánchez salva su cabeza, existe una mínima posibilidad de que sea la de Rajoy la que caiga.

ESTE JUEVES A LAS 10H EN WWW.CARNECRUDA.ES, EMISIÓN DEL ESPECIAL 3ª TEMPORADA CON RAÚL CIMAS, TONI MOOG Y FUEL FANDANGO

Recuerda que este programa es solo posible gracias a ti.
Difúndelo y, si puedes, hazte Productor o Productora de #CarneCruda.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha