Carne Cruda Blogs y opinión

Sobre este blog

Artículos de opinión de Javier Gallego, director del programa de radio Carne Cruda.

Accede aquí a nuestra portada.

Lo llaman libertad pero es privilegio

Sobre este blog

Artículos de opinión de Javier Gallego, director del programa de radio Carne Cruda.

Accede aquí a nuestra portada.

El problema de las críticas de la derecha a la nueva ley de Educación es que son falsas. Dicen cosas de la ley que la ley no dice. Ni desaparece la Educación Especial ni queda desprotegido el español ni se coartan las libertades de nadie. ¡Libertad, libertad!, gritaban aporreando el escaño en el Congreso la semana pasada y el cláxon en la mani sobre ruedas del fin de semana. Protestan porque la Ley Celáa potencia la escuela pública frente a la concertada y elimina las cuotas obligatorias de ésta, dando pie a que ingresen hijos de familias más desfavorecidas. Lo que llaman libertad es que todos paguemos sus privilegios y que sus hijos no se mezclen con los hijos de la plebe. Son liberales a costa del Estado y clasistas a costa de las demás clases. 

La educación privada no es un derecho como no lo es la sanidad privada. El Estado no tiene la obligación de pagarle el colegio o el hospital privado a nadie, sólo de proporcionar educación y sanidad pública para todos. Los conciertos nacieron porque la pública no podía absorber todos los alumnos de las Escuelas Católicas. Su función es cubrir los huecos a los que la pública no llega. Pero lo que surge como un parche, se ha convertido en norma protegida por las derechas nacionales y nacionalistas, que en la última década han aumentado un 25% su presupuesto para las concertadas quitándoselo a la pública, que sólo ha aumentado un 1,4. Quítatelo a ti para dármelo a mí. 

Descubre nuestras apps