eldiario.es

Menú

Días de lectura y polémicas literarias

Elvira Navarro visita la carnicería literaria.

- PUBLICIDAD -

En estos días en los que Bob Dylan no acaba de aceptar el Nobel de Literatura, entre opiniones varias sobre si su obra merece o no la categoría de poesía, hemos entrevistado a la protagonista de la última polémica literaria patria: la escritora Elvira Navarro, autora del libro Los últimos días de Adelaida García Morales relato, en clave de ficción, de las jornadas que precedieron a la muerte de la escritora… y que tanto ha dado que hablar últimamente por el Erice Gate.

Las Silvias en Carne Cruda

La entrevista

Hablamos de la novela de Elvira y nos dio su versión de la polémica. Erice, en la carta de Babelia, le reprochaba que, en ningún momento había consultado a la familia de García Morales. Elvira nos ha convencido de que su intención no era, en absoluto, escribir una biografía, sino hacer un homenaje a una escritora injustamente olvidada y a quien ella admira. La novela no pretendía hablar de la persona real, sino del personaje que se crea a través de una anécdota, a través de Internet. Un interesantísimo debate sobre las personas que se convierten en personajes, y los límites entre la realidad y la ficción.

Elvira Navarro en Carne Cruda

Seguro que os habéis quedado con ganas de leer Los últimos días de Adelaida García Morales y a la propia Adelaida para así entrar a formar parte del debate...

El Consultorio Sentimental de la Lectora Francis

¡Hoy, nuestro consultorio ha estado de lo más romanticón!

Para la primera oyente, que decía estar enamorada del novio de su mejor amiga, ¡ay!

El Príncipe de las Mareas de Pat Conroy (Ediciones B).

Denostado como pastelón, pero lleno de sabiduría sobre la infidelidad… y poseedor de ese momentazo-súper-momentazo que recordaréis de la película de Barbra Streisand. Nick Nolte dixit “ Mientras cruzo el puente que me lleva a casa, noto que unas palabras me brotan de dentro. No puedo detenerlas ni sé por qué las digo, pero al llegar a lo alto del puente esas palabras llegan a mí en un susurro. Las digo como una oración, como un lamento, como una alabanza. Digo: “Lowenstein, Lowenstein”.

¡Oh, qué emoción de verdad! ¡Buf!

El segundo oyente (¡que ya nos había llamado antes!) resulta que ha pasado de ser un “marginado sin hijos” a no entender, nada de nada, a las mujeres. Para él:

Manual de Caza y Pesca para Chicas de Melissa Bank (Anagrama).

Lleno de secretos sobre la condición femenina…  

Además nos hemos dado una vuelta por la redacción de la revista El Viejo Topo que cumple 40 años de activismo, lucha y cultura, para cantarles Cumpleaños Feliz y escuchar sus sabias palabras.

Basado en Hechos Reales

En nuestro concurso de relatos, os propusimos que tirarais libremente de la manta de ese prohombre de la corrupción, Rafael “Don Vito” Correa., y que imaginarais qué había debajo, a qué olía allí, quién caería arrastrado... Y no nos habéis defraudado, familia. Pero solo pueden quedar tres.

Los finalistas:

Era una de esas mantas de plástico de las películas, dorada por un lado, plateada por otro, y ocultaba un bulto en la acera de Génova 13. Le habían puesto una correa para que el viento reinante no descubriese la cara del finado, pero el charco de sangre fluía desde la acera y goteaba hasta la alcantarilla. La gente que rodeaba la escena elucubraba en voz alta posibles trayectorias de caída, que si desde el balcón, que si desde más arriba, posibles rebotes. Había morbo por saber quién era el del traje gris que asomaba por la manta, y los zapatos daban una pista. Limpios, con punteras, a juego con el tono de la vestimenta… Era él, sí, sin duda. Era...

de Mikel Ortiz

Los había visto entrar toda la vida en el juzgado, y por el corte del traje, sabía por qué puerta saldrían y con qué tipo de escolta. Él guardaba la puerta y la guardaría hasta su jubilación. Los hay que se deslizan por la vida con encanto o si se prefiere, con la sonrisa de ganador, propia de quién sabe administrar la verdad con dosis certeras de imprecisión y silencios de los que pagan la llave de cualquier celda. A la hora del almuerzo, y coincidiendo con la llegada del acusado estrella, Ambrosio salió a almorzar. Frente al edificio una nube de periodistas, como moscas inquietas. Se acercó con sorna, y sonrisa de abogado estrella y dijo:

-Sin comentarios-mordiendo luego el bocadillo de mortadela.

Francisco Sospedra

Y el relato ganador:

-No la toquéis. ¡Nunca!- gritó, haciendo que su voz inundara las cloacas. La manta volvió a caer suavemente sobre lo que no debía verse, una mano temblorosa la soltaba tímidamente, mientras con los ojos desorbitados miraba implorando clemencia a quien vestía toga y puñetas en la bocamanga.

La fuerza de la justicia había sentenciado en aquellos lúgubres y fríos pasillos, que por el bien de las gentes, la manta debería permanecer ocultando aquello que no podría entenderse, jamás, por quienes eran incapaces capaces de conducir los destinos de un país y entender por que tal fin justificaba aquellos medios ocultos bajo la manta.

Nunca, había dicho el magistrado, debemos tirar de la manta.

Pedro Luis Calero

¡Enhorabuena, Pedro Luis! Recibirás un ejemplar de Los últimos días de Adelaida García Morales de Elvira Navarro, firmado por la autora.

El Club de los Lectores Hambrientos

Como primera recomendación,  La Reina de Picas de Alexander Pushkin, (Nevsky) con una nueva traducción de Marta Sánchez-Nieves e ilustraciones alucinantes en rojo y negro de Sandra Rilova.

La andadura de un oficial del ejército ruso, Hermann, que intenta descubrir el secreto de un método infalible para ganar a las cartas y para ello, tiene que sonsacárselo a una condesa ancianísima y pijísima y poco a poco se encuentra inmerso en un oscuro mundo de magia, fantasmas y locura…

Este libro nos llevó a nuestro Término Literario. El teórico literario Tzvetan Todorov distinguía entre tres tipos de ficción no-realista: lo maravilloso, que representa los mundos dentro de cuyas leyes rige la magia, como los cuentos de hadas; lo insólito, que trata con lo sobrenatural explicado, estilo Sherlock Holmes y luego está el auténtico fantástico: aquel que deja al lector en un momento de incertidumbre… porque es incapaz de distinguir si lo que se narra podría suceder en nuestro mundo o no…

También recomendamos, publicada asimismo por Nevsky, y probablemente, la mejor novela de la etapa de la Unión Soviética:  El maestro y Margarita de Mijail Bulgákov, donde el mismísimo diablo visita el Moscú de los años 30…

Para cerrar el Club, os dejamos tras la pista de No es para tanto, Instrucciones para morir sin miedo, de Recaredo Veredas (Sílex, 2016), uno de esos libros para tener cerquita para volver de cuando en cuando, por la cantidad de melones que abre con gracia supina (en los dos sentidos, gracia literaria y humor).

Elvira Navarro, por su parte, nos dejó su propia recomendación del que parece ya uno de los libros del año, Manual para mujeres de la limpieza, de Lucía Berlín (Alfaguara), libro de relatos de otra autora también algo opacada por la historia. "Sensacionalmente escritos", según Navarro.  

¡Y hasta aquí llegamos, hasta muy pronto, ratas lectoras! ¡Volvemos en noviembre!

Mientras, puedes seguir nuestras noticias en Twitter en el hashtag #TomoYLomo

Recuerda que este programa es solo posible gracias a ti.
Difúndelo, y si puedes, hazte Productor o Productora de #CarneCruda.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha