eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

AI denuncia los abusos y la corrupción en el sector minero de Birmania

- PUBLICIDAD -
AI denuncia los abusos y la corrupción en el sector minero de Birmania

AI denuncia los abusos y la corrupción en el sector minero de Birmania

Amnistía Internacional (AI) acusó hoy a compañías de capital canadiense y chino de aprovecharse de los abusos en el sector minero de Birmania y del uso de la violencia por parte de las autoridades para reprimir las protestas contra proyectos de extracción.

En su informe "¿Abierto al negocio? Crimen corporativo y abusos en las minas de cobre birmanas", la organización vincula el sector minero a las expropiaciones forzadas de tierras a gran escala y a la destrucción de hábitats por culpa de la contaminación, entre otros.

"La gente viviendo alrededor de Monwya y Latpadaung han sufrido más de dos décadas de abusos unidos a un operador canadiense, el Gobierno birmano y ahora las corporaciones chinas. La inversión puede ayudar a Birmania, pero estos proyectos sólo benefician a las empresas mientras dañan a las personas", declaró Meghna Abraham, investigadora de crímenes corporativos de AI.

"El Gobierno ha forzado la expulsión de personas, aplastado todas las tentativas de protesta pacífica y mostrado una falta de voluntad completa para que las empresas rindan cuentas", remarca la activista en la presentación del informe en Bangkok.

La grave contaminación provocada por los trabajos en las minas han destruido los medios de subsistencia y expuesto a riesgo en la salud a miles de birmanos, quienes se han visto forzados a abandonar sus hogares, indica el informe.

Además, las autoridades birmanas han expulsado a miles de locales de sus casas para facilitar las prospecciones de la empresa canadiense "Ivanhoe Mines" (ahora "Turquoise Hill Resources") en la década de 1990, y a la compañía china Wanbao, en 2011.

Más de 100 personas, entre ellas mujeres y monjes budistas, resultaron heridas en noviembre de 2012 después de que la policía birmana cargara contra una manifestación pacífica que iba en contra de la explotación de Latpadaung, administrada por la minera china, al utilizar fósforo blanco, una sustancia explosiva altamente tóxica.

El pasado diciembre, además, una mujer perdió la vida a causa de los disparos con armas de fuego realizados por la Policía contra una manifestación en la misma mina.

Según AI, la concesión de los derechos de explotación de la mina de Monwya a la empresa canadiense se produjo presuntamente vulnerando las sanciones económicas contra la extinta junta militar birmana impuestas por Reino Unido y Canadá.

AI urge en su comunicado a los Gobiernos canadiense y chino a investigar las actividades de las empresas citadas y parar de inmediato los abusos contra la población local.

Al Gobierno birmano le exige ahondar en las responsabilidades de la Policía al sofocar las protestas por la fuerza y compensar a los afectados, así como reubicar a las personas que fueron expulsadas de sus tierras.

"Birmania ofrece la tormenta perfecta formada por ricos recursos naturales, un sistema legal débil y una economía dominada por militares e intereses especiales", comenta Abraham. (foto)(vídeo)

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha