eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La subida de precios en Argentina calienta el clima político a días de la asunción de Macri

- PUBLICIDAD -
La subida de precios en Argentina calienta el clima político a días de la asunción de Macri

La subida de precios en Argentina calienta el clima político a días de la asunción de Macri

Las subidas de precios registradas por estos días en Argentina han recalentado el clima a una semana de la asunción de Mauricio Macri como nuevo presidente del país, aunque el fenómeno tiene una lectura más política que económica.

Diciembre es un mes de subidas estacionales en Argentina, pero esta vez el fenómeno es otro de los tantos ejes de disputa entre el Gobierno saliente y los opositores que en apenas unos días tomarán las riendas del país.

La alta inflación es uno de los mayores problemas de la nación suramericana. Es un "fantasma" que en forma cíclica retorna para asustar a los argentinos y, a veces, causa verdadero horror: nadie olvida aún la "hiperinflación" de 1989, que llegó al 4.923 %.

Desde hace una década, los precios suben en forma sostenida. En 2007, buscando evitar una escalada mayor, la decisión del entonces presidente Néstor Kirchner fue introducir cambios metodológicos en la medición oficial de esta variable.

El resultado ha sido una brecha insalvable entre los datos oficiales (una tasa cercana al 10 % anual) y las mediciones privadas (variaciones anuales de entre el 20 % y 30 %).

El Gobierno de Cristina Fernández ha negado sistemáticamente el problema por años. La sola palabra "inflación" fue borrada del vocabulario oficial. Un ministro de Economía abandonó una entrevista cuándo se le preguntó algo concreto: cuál era el índice de precios.

Por eso resulta llamativo que, a una semana de llegar a su fin, sea el propio Gobierno de Fernández el que haya salido a la palestra para alertar de las subidas de precios.

Hace unos días la Secretaría de Comercio Interior dijo que se registraron en las últimas semanas subidas de precios de hasta un 20 % y las atribuyó a maniobras de las empresas para cubrirse ante una inminente devaluación tras la asunción de Mauricio Macri como presidente, el próximo 10 de diciembre.

"Anunciar una devaluación, reducción de retenciones, libre mercado, fin de la administración de los precios, de los insumos básicos, todas esas medidas, de aplicarse, tienen un efecto sobre los precios, sobre la carne, la harina, el trigo, el pan", dijo hoy el ministro de Economía, Axel Kicillof, en cuya gestión los precios se aceleraron tanto en las estadísticas oficiales como en las privadas.

Macri, por su parte, ha afirmado que los incrementos en la cesta de la compra son un efecto de la "incapacidad de gestión" del Gobierno actual, que termina ocho años en el poder "aumentado gasto y emitiendo billetes".

Su derrotado rival en las presidenciales, el oficialista Daniel Scioli, también metió cuña hoy en el tema al asegurar que Macri "lleva una agenda, una devaluación donde ya se ve reflejado un aumento de precios y especulación detrás de productos" como la harina, el pan y los electrodomésticos.

Para el analista político Rosendo Fraga, se viene una etapa de "sinceramiento de la economía" en la que se verán "los efectos de los errores de la política económica" del Ejecutivo de Fernández.

"La inflación es un fenómeno espontáneo, los analistas económicos dicen que va a haber más inflación para el año que viene. La economía se maneja por expectativas y la expectativa ahora es el sinceramiento económico, que deriva de los problemas que hereda el nuevo gobierno de la etapa anterior", dijo Fraga a Efe.

Pero entre los economistas la lectura no es la que se hace desde la política. No ven en las subidas de precios un comportamiento diferente al que ya venían teniendo.

"No hay una subida de precios generalizada. Hay alzas puntuales, por ejemplo, en la carne y la harina. Además hay un factor estacional: en diciembre los alimentos suben. Pero incluso la inflación está por debajo de la del año pasado", dijo a Efe el economista Fausto Spotorno, de la consultora Orlando Ferreres.

Par el próximo año, el experto prevé una subida en la inflación en el primer semestre, ya que se espera que el nuevo Gobierno haga un ajuste en el tipo de cambio y en las tarifas de los servicios públicos, mientras que en la segunda mitad de año el ritmo de las alzas tendería a bajar.

"La inflación es un fenómeno monetario, depende de si hay o no exceso de dinero. La cuestión es si para el segundo semestre el nuevo gobierno logrará reducir la cantidad de dinero circulante lo suficiente como para terminar el proceso inflacionario", señaló. Natalia Kidd

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha