eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Cepyme teme que la política arrastre al empresariado al "día de la marmota"

- PUBLICIDAD -
Garamendi pide una subida salarial moderada, "el 4 % es una exageración"

Garamendi pide una subida salarial moderada, "el 4 % es una exageración"

El presidente de Cepyme, Antonio Garamendi, ha dicho hoy que la economía iba recta, en buena dirección, pero la clase política entró en una rotonda y se quedó dando vueltas, por lo que ha expresado su temor de que ese "día de la marmota" arrastre al empresariado.

En un desayuno informativo organizado por el Club Diálogos para la Democracia e Ibercaja, el también vicepresidente de la patronal española CEOE ha comentado que si bien la situación no es de quiebra, las empresas han dejado de invertir, pero no por falta de crédito si no de confianza, "y en el consumo está pasando lo mismo".

Garamendi ha confrontado la relación de sindicatos y empresarios con diferencias pero capaces de llegar a acuerdos con la de la clase política, instalada en el "día de la marmota" e incapaz de salir del desbloqueo, y les ha instado a acompañar a los agentes sociales por el bien del país.

Ha recordado a los políticos que si en una empresa privada ocurriera algo así "el equipo directivo se iría a la calle", y ha considerado que esto es trasladable a la clase política si está incapacitada para llegar a acuerdos.

A la pregunta de si la salida de Pedro Sánchez de la secretaría general del PSOE permitiría a la clase política "salir de la rotonda", Garamendi ha dicho que él quiere "un PSOE fuerte" porque eso es fundamental para el país, y ha trasladado al partido el apoyo de los empresarios.

El vicepresidente de la CEOE ha añadido que el empresariado no está en la política partidaria, debe ayudar a todos, si bien ha apostado por el modelo bipartidista, "que tan bien ha funcionado frente al radicalismo y los experimentos con gaseosa".

Garamendi ha asegurado que la sociedad española está "perpleja" ante el bloqueo político y ha insistido en que con gobiernos radicales las inversiones "se irían fuera o no vendrían", por lo que ha reclamado moderación.

El presidente de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme) ha comentado que el problema de las empresas es la financiación, pero también que las pymes estén apalancadas por falta de confianza.

Garamendi ha justificado esta posición en que las empresas no quieren invertir nada mientras no sepan "cómo es el campo de juego".

"Yo no invertiré nada hasta que no sepa si el campo está mojado, está seco o está con nieve y en función de eso decidiré qué botas poner y el equipo que llevo", ha añadido, emulando el símil de un campo de fútbol.

A juicio de Garamendi, las empresas quieren estabilidad, aunque también ha reconocido que se está profundizando en fórmulas diferentes a la financiación tradicional que permitan a las pymes dar el salto al exterior.

Ha añadido que el gran problema de la financiación en España es la morosidad, pública y privada, y ha comentado que pese a que las empresas tengan beneficios, si no cobran "sufren", no pueden pagar los salarios a sus trabajadores ni tampoco invertir para crecer.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha